Muchas personas se preguntan si es realmente seguro realizar yoga durante embarazo o continuar con su rutina de ejercicios, e inclusive muchas mujeres se cuestionan si tal vez deberían intentar mantenerse activas o realizar algún tipo de ejercicios que les ayude a llevar mejor esta experiencia, para sí evitar algunas molestias y obtener beneficios maravillosos tanto para ellas como para su bebe.

La buena noticia es que el yoga durante embarazo es uno de los ejercicios más adecuados, que te brindaran la oportunidad de vivir estos meses inolvidables con toda la intensidad posible.

Las “hasannas” o asanas (posturas) transformadas para cada etapa de la gestación, fortalecerán tu cuerpo y te permitirán conectarte con tu bebe de manera especial.

 Entonces, el yoga durante embarazo es la gran ayuda inestimable para que sueltes toda esa tensión física en las articulaciones y músculos, pero también para liberar emociones y ayudar a cada mujer embarazada a sentirse libre de retraimientos.

Por otro lado, la meditación es una de las herramientas bastante interesantes para calmar la mente y transformarla en un instrumento en el que sostenerse a lo largo de todo el camino del embarazo.

Debemos tener en cuenta que puedes practicar yoga desde el primer día de embarazo, siempre y cuando tengas en cuenta las características especiales de cada etapa.

Siempre será necesario que lo practiques bajo la tutoría de profesionales que adapten los ejercicios a tu tiempo de gestación, para que este resulte una práctica beneficiosa y muy segura.

Yoga prenatal para cada trimestre del embarazo

  • Primer trimestre del embarazo: Este va desde el inicio hasta la semana 16 de gestación. Este periodo debe tomarse con calma ya que es un periodo de adaptación, por lo tanto los mejores ejercicios son los de relajación y respiración, y los movimientos lentos.

Gracias a la consciencia de la respiración, la madre eliminara la ansiedad que comúnmente produce esta etapa, incluyendo todos los cambios que esta conlleva.

En el primer trimestre, se trabajara especialmente para fortalecer la musculatura de manera suave, y preferiblemente con ejercicios de suelo, para así evitar posibles mareos y riesgos de caídas.

  • Segundo trimestre del embarazo: Esta es la segunda etapa, en la cual te encontraras más fuerte, tus niveles hormonales comienzan a equilibrarse por completo, y la gestación ya se encuentra asentada.

Este es el momento ideal para crear espacio en el tronco, para que le permitas a tu útero crecer, lo cual hará que tanto la madre como el bebe respiren adecuadamente, ya que tu bebe irá creciendo en dirección a la caja torácica.

Se continuarán trabajando los músculos estabilizadores profundos, por lo que habrá que centrarse en fortalecer la zona alta de la espalda y los hombros, relajando así la tensión de los pectorales.

¡Es hora de fortalecer el suelo pélvico! Y esto lo realizaras con asanas sentadas,                                                                     donde estirara tu columna con asanas de estiramiento de los lados de tu cuerpo. También tus piernas se fortalecerán con la postura del guerrero y sus variantes, lo cual te brindara energía y ayudara a la circulación de la sangre.

Con las posturas como la silla apoyada en la pared, se alineara la columna también, y se fortalecerá la espalda con la postura del triangulo, desde la cuadrupedia el saltamontes, o también con ejercicios de estabilización de las articulaciones sacro-ilíaca, entre otras.

  • Tercer trimestre de embarazo: Para muchas madres este puede ser el trimestre más estresante, y es por muchos motivos, la mujer se siente mucho más pesada y puede llegar a sufrir diferentes tipos de dolencias características del embarazo, sumado el estrés, miedo y la ansiedad que puede ocasionar la próxima llegada del parto.

Por lo tanto, practicar en este trimestre yoga durante embarazo será perfecto, enfocándose en los objetivos claros que será, mantener a la madre cómoda y preparada mental, física y espiritualmente para el momento de dar a luz.

Es conveniente en esta etapa realizar movimientos energéticos, y alternar estiramientos con apoyos y con ciclos de relajación y respiración profunda.

Deberás estirar el torso para crear espacio, trabajar en la apertura de tus hombros por el peso del pecho y útero, el suelo pélvico, entonación vocal y respiración, y principalmente en las visualizaciones para ocuparse del sistema de creencias.

Los miedos aumentaran ya que el parto cada día se aproxima más, por lo tanto la espiritualidad juega un papel importante en este momento: por esto, deberás trabajar en las visualizaciones de ese instante, las harás placenteras, y esto reforzara la confianza en tu cuerpo.

Beneficios del yoga durante el embarazo

Existen muchos motivos por los que el yoga durante embarazo es muy recomendado, como ya hemos mencionado anteriormente, ayuda a la madre tanto física como emocional, mental y espiritualmente.

Y es que además de ser una de las actividades físicas de bajo impacto más populares, estudios certifican que el yoga durante embarazo le ofrece un montón de beneficios tanto a la madre como al bebe, y unos de ellos son:

  • Ayuda con la depresión: Muchas mujeres en el embarazo pueden llegar a sufrir depresión. Esta comprobado que el yoga puede ayudar a disminuir los síntomas depresivos que se manifiestan durante el embarazo, en especial cuando es acompañado de ejercicios de posturas con relajación profunda y meditación, lo que lo hace perfecto para quienes padezcan ansiedad o depresión.
  • Aumenta la función inmunológica y reduce el estrés: Este es otro increíble beneficio del yoga durante embarazo. De acuerdo con un estudio realizado en el que mujeres embarazadas realizaban esta práctica de la semana 16 a la 36 de gestación, asistiendo dos veces por semana a clases de 70 minutos.
  • Ayuda con el dolor del parto: incluso podría ayudarte a reducir las posibilidades de tener una cesárea.
  • Ayuda a dormir mejor: Ya que esta es una práctica relajante que reducirá la sensación de estrés y fatiga.
  • Creas una conexión aun más fuerte con tú bebe: Al momento de enfocarte en tu respiración, te estás volviendo más consciente de tu cuerpo.
  • Mejora la postura corporal: lo cual disminuirá el molesto dolor de espalda.
  • 5
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here