Los moái, en la Isla de Pascua

0
398

moaiQuién no se ha dejado alguna vez llevar por la imaginación ante la vista de esas caras enigmáticas: los moái. Hay más de 900 estatuas y se encuentran distribuidas en la isla de Pascua. La mayoría están labrados en toba y provienen del cono volcánico Rano Raraku. Fueron hechos por los antiguos rapa nui y aún quedan montones de estatuas que no se terminaron de labrar.

La mayoría de los moái terminados se situaban primero sobre una plataforma, denominada “ahu”, pero posteriormente a su construcción los nativos los derribaron, en torno al siglo XV. Sólo unas pocas construcciones se han ido restaurando.

Es un misterio todo lo que rodea a estas impresionantes estatuas, pero se sospecha que pretendían ser representaciones de los difuntos.

Su objetivo era que pudieran ejercer un poder sobre natural sobre sus descendientes. Para que pudieran llegar a convertirse en el rostro de un ancestro, debían tener ojos de coral con una pupila de obsidiana o una roca volcánica roja.

Cuando los primeros navegantes europeos llegaron a comienzos del siglo XVIII a la Isla de Pascua, se sintieron asombrados ante la inmensa cantidad de estatuas que hallaron.

¿Cómo se construyeron los moái?

Los polinesios cortaron la roca volcánica de manera sencilla, a través de herramientas de obsidiana y basalto. Les daban la forma de estatua en la propia cantera. Luego las extraían y la semienterraban en las cercanías de ésta para esculpirles los detalles.

Lo que no se sabe muy bien era cómo se trasladaban por la isla hasta su localización definitiva. No obstante, se cree que utilizaron rodillos de madera o trineos para transportarlos, ayudados por cuerdas y la fuerza humana. Hoy conocemos las principales carreteras a través de las que se transportaban estas estatuas, que tienen forma de U o V, cuentan con una anchura de 3,5 metros y requerían un alto nivel de conocimientos de ingeniería.

Al igual que otros monumentos antiguos, los seres humanos se sienten asombrados de cómo en culturas cuya tecnología era teóricamente muy inferior a la nuestra, pudieron construir tales maravillas, que aún hoy día admiramos con gran interés.

Aunque la historia de los moáis también se presta a numerosas historias conspiranoicas y extraterrestres, lo cierto es que también tienen una gran relevancia histórica, arqueológica, cultural y económica tanto para el país como para la humanidad.

Los moáis

Los misteriosos moáis son uno de los atractivos principales de la Isla de Pascua. Quien haya estado allí, se sentirá transportado a un lugar mágico por la belleza del lugar, además del misterio que encierra todos esos rostros mirándonos.

Sea cual sea el valor que poseían en la antigüedad, lo cierto es que su sola vista impone respeto, dado la poderosa influencia simbólica que ejercen sobre la isla. Visitar la Isla de Pascua es una experiencia impresionante que nos acerca a un mundo muy diferente al nuestro, pero que nos atrapa por su notable y candente belleza espiritual.

¿Conocías la historia de cómo se construyeron los moái? ¿Has estado en la Isla de Pascua? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Artículos relacionados: curiosidades de la vida

“Es importante recordar que todos tenemos magia dentro de nosotros”-J.K Rowling

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta