Las pirámides de Egipto

0
1578

pirámides de egiptoTodos conocemos la historia de cuando Napoleón arengó a sus soldados en la famosa Batalla de las Pirámides, cuando dijo aquello de: “Recordad que, desde esos monumentos, cuarenta siglos os contemplan”. Pero para los egipcios del Imperio Antiguo las pirámides eran mucho más que una atracción turística y, de hecho, se trataba de la plataforma de los faraones para poder pasar con éxito hacia el más allá.

 ¿Para qué servían las pirámides?

Según las creencias religiosas de los egipcios, la vida continúa después de la muerte. El difunto faraón llevaba con él a la tumba sus más preciadas pertenencias: alimentos, riquezas, armaduras, amuletos y toda clase de posesiones que le fueran útiles después de la muerte.

Además, se extraían sus órganos vitales, que se guardaban en vasos canopos, y se embalsamaba su cuerpo para la momificación, lo que les permitiría conservar su cuerpo en buen estado para la resurrección y transfiguración. La momificación era un proceso costoso y largo y su objetivo era evitar la descomposición del cuerpo.

La muerte iba acompañada también de una sofisticada ceremonia, donde se leían nuevos conjuros y finalmente se sellaba la tumba. Sólo el faraón, a quien se creía una divinidad, podía tener acceso al reino celeste de Ra.

El espíritu de los hombres era guiado a través del Dat por el dios Annubis, que tenía rostro de Chacal, ante el tribunal de Osiris, y si pasaba las diferentes pruebas y peligros, entraría en el más allá.

Las pirámides del Imperio Antiguo contenían en las paredes de sus pasadizos, cámaras y antecámaras toda una serie de conjuros y oraciones, cuyo objetivo era ayudar al Faraón que estaba enterrado allí a encontrar la vida eterna. En los “Textos de las Pirámides” y el “Libro de los Muertos” encontramos algunos de esos sortilegios, los cuales nos dan a entender las creencias de los egipcios acerca del más allá.

 Los misterios de las Pirámides

Se calcula que hay 120 pirámides en la rivera este del Nilo, algunas de ellas inacabadas, pero podría haber más enterradas bajo siglos y siglos de historia. Las más famosas son las de la necrópolis de Guiza, cerca de El Cairo, donde están enterrados los faraones Keops, Kefrén y Micerino, que dan nombre a sus respectivas pirámides.

Sin ir más lejos, la Gran Pirámide de Guiza cuenta con 2.300.000 bloques de piedra. Su peso medio es de dos toneladas y media. Algunas llegan a pesar hasta 70 toneladas de piedra. Además estaban recubiertas de pieza caliza, la cual se ha ido desprendiendo a lo largo de los siglos.

Hay toda una serie de misterios que rodean a las Pirámides y eso hoy, además de su valor histórico incalculable, siguen siendo tan apasionantes. Algunas personas han comprobado su relación con las matemáticas, la astronomía o la geometría, lo cual demuestra los conocimientos avanzados de los egipcios en estas materias.

También se han elaborado numerosas teorías sobre su construcción, que algunos relacionan con los extraterrestres o los atlantes. En Internet se pueden encontrar algunos documentales, cuando menos, muy interesantes, donde se exponen algunas dudas sobre cómo pudieron construirse las Pirámides con la tecnología que había en aquella época.

Sea como fuere, de lo que no hay duda es de que las Pirámides siguen siendo hoy un misterio que merece la pena investigar.

La vida es un misterio, no una pregunta. No es un rompecabezas que resolver, no es una pregunta que debe ser respondida pero es un misterio para vivir, un misterio para ser amado, un misterio para ser bailado.- Osho

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here