La relacion tóxica de pareja puede acabar contigo ¿te sientes identificado?

1
5302

que son las relaciónes tóxicas¿Alguna vez te has planteado esta pregunta o, gente cercana te lo ha preguntado? Si la respuesta es sí, ya estás preparado para dar el primer paso: darte cuenta de que así no eres feliz, aceptar que posiblemente estés atrapado en una relación tóxica de pareja y tomar medidas para huir de esta relación destructora. A partir de este momento surgirán numerosas cuestiones de ¿por qué sigo con esta relación? ¿Qué puedo hacer para salir de ella?

¿Qué es la relacion tóxica de pareja? 

La relación tóxica es una relación donde una o ambas partes sufren por el hecho de estar juntos.

¿Sientes que hay momentos donde desearías perder de vista a esa persona porque te hace sentirte a disgusto?,

¿llegas a perder los papeles, o alterarte hasta tal punto que nunca creías que podrías llegar?,

¿te ves chantajeado emocionalmente cuando utiliza sentimientos de culpa?,

¿sientes que debes de acabar con esta relación sin futuro pero no acabas de ponerle el punto final?,

si te ves reflejado en estas preguntas, entonces estas atrapado en una relación tóxica.

Reconocer que uno está sumergido en una relación tóxica de este tipo no es fácil, ya que se tratan de relaciones que enganchan y no es sencillo verlo. Muchas veces, por mucho que nos insisten que lo que estamos viviendo no es sano, no somos capaces de admitirlo, e intentamos mantener algo que realmente nos está destruyendo; mermando nuestra salud tanto emocional y física, pudiendo brotar episodios de estrés y ansiedad.

Pero, ¿por qué estoy atrapada en esta relación si no llena y no me hace feliz? 

No existe una fórmula mágica única, depende mucho del plano personal de cada uno, y normalmente suele ser un conjunto de factores entre los cuales podemos destacar:

La baja autoestima, la dependencia, creer que somos la solución a sus problemas y que hemos llegado a su vida para hacerlo cambiar, creer que con nosotros será diferente, estar convencido de que lo que le pasa a la relación se debe a elementos ajenos tapando así el verdadero problema, negar que existe un problema para no enfrentarte a él, miedo al sufrimiento, te da pena dejarle, que esté mal o su reacción y uno de los más importantes, el fenómeno ciclo luna de miel-desengaño.

relacion tóxica en las parejas y como solucionarlo
      Ejemplo de una relación tóxica

Este fenómeno, ciclo luna de miel-desengaño, es el patrón de toda relación tormentosa, comportándose de la siguiente manera: la pareja discute, se gritan, insultan, se pierden el respeto y se da el fenómeno de separación. Pasado un tiempo, horas o días, se da el reencuentro y la reconciliación. En esta etapa todo es bonito, se realizan promesas de voy a cambiar y se juran amor eterno.

Tal y como su nombre indica, se trata de un ciclo, luego no tardará en suceder algo que lleve a la relación volver a la etapa de desengaño, con sus discusiones y su separación. Después de la separación volveremos a vivir otra luna de miel, donde re-engancharemos a la otra persona y estaremos condenados a vivir en un bucle.

Es esta etapa de luna de miel la que nos mantiene atrapados, ya que nos hace fantasear y creer que la etapa de desengaño ha sido algo pasajero, que la verdadera esencia de la relación es la luna de miel. Pero la realidad, es que esta etapa no representa la normalidad de la relación, y lo peor, sólo aparecerá si antes se han dado discusiones y separación.

¿Qué puedo hacer para salir de este bucle?

Antes de analizar qué debemos hacer para huir de esta relación, es interesante tener en cuenta lo que afirma Massimo Gramellini:

“Preferimos ignorar la verdad para no sufrir, para no sanar. Porque de otro modo nos convertiríamos en aquello que tenemos miedo de ser: seres completamente vivos”.

Si estás seguro de que quieres ser un ser vivo, continúa leyendo, sino estás convencido, deja el artículo en este punto, pues de nada va a servir leer consejos de algo que no quieres romper. No va a ser fácil, pero después de la tempestad llega la calma

  • Lo primero que debes hacer es admitir que hay algo que cerrar y pasar página: Parece algo obvio pero realmente cuesta darse cuenta. Aceptar la situación y sus circunstancias significa dar un gran paso para decir adiós y dar por cerrado ese hito que ha formado parte de nuestra vida. Esto demuestra valentía, coraje y una gran dosis de racionalidad. Cierras esta relación no porque ya no le quieras, sino porque sabes que no te conviene.
  • Evita la excusa “Me da pena dejarlo, no quiero hacerle daño”: Hay que asumir que vas a ser el malo de la película y que lo más bonito que dirá de ti es que eres un aprovechado, que ha jugado con sus sentimientos y que se siente utilizado. Serás el ogro del cuento de hadas. Pero, no tienes la responsabilidad de cuidar de él/ella: ten claro que de cómo maneje la situación, su autocontrol, es cosa suya y no tu obligación. Si decide no tomárselo bien, no es problema tuyo, no dejes que esto te intimide y te incite a dar marcha atrás.
  • Prepara un pequeño esquema con los argumentos que le vas a dar el día de la ruptura: Escucha su opinión al respecto, pero ¡cuidado! Al encontrarnos en una situación no deseada por ninguna de las partes, tiene gran posibilidad que salten chispas y se digan cosas desagradables. Mantén la calma y no entres en su juego, tú tienes claro que quieres acabar con esta relación y lo comentado en el punto 2, si decide no tomárselo bien, el problema es únicamente suyo.
  • Piensa cuándo y cómo se lo vas a decir: Cuidado con elegir días clave (cumpleaños, aniversarios,..) no se trata de hacer daño de forma gratuita, el objetivo es destruir la relación, no destruir a la persona.
  • Márcate nuevos objetivos, sobre todo para la etapa post relación: metas que te llenen, que te mantengan firme en tu decisión de tomar una nueva dirección en tu vida, en la que tu expareja ya no forma parte.

De nada sirve que tomada la decisión de romper la relación, un día, tu expareja te confunda y volvamos a convertirnos esa pequeña mosca atrapada en una tela de araña.

¿Y si me he equivocado en la decisión de la ruptura?

Estas son las típicas preguntas que no hacemos al estar inmersos en la relación tóxica. ¿Y si en un futuro cambia y me arrepiento de la decisión tomada? ¿Y si verdaderamente se trataba de la persona con la que me gustaría compartir mi vida?

Que te ataquen estas dudas es normal, son reflejo del miedo a una situación nueva, pero, si ya han sido varias las veces en las que las promesas de cambio quedaron en utopía, ¿por qué va a cambiar una vez rota la relación tóxica?

Algunos pueden pensar, que hasta que no tienes al toro cerca no echas a correr, o lo que viene a ser, la ruptura puede ser el punto de inflexión que haga que se de el verdadero cambio; pero, no te confundas, por mucho que veas que por fuera esa persona ha cambiado, tarde o temprano volverá a ser la misma persona que antes, ya que está acostumbrado a vivir siendo de esa manera a tu lado. Aplicar la esperanza de forma lógica, que no os confunda. Las relaciones tóxicas de pareja llegan a ser muy sutiles y en la gran mayoría de casos de vuelve a las mismas situaciones anteriores de sufrimiento.

 las relaciones Concluyendo con este artículo, hay que reconocer que este proceso es muy difícil, desde el hecho de reconocer lo que nunca hubieses pensado que a ti te tocaría vivirlo, hasta el paso a dar por finalizada la relación y su post-relación. Muchas veces, sentirás que necesitas contactar con tu expareja, pero sé coherente con la decisión tomada y verás cómo pasado un tiempo razonable desde la ruptura, te darás cuenta de lo poco saludable que era aquella relación, el daño que os habéis hecho, todo el sufrimiento que habéis prolongado y por qué no, el tiempo que habéis perdido. En definitica, las relaciones tóxicas de pareja puede acabar contigo, literalmente.

Para finalizar, os dejo esta cita de Anthony de Mello que siempre deberías de tener presente.

“Estoy convencido de que se vive mejor y se abren más puertas cuando vivimos ligeros de equipaje, dejando de cargar lo que ya no corresponde”.

Nuestra Puntuación

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta