inteligencia emocional niñosNo existe labor más importante en estos momentos de cambio absoluto de nuestras sociedades, que la de enseñar a los niños de hoy, futuros usufructuarios del planeta, una inteligencia emocional solida con la que enfrentar y superar los retos que les esperan.

El conocimiento intelectual lo tienen ya a un clic, ya han nacido en un mundo en el que la información se comparte y está disponible para todos.

Pero la inteligencia emocional, la inteligencia espiritual incluso, aunque no hagamos referencia a ella en este artículo, serán claves para su felicidad y para construir el mundo que todos deseamos.

Las claves que os vamos a ofrecer son tan sencillas como eficaces, pero debemos entender que si no las aplicamos a nosotros mismos no podemos trasmitirlas a nuestros pequeños, que sin duda aprenden de nuestro ejemplo y no de nuestras palabras.

Cómo dotar a nuestros niños de Inteligencia Emocional

La Inteligencia Emocional se divide en competencias internas y sociales, siendo necesario primero adquirir las personales.

Competencias personales:

  • Autoconocimiento: Debemos invitar al niño a conocerse a sí mismo, a reconocer sus emociones, sus fortalezas y debilidades y a confiar en sus propios recursos para ir solventando situaciones adecuadas a su estado madurativo. Para ello debemos estar dispuestos a hablar de nuestras propias emociones, a jugar con ellos en la identificación de estas y en darles el nombre correspondiente (podemos utilizar loe emojis que tanto les gustan). Flaco favor les hacemos si para hacerles felices les mentimos acerca de sus fortalezas y debilidades.
  • Autorregulación: Es fundamental que ya desde pequeñitos les ayudemos a canalizar sus emociones (nunca desde la negación o la reprobación) para que aprendan a autorregularse y controlar sus impulsos. Debemos ir otorgándoles responsabilidad sobre sus actos y enseñarles amorosamente la relación entre causa y efecto de sus acciones. Debemos también hacerles partícipes, mediante su creatividad innata, en la búsqueda de nuevas soluciones para sus conflictos ayudando así a tener flexibilidad al cambio.
  • Motivación: Es importantísimo que el niño aprenda a tener motivación intrínseca, es decir, por sí mismo y no a la espera del premio de mamá o de la aprobación de los demás. Desde el optimismo, el compromiso consigo mismo y la iniciativa debemos enfocarle a una motivación de logro.

Competencias sociales:

Una vez que el niño ha adquirido el conocimiento sobre sus propias emociones, es capaz de autorregularse, comprometerse con sus propios actos asumiendo las consecuencias y es capaz de mantener una actitud positiva y motivada a pesar de los reveses que puedan surgir es el momento de desarrollar las competencias sociales.

En muchas ocasiones los padres pretendemos que nuestro hijo se comporte “mejor” en las interacciones sociales, sin haberle dotado antes de la inteligencia emocional propia que le permita ponerse en los “zapatos del otro”.

  • Empatía: Ahora que el niño es consciente de sus propias emociones, de los procesos que se desencadenan en su interior, de cómo las actitudes de otros pueden hacerle daño, será capaz de entender las emociones de los otros, de empatizar con ellos y no solo de no dañarlos sino de transmitirles la forma de superar su dolor. No es cierto que los niños sean egoístas por naturaleza, a los niños les encanta compartir, dar amor y apoyo. Un niño con inteligencia emocional está orientado al servicio.
  • Habilidades sociales: Cuando un niño ha desarrollado su autoconocimiento, y el de los otros mediante la empatía, es capaz de desarrollar una serie de habilidades sociales que van más allá de la comprensión, se convierten en personitas proactivas, en adultos imparables potenciales:
    • INFLUENCIA: Llegados a este punto el niño es un niño seguro, lo que indudablemente le llevará a ser alguien que influya en los demás, debemos hacerle consciente de ello para que ejerza esta influencia de modo saludable.
    • COMUNICACIÓN EFICAZ: Una comunicación eficaz se basa en la capacidad de escuchar perfectamente al otro y asegurarnos de haber entendido bien el mensaje que nos transmite, del mismo modo debemos asegurarnos de que el otro recibe el mensaje que queríamos transmitir. Este aspecto debe cuidarse mucho en casa, si en nuestro hogar nos acostumbramos a mantener una comunicación eficaz, nuestro hijo lo adquirirá de la misma forma natural que adquiere el lenguaje.
    • LIDERAZGO: Hacerle entender desde pequeño, que el auténtico líder no es aquel que toma el poder sino aquel al que otro siguen guiados por su ejemplo.
    • CATALIZADOR DEL CAMBIO: Debemos animar al niño a que exprese asertivamente las situaciones que no considera positivas o justas y que proponga cambios para que la situación sea mejor. Si empiezan a hacerlo en casa, serán capaces de hacerlo a medida que crezcan en los diversos ámbitos en los que se muevan.
    • RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS: Aprender a negociar, a buscar estrategias en las que impere el deseo de que todos obtengan el mayor beneficio posible, es otra de las cosas que se aprende en el hogar, debemos abandonar nuestro sistema jerárquico y potenciar una actitud negociadora basada en la justicia.
    • COLABORACIÓN Y COOPERACIÓN: Y es ese abandono de jerarquías debemos enseñarle la responsabilidad de colaborar y cooperar con los personas que pertenecen a su mismo sistema, bien sea en casa, asumiendo responsabilidades en las tareas comunes o en el colegio, en los trabajos grupales… Incluso podemos potenciar esta habilidad realizando con él algún tipo de servicio social.
    • SINERGÍAS: Invitarle a descubrir la magia que se produce al trabajar verdaderamente en equipo, cuando los resultados de todas las fuerzas que se unen para el mismo propósito crean un resultado mucho mayor que la suma de sus partes.

1 COMENTARIO

  1. Excelente! Ya estoy aplicando algo de esto con mi hija, veo que tengo que agregar más para lograr que ella pueda tener una plena inteligencia emocional.
    Muchas gracias! Por la valiosa información ☺

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.