Blessingway: la bendición del camino a la maternidad

0
9008

BlessingwayCuando hablamos sobre Blessingway, ¿De qué estamos hablando?

Cada vez son más conocidos los rituales para honrar a la futura madre en el que participan las mujeres del entorno más cercano de la embarazada. Estamos hablando de Blessingway, cuya traducción tiene mucho que ver con si significado: blessing=bendición, way=camino. Este ritual en concreto, proviene de los indios americanos Navajo, que celebraban el camino de la mujer hacia la maternidad dentro de un entorno donde la futura madre se sintiese cómoda.

Lo más común es que el ritual se realice en la última etapa del embarazo, pero también puede emplearse como ritual de bienvenida al bebé y nueva madre.

También existe una fiesta llamada “baby shower” que nada tiene que ver con el Blessingway, ya que el baby shower se trata de una fiesta donde los invitados hacen regalos a la futura madre, tiene carácter comercial y el Blessingway es un acontecimiento espiritual, donde los rituales y oraciones tienen relación con la curación, con la armonía y con la paz. Dicho de otro modo:

El objetivo del Blessingway no son los regalos, sino que el propósito último es crear una red de apoyo emocional, un ambiente relajante e íntimo, exaltando el valor que el parto tiene espiritualmente y el paso tan importante de una mujer hacia la futura maternidad.

¿Qué puede encontrar la futura mamá?

Normalmente, este ritual suele ser organizado por una amiga o una Doula. Esta, se encarga de invitar a aquellas mujeres más cercanas a la futura madre, con las que se siente cómoda y relajada.

BlessingwayEntre todas recogen ideas de posibles bendiciones que ofrecerán para afrontar la nueva etapa con ilusión y se encargarán de recolectar todos los elementos necesarios para el ritual, ya sean velas, telas, flores, música relajante, etc.

Con estas bendiciones, las amigas o familiares le expresarán a la futura madre lo importante que es para ellas y lo felices que se sienten por acompañarla es esta etapa.

En este día, la protagonista se sentirá apoyada por esas personas que tanto quiere y tanto respeta, en un entorno sagrado, donde tiene la total libertad de expresar sus deseos y sus temores, soltando todas sus emociones para así aceptar lo que está por llegar.

Posibles actividades

Las posibles actividades realizadas ese día son diversas, por dar algunos ejemplos:

  • Crear un ambiente relajado con velas, pétalos de rosas, plumas, telas de colores, objetos que simbolices los elementos de la naturaleza (agua, fuego, tierra, aire).
  • Preparación de un pequeño altar donde las amigas o familiares van colocando las ofrendas que realizan a la futura madre y bebé, donde en el momento de colocarlo en el altar, se explica su significado. Por ejemplo, un saco o bolsita donde podemos introducir gemas, plantas o elementos energéticos que simbolicen lo que se le quiere trasmitir a la futura madre.
  • Cuidados a la futura madre: mimarla peinándole, haciéndole trenzas, adornando su pelo con flores, realizarle masajes con aceites aromáticos, plantas sagradas, etc..
  • Un ritual muy especial puede ser la realización de un collar, pulsera, tobillera, brazalete de parto, donde cada invitada lleva una cuenta con significado especial para ella (color, forma, material,..)
  • Lectura de poemas o canciones alrededor de un círculo desde el corazón de cada amiga o familiar, a la protagonista.
  • Actividades de carácter espiritual como pueden ser oraciones, relatos, invocaciones a dioses de la maternidad, etc.
  • Diseños, dibujos o mensajes escritos sobre el vientre de la futura madre. Un material empleado suele ser la henna.
  • Que todas las participantes y la homenajeada lleven flores colocadas en el pelo, o a modo de diadema. Existe una gran relación entre las flores y esta etapa de la mujer, y es que las flores simbolizan abundancia y belleza, y la mujer en su embarazo se encuentra en plena floración.
  • Preparar una merienda con galletas, pasteles, refrescos, etc..
  • El hilo de la amistad: suele ser una forma muy bonita de concluir la celebración, donde todas las mujeres presenten rodean su muñeca con el hilo o una lana, y luego se corta en forma de pulsera para cada una. Todas se comprometen a llevarla hasta el día del nacimiento del bebe.

Estos son algunos ejemplos de posibles actividades a realizar en ese día tan especial, pero cualquier otra actividad que nazca de la creatividad y amor de las amigas o familiares serán igualmente válidos, ya que su propósito será el de fortalecer vínculos, ofrecer seguridad y generar preciosos recuerdos para todas las presentes.

Para finalizar, un pequeño pero precioso cuento sobre el BlessingWay

Blessingway«Erase una vez una reina, que no tenía ni corona, ni cetro y no había tenido nunca ni siquiera un reino. Pero esta reina era especial: tenía unos ojos profundos llenos de amor, los labios entreabiertos listos para depositar caricias de sonidos y las manos dispuestas a donar cariño y dar consuelo.

Sus pechos eran promesas de leche y mimos. Su vientre era hermoso, grande, radiante como el sol en el cielo. En ella, en realidad, se estaba cumpliendo el grande proceso de amor que transformaría una “gota de Luna” en su amada criatura.

Para honrarla a ella y a su pequeño tesoro las mujeres cercanas a ella decidieron honorarla con una fiesta: el hada del bosque usó el preciado hilo de araña para tejerla un vestido cálido y ligero; la pequeña ciempiés, con amoroso cuidado, le peinó su cabellera real… Entre masajes y caricias, té y dulces, este círculo de mujeres concentró la energía necesaria para hacer un regalo de amor a esta reina, el cual podía ser utilizado en el maravilloso momento de su parto». 

Artículos relacionados: Conciencia y realidad

“Cuando un niño recién nacido aprieta por primera vez el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre” Gabriel García Marquez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.