Practica Chi Kung y equilibra cuerpo y mente

0
1464

El Chi Kung es la habilidad que tiene todo ser humano para dirigir el Chi a través de los meridianos que cruzan nuestro cuerpo con el fin de curar, elevar el conocimiento y lograr la transformación espiritual.chi kung

Los resultados son visibles rápidamente y trae muchos beneficios para la salud de quien lo practica; entre otros, se trabaja cuerpo, mente y respiración, aumentamos nuestra energía, fortalecemos o recuperamos la salud y avanzamos en nuestro desarrollo interno. ¿Suena bien verdad?

Según antiguas teorías hace muchos años, Chang Sang-Feng, un sabio taoísta, creo el este método para la iluminación, pero se practicaba secretamente por un grupo selecto de maestros taoístas, ya que se pensaba que era un método demasiado poderoso para la gente que no estaba suficientemente entrenada.

Recientemente, el Dr. Zhu Hui, lo ha dado a conocer al público occidental para que estos experimenten la paz y calma interior que produce.

¿Qué es el Chi Kung?

El Chi Kung o Qi Gong es una terapia medicinal de origen chino que ayuda a eliminar las tensiones, llenándote de paz y de vitalidad y logrando el correcto equilibrio entre la mente y el cuerpo; todo esto, haciendo uso del control de la respiración.

Pertenece al mismo grupo de terapias que el taichí y el reiki, cuyos principios se basan en la importancia de abrir vías específicas de energía, es decir, canalizar correctamente la energía vital (Qi) a través de los nadis, que recorren el cuerpo de la persona.

Que a esta práctica se le llame Chi Kung no es ninguna casualidad, puesto que Kung se puede traducir como trabajo, disciplina, y Chi, como energía, aire, aliento; por lo que la traducción literal de Chi Kung podría a ser el “trabajo de canalizar la energía a través de la respiración” o en tres palabras “trabajo de respiración”, ya es que, tal y como veréis más adelante, este método incide en la importancia de que nuestra respiración sea consciente y acompañe a cada uno de nuestros movimientos y pensamientos.

¿Cómo se practica el Chi Kung?

El alma mater del Chi Kung es el equilibrio entre el cuerpo, la mente y la respiración, es decir, la armonía entre los tres procesos vitales: cuerpo, corazón y respiración. Su práctica puede ser tanto estática como en movimiento, pero hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo siempre ha de estar en contacto fijo y en posición equilibrada. Cerrar los ojos y sentir cómo si unas raíces que naciesen de vuestro cuerpo y se anclasen al suelo de forma firme.

A su vez, cabe reseñar que esta terapia requiere de tres pasos:

  • Control del cuerpo mediante la relajación: la relajación debe de seguir un orden para poder abrir los canales a través de los cuales va a circular nuestro Qi de forma correcta: empezamos por la mente, seguimos por relajar la respiración y terminamos relajando el cuerpo.
  • Regular la respiración: el objetivo es que se respire de forma constante y tranquila. Para lograrlo, el Chi Kung recomienda ocho formas o claves para una respiración satisfactoria: sosegada, suave, profunda, larga, continúa, uniforme, lenta y delicada.
  • Control de la mente: La relajación de la mente sólo se conseguirá, si el cuerpo y la respiración están relajadas, luego logrando los dos pasos anterior, obtenemos el control de la mente o corazón.

Antes de practicar el Chi Kung, hay que tener en cuenta los siguientes consejos:

Practicarlo aproximadamente una hora después de haber comido. Nunca practicarlo con el estómago vacío, ni justo después de comer, ya que entorpecería el proceso digestivo.

Si eres mujer, evita practicarlo los días de menstruación, o si lo practicas, que sea sentada o tumbada y sólo realizar los ejercicios más suaves.

No lo practiques si te encuentras muy fatigados. Cambia el Chi Kung por la realización de respiraciones conscientes o meditación

No lo practiques si sufres algún tipo de enfermedad degenerativa.

En niños, es posible practicarlo cuando estos tengan en torno a los 9 o 10 años, puesto que a partir de esa edad, comienzan a controlar la concentración de forma consciente.

Beneficios que aporta esta terapia

Entre los numerosos beneficios aportados por esta práctica, se encuentra una de las más importantes que es el control de nuestra respiración realizándola de forma consciente. Mediante este control, conseguimos oxigenar todo organismo vital y de forma paralela logramos el equilibrio de cuerpo y mente, ya que nos enseña a enfocar de forma positiva todas aquellas situaciones o emociones negativas.

Por otro lado, se consigue reducir las pulsaciones del corazón mejorando el bombeo sanguíneo y, por consiguiente, se facilitan las digestiones y se regula el proceso metabólico. También tiene la capacidad de reforzar el sistema inmunológico y refuerza la no aparición de osteoporosis, ya que realizando ejercicios se llega a fortalecer los huesos, así como la elasticidad de músculos y tendones.

Artículos relacionados: terapias holisticas mente y espíritu

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y esa, sólo esa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas Pablo Neruda

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.