La existencia está formada por hechos y momentos esenciales para el ser humano, estos se crean con el día a día y el devenir de la vida, razón por la cual, van estructurándose una serie de eventos y experiencias que van formando parte de nuestra historia, pero también existe el intuicionismo, esa capacidad para prevenir o presentir cuando algo va a suceder.

El intuicionismo va apareciendo a lo largo de nuestras vidas, gracias a todas las vivencias, aunque hay personas más intuitivas que otras, hay una serie de claves que pueden ayudarte a percibir mejor lo que está ocurriendo o va a ocurrir en tu vida.

La intuición también te puede ayudar a percibir mejor como son realmente las personas que te rodean, que intenciones podrían tener hacia ti e incluso si alguien esta mintiéndote, tener mayor conciencia como una alianza entre mente y corazón.

¿Qué es la intuición?

Existen teóricos que han pasado parte de su vida estudiando el origen de la intuición y cómo un individuo se forma como una persona intuitiva, es así como la historia da su origen a Aristóteles, el que fundamentaba su existencia más no la importancia para el ser humano.

 A partir de la filosofía Moderna, a través Descartes, se inicia el empleo de la misma como “la concepción de un espíritu atento” 

Del conocimiento y la razón parte el intuicionismo que, definido por la Real academia española (2019) es “la teoría que atribuye un papel esencial a la intuición en el conocimiento”.

Por lo tanto, una persona intuitiva es la que utiliza sus conocimientos y percepción sensorial a situaciones de la vida sin importar lo que otros piensen o del proceso cambiante de la sociedad, porque deben dar mayor atención a su yo interior. 

El intuicionismo se apodera de la persona que confía plenamente en su yo interior, que lo escucha, asume y lleva a la práctica en los momentos decisivos de su vida, sin acallarlo, pero hay que tener en cuenta que la intuición no es sinónimo de imprudencia.

Ella está estrechamente relacionado con el conocimiento que se adquiere a través del desenvolvimiento humano y la razón que mantiene el conocimiento dentro de parámetros que no afecten al contexto que rodea al ser humano.

Y como se mencionó anteriormente, el intuicionismo es algo innato, pero que puede desarrollarse mucho más, ayudándonos a distinguir entre cosas buenas y malas, incluso entre posibles riesgos o peligros, pero es algo que requiere práctica.

Solo debes estar convencido de que quieres ser una persona intuitiva, capaz de escuchar su yo interior y entrelazar con los conocimientos previos que tiene de los actos de la vida, como lo afirmaba el mismo Albert Einstein: “La única cosa realmente valiosa es la intuición”

El intuicionismo va mucho más allá de lo que percibes

El intuicionismo se vale de los sentidos como los medios por los que se captan las energías del exterior y que formarán parte de uno mismo, es así como a través del oído se puede escuchar sonidos que rememoran lugares o hechos vividos.

La vista, la ventana al mundo exterior, como algunos poetas la describen, permitirá almacenar imágenes que igualmente llevarán a evocar momentos dados.

El gusto por los sabores que conforman las distintas gastronomías del mundo e identifican culturas y lugares específicos.

El tacto, con el cual se sentirá el clima, pieles o texturas que conforman el mundo, aprendiendo a diferenciar la piel tersa de un bebé de la rugosa y fuerte superficie de un árbol, y el olfato, olores que distinguen personas, lugares, sabores.

intuicionismo

Si se realiza una analogía, el intuicionismo es la luz amarilla de un semáforo que enciende la alerta interna de una persona para evitar riesgos o peligros, para aprovechar las oportunidades que se presentan, a veces, únicas en la vida, de allí la importancia que la persona se comunique constantemente consigo misma.

Es necesario estar atento a los momentos únicos que se presentan, valiéndose para ello del intuicionismo, de la energía interior y de los sentimientos. 

Claves para ser una persona más intuitiva

  1. Conéctate con tu yo interior: Esta práctica se realiza a través de la introspección, reflexión y silencio.
  2. Pasa un tiempo a solas: Evita, cuando se está realizando la reflexión, interrupciones de teléfonos, correos, personas, bullicio, entre otros.
  3. Ambientar un espacio: Éste preferiblemente debe ser con luz natural, en la naturaleza, pero si no se cuenta con ello, emplea luz tenue, con un excelente olor ambiental (Puede utilizar ambientadores y/o incienso de tu preferencia). Asimismo, evita estar en un lugar ruidoso o colocar música que distraiga tu atención, preferiblemente debe ser instrumental.
  4. Ubícate como es de tu agradado: Puedes utilizar una alfombra, poltrona, puff, hamaca, entre otros, la idea es que puedas lograr la relajación total.
  5. Realiza respiraciones profundas: Cierra los ojos y realiza 5 respiraciones profundas (inspirar por la nariz, expirar por la boca), descansa por 2 minutos y repite el ejercicio por cinco veces.
  6. Siente tu energía interior: Deja que tu yo interior se manifieste a través de tus sentidos, los primeros días serán difíciles, pero con la constancia lo lograrás.
  7. Sintoniza tus sentimientos: Recuerda que todos los sentimientos son importantes: alegría, tristeza, miedo, rabia, amor. Después de conocerlos, identifica situaciones en las que has experimentado entusiasmo, desánimo, compasión y paz para fomentarlos o evitarlos.
  8. Identifica tus perspectivas: Inicia tu conocimiento sobre ti mismo y formula las siguientes interrogantes: qué quieres, qué esperas de ti, qué te impide ser mejor persona, qué te gustaría hacer para mejorar situaciones que se te presentan.
  9. Imponte metas a corto plazo: Trata de rememorar situaciones que puedas compaginar con las del día a día e inicias el proceso de intuir, a través de tus sentimientos y experiencias, momentos que puedes presagiar.
  10.  Siéntete libre: De experimentar sentimientos que te ayudarán a formarte como una persona intuitiva.

A través de este decálogo, para las personas altamente intuitivas, te conocerás a ti mismo y el potencial que guarda tu energía interior.

Navega tu interior para fomentar la intuición, de esta manera lograrás ser una persona equilibrada, conocedora de tus sentimientos que fluyen por la energía y no por agentes externos, permitiéndote así el sentirte libre en las decisiones tomadas, antes o después de los sucesos… Ánimo.

  • 11
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here