nivel espiritual

Días atrás llevas experimentando que percibes el mundo de forma diferente, llegando a comprender situaciones que antes ni siquiera eras capaz de ver. Sientes en tu interior cómo las piezas del puzzle se están ajustando, ¿Qué me está pasando?

Pues probablemente, tu conciencia esté pasando por un proceso de evolución, pero ¿Qué puedo hacer para poder avanzar en este camino y llegar a la “meta espiritual”? Antes de dar un paso, es preciso que conozcas en cuál de los tres niveles o estados te encuentras: en el estado Ordinario, en el Despertar de la conciencia o en la Libertad absoluta.

Estado “Ordinario”

Si te encuentras en este nivel, seguramente te encuentres en un constante sufrimiento por hechos del pasado o sientes angustia por lo que pueda pasar en el futuro.

Es muy probable que hayas vivido experiencias duras y dolorosas que hayan creado una armadura alrededor de tu corazón, limitándolo de vivir la sensación de gozo y alegría. La atención está centrada en lo vivido en el pasado o lo que hipotéticamente vamos a vivir en el futuro, cosa que no te deja vivir el aquí y ahora.

Estas pendiente y preocupado por la opinión que los demás tengan de ti, sintiendo una necesidad imperiosa de complacer a los demás y ser reconocidos. Esto hace que poco a poco nos vayamos alejando de la pregunta ¿Quién Soy Yo? para pasar a ¿Quién me están haciendo Ser? (es decir, cómo me están definiendo los demás y yo estoy asumiendo ese rol).

Un gran obstáculo que se presenta en este nivel es lograr vencer el ego, abandonar la idea de querer ser más que nadie y empezar a aceptarnos para que comencemos la búsqueda de aquello que realmente nos hace sentir libre.

Estado “Despertar de la conciencia”

Por fin nos hemos dado cuenta de que somos unos esclavos de nuestras emociones, pensamientos y roles sociales impuesto, y por fin hemos decidido romper con todo estoy sentirnos libres. ¡Enhorabuena! Tu conciencia ha comenzado a despertar.

Ya no dependemos de la opinión que despertemos en los demás, lo único que deseamos y toma carácter de urgencia es aprender y mostrarnos a nuestro entorno. En este nivel adquiriremos auto-control y autonomía y reforzaremos la autoestima; así, el miedo al rechazo o de no cumplir las expectativas marcadas por la sociedad cada vez tendrá menos lugar dentro de nosotros.

Todo lo que hacemos, lo hacemos motivador por el amor y por ese deseo de autoconocimiento, de comprensión, de aceptar que lo que pasa en el mundo es transitorio y que sólo aquello que hayamos creado para nosotros permanecerá perenne. Es una etapa muy bonita ya que es cuando empezamos a darnos cuenta de quiénes somos en realidad.

Estado de “Libertad absoluta”

Siguiendo con los estados, llegamos al nivel más alto al que el ser humano puede aspirar en el proceso de evolución de la conciencia.

La característica que define este estado es la aceptación del presente (del aquí) y la celebración del ahora. Las personas que se encuentren en este nivel se han liberado de todo su pasado, tanto de los momentos de dolor como de los felices; y han dejado de lado todas las expectativas a futuro, marcándose como único objetivo vivir el presente (tal y como su nombre lo indica, presente=regalo)

Aprenderás que la verdadera libertad radica en reconocer y aceptar la vida tal y como es, nada de juzgar, nada de analizar, solo observar, y agradecer lo contemplado.

Todo ocurre según el Plan Divino, por lo que no hay que hacer otra cosa que observar y aceptar, no existe mayor problema; sólo trabaja para actuar lo mejor posible.

Ahora que conoces los tres niveles, ¿Te identificas en qué nivel del proceso evolutivo te encuentras?

Si quieres saber más sobre el desarrollo de la conciencia, podrás hacerte con el libro o manual haciendo clic en el siguiente enlace: Manual para el desarrollo de la conciencia

Manual para el desarrollo

ACCESO AL CONTENIDO PREMIUM

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.