Las emociones…. Ese caballo que nos lleva por el camino de la vida, a veces al galope, a veces imparable, a veces ingobernable…. Ese caballo sin el cual, no hay movimiento posible, no hay vida, no hay color ni sabor…

Las emociones, las que tienen razones que como dijo Pascal, a priori, la propia razón no entiende…

¿Pero y si las entendiéramos?

¿ Y si aprendiéramos a observar los sutiles cambios de nuestro caballo, que nos informan de sus próximos movimientos?

¿Y si aprendiéramos a cabalgar a lomos de nuestras emociones, en una maravillosa interacción que nos lleve a nuestro propio y único destino, disfrutando del viaje, como sólo alguien dotado de emociones puede disfrutar?

Un montón de preguntas para llegar al primer conocimiento que debemos tener claro sobre ellas: Las emociones SON UNA RESPUESTA PERSONAL, DE MANIFESTACIÓN UNIVERSAL, ante todo aquello que encontramos en nuestro camino, en términos de SUPERVIVENCIA.

Lo que quiere decir que será nuestra propia historia personal, nuestras creencias, nuestros pensamientos, los que nos lleven a manifestar (de igual manera para todos) un tipo de emoción u otra.

Y será nuestra capacidad para identificarla, entender para qué aparece, evaluar si es útil o está contaminada por pensamientos poco acertados, para sólo después, actuar en consonancia e incluso calmar su intensidad, en definitiva, nuestra aptitud como buenos jinetes, lo que nos de la maestría de nuestra vida.

El origen….

En un lugar de la Tierra, hace tanto tiempo que no puedo acordarme…. surgieron los primeros pobladores humanos, las condiciones eran hostiles, los recursos limitados, los peligros para la supervivencia de la especie, numerosos….

¿ Qué ha hecho posible que hoy estemos aquí, que pese a nuestra fragilidad corporal, nuestro nacimiento prematuro, sigamos no solo vivos, sino dueños de nuestro destino?

Por supuesto, las emociones….

Sin el miedo, la Ira, la capacidad de sorprendernos, el asco, la tristeza y la alegría nos habríamos extinguido, así nuestros caballos se aprendieron perfectamente el recorrido, cuando tenían que comer más y cuando parar, cuando dar una coz o cuando detenerse, incluso cuando y con quién aparearse….

La cuestión es…. dado que el recorrido ha cambiado, dado que ya no se trata de sobrevivir sino de SUPERVIVIR ¿qué tal si adiestramos de nuevo a nuestro caballo ante nuestros nuevos retos?

Las básicas…

Existen 6 respuestas automáticas en la memoria ancestral de nuestros caballos, veámoslas:

EL MIEDO

“Bicho grande, con enormes dientes, se acerca hacia nosotros, ¡NUESTRA VIDA PELIGRA!, huyamos, y si no podemos hagámonos los muertos, y si nos descubren intentemos luchar”

En pleno Siglo XXI el miedo está sobre valorado….

Lo proyectamos en ocasiones en las que nuestra supervivencia no está en riesgo, sino todo lo contrario, el miedo al cambio es la prueba máxima de esto,

¿De veras te va a matar salir de tu zona de confort?

El miedo, que tan útil nos sigue resultando cuando nuestra integridad física está amenazada, es absolutamente disfuncional cuando le damos poder en otros ámbitos de nuestra vida, porque entonces paraliza y nos aleja de la SUPER VIDA que está a nuestro alcance.

Así que, como dicen por ahí……. Miedo al miedo….

EL ASCO

“Apesta, vomito luego muero, NO ME ACERCO”

Fundamental donde las haya, el ASCO nos ha permitido rechazar todo aquello que pueda ser dañino para nosotros.

Por fea que nos parezca la palabrita, cuando algo o alguien nos da Asco, cuando ante una situación se nos revuelve el estómago….hagamos caso a nuestro caballo y apartemos el rumbo.

Esta emoción sigue tan en boga como desde su aparición, de hecho los psicólogos han demostrado que es la emoción que más cuesta descondicionar, por algo será…

LA IRA

“ Me quitan lo que es mío, ¡ENEMIGO A LA VISTA! Garrotazo”

Si decíamos que hacíamos mal uso del miedo, ni os cuento de la Ira…. ¿Realmente nuestros seres queridos, que son con quien más a menudo descargamos nuestra ira, son nuestro enemigos? ¿De veras en pleno siglo XXI tenemos que seguir resolviendo conflictos a garrotazos?

Ya que la cognición de la IRA tiene que ver con la propiedad (lo mío y lo tuyo, hablemos de cosas tan poco materiales como la dignidad o aquello que consideremos justo, o hablemos de posesiones materiales) Antes de entrar en Ira, tengamos esto claro:

“LA CONDUCTA DEL OTRO, MOTIVADA POR SUS PROPIOS PENSAMIENTOS, ES SUYA. CÓMO REACCIONO, CÓMO LO PROCESO, CÓMO ME LO TOMO ES MI DECISIÓN”

LA SORPRESA

“Ruido desconocido detrás de mí ¿ME BENEFICIA O ME PERJUDICA? A ver….

La sorpresa es la emoción que nos obliga a parar, a abrir bien los ojos, a focalizar nuestros oídos ante un evento inesperado para luego decidir, en función de nuestra evaluación qué hacer a continuación.

Si no te gustan las sorpresas, quizá sea porque no estás abierto a replanificar nada, quizá se trate de un exceso de control, o quizá te preocupe mostrar una respuesta que no agrade a quien te la preparó…

Así que ya sabéis, si vais a darle a alguien una sorpresa, tendréis que asumir que quizá su respuesta, os sorprenda a vosotros…

Básicas álmicas….

Las dos emociones básicas que quedan, son a mi entender, básicas álmicas, van más allá de la supervivencia física, teniendo más que ver con la supervivencia de nuestro espíritu y el camino marcado de antemano por él.

LA TRISTEZA

“ Lo perdí todo, me siento vacío, ¿ Y AHORA QUÉ? Me paro”

La tristeza se produce ante una pérdida, material, moral, sentimental…. Nos provoca un estado de aislamiento, de inactividad, para reexaminar nuestra vida, para encontrar un nuevo rumbo, para darnos tiempo a procesar lo que ya partió, para descubrir nuestra parte de responsabilidad en el proceso….

Nos permite ponernos en contacto con nuestra esencia, con lo que de verdad tiene valor para nosotros….

La tristeza nos muestra un vacío, si lo llenamos con dulces, evasión o sucedáneos del alma, no estaremos aprovechando su auténtico potencial.

LA ALEGRÍA

“ Esto me hace feliz, ¡quiero más!, me acerco”

Y por supuesto, la voz más clara del alma, la que nos lleva a satisfacer nuestros anhelos más profundos, a querer conservarlos, pero también, dada su fuerza expansiva, a compartirlos…. Es la alegría.

Hacer caso a aquellas cosas que nos provocan alegría y acercarnos a ellas es la forma más segura de alcanzar la auténtica SUPER VIVENCIA!!!!

2 COMENTARIOS

  1. ** dejar poner un imagen o fotografía en el comentario de quien pubíica,.
    … Éste es un blog serio y de seres con vibración espiritual,. ésta imagen de cartoon con que queda publicado mi comentario
    ** HARÁ VER AL BLOG COMO UNA CARICATURA,. seriedad por favor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.