activar la glandula TimoBautizada por los antiguos griegos como Thymos, (energía vital) esta glándula ha sido la gran olvidada en el mundo científico hasta no hace demasiado tiempo.

Bien sea por su funcionamiento diferente, bien sea porque la mayoría de los estudios orgánicos se realizaban post morten, encontrando este órgano muy disminuido, los científicos andaban un poco confundidos respecto a su importancia.

Afortunadamente eso ha cambiado, y sabemos que es un órgano clave en nuestro sistema inmunológico.

Lo más fascinante de todo es la correlación comprobable entre nuestras emociones y la salud de este órgano (y, dada su función, de nuestra salud general).

Sabemos que esta glándula es muy sensible al estrés y a la felicidad, encogiéndose y funcionando mal ante las emociones negativas y creciendo y alcanzando un funcionamiento óptimo ante las emociones positivas.

Su localización también es fascinante, en el centro del pecho, detrás del esternón, justo en el punto donde, de forma instintiva, nos tocamos cuando decimos: Yo.

Se dice del Timo que es el 8º chakra, o el 5º por localización, ya que muchas de sus funciones se han atribuido históricamente al chakra corazón.

Es muy probable que el Timo sea el enlace entre nuestro cuerpo mental y nuestro cuerpo físico.

Cómo activar la glándula Timo

Os ofrecemos una serie de técnicas variadas que fortalecerán la función del Timo y con ello nuestro sistema inmune y nuestra energía vital.

ALIMENTACIÓN

Intentar consumir sólo grasas monoinsaturadas, presentes en el pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, girasol o soja.

Productos lácteos fermentados : yogur, kéfir…

Vitamina C: La encontramos en frutas, verduras y hortalizas, como las fresas, el kiwi, cítricos, melón, pimiento, tomate y col.

Vitamina A: La encontramos en hígado, mantequilla, nata, huevos, lácteos y algunas frutas como el albaricoque, cerezas, melón y melocotón.

Vitamina E: Presente en aceite de germen de trigo, de soja, cereales (pan, arroz, pasta integral…), aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Vitaminas del grupo B; tanto los alimentos de origen vegetal como animal son ricos en ella: carne, vísceras, pescado, marisco, huevos, cereales, legumbres, frutas, verduras de hoja verde…

Hierro: hígado, carne (especialmente la de caballo), pescado y huevos.

Zinc y selenio: presentes en casi todos los grupos de alimentos.

RESPIRACIÓN Y MEDITACIÓN

Póngase cómodo y masajee suavemente el centro de su pecho

Visualice allí el capullo de una flor que se va abriendo despacio a medida que recibe su cálido masaje.

Con el puño flojo golpee suavemente el centro del pecho mientras continua  visualizando la flor que se abre.

Ahora extienda sus brazos hacia adelante, palma frente a palma. Cierre los puños.

Inhale por la nariz en forma lenta y profunda, al mismo tiempo lleve sus codos hacia atrás, bien pegados al cuerpo. Intente que sus omóplatos se acerquen lo máximo posible y que el pecho se abra bien.

Retenga el aire. Visualice entonces un sol brillante y poderoso en el centro de su pecho. Sienta su calor y poder de vida.

Cuando llegue al límite de la retención, exhale por la boca entreabierta, mientras lleva sus brazos a la posición de partida.

Duración de 5 a 15 minutos.

YOGA

Todas las posturas que ensanchan el pecho son ideales para fortalecer el Timo, la más indicada es Bhujangasana.

PENSAMIENTOS POSITIVOS

¡Por fin una evidencia científica de la importancia de mantener pensamientos positivos! La gratitud, la felicidad, la alegría, el perdón, el amor… fortalecerán tu sistema inmune además de hacer de tu vida una experiencia mucho más placentera.

EJERCICIO FÍSICO

La práctica saludable de ejercicio físico moderado aporta una mayor oxigenación de la sangre y mejora la circulación sanguínea permitiendo al Timo un mejor funcionamiento.

GEMOTERAPIA

Llevar un cuarzo rosa o un jade verde como colgante a la altura del Timo potencia la función energética de este.

ACEITES ESENCIALES

Masajear la zona del Timo con aceites esenciales de Rosa o de Geranio.

EJERCICIO ESPECÍFICO DIARIO

Os recomendamos un ejercicio estupendo para hacer todos los días por la mañana y por la noche, es sencillísimo y muy rápido, y sus efectos notables.

De pie, con las piernas algo separadas hacer series de golpecitos sobre el timo de la siguiente manera.

Con el puño cerrado, un golpe vital ( pero suave… no tiene que doler!) pausa, un golpe suave, pausa, otro golpe suave.

Y vuelta a empezar: fuerte-pausa-suave-pausa-suave

Repetir 20 veces por la mañana y otras tantas por la noche.

2 COMENTARIOS

  1. De primera todo estaba bien leyendo sobre lo espiritual y despues incentivan a comer carne !!! Nooo udes ya deberian saber todos los efectos malos de ella , muy mal si son “espirituales” 😡

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.