Es un placer compartir con vosotros estas profundas reflexiones que nos ha facilitado nuestra amiga Itxaro Sanchez. Cerrar los ojos y dejaros llevar por el mensaje que nos transmite con cada una de las palabras. Y recuerda «en la vida no se trata de ser perfect@ se trata de ser feliz»

Con el tiempo aprendí…
con el tiempo aprendí...

«Y con el tiempo aprendí que es el deseo con uno mismo lo que hace que los echos sucedan, y no creer en las casualidades.
Que los malos momentos al final desaparecen y los buenos que llegan, siempre llegan.
Que gracias a afrontar adversidades conoces tu propia fortaleza.
Que hay que creer en hechos y no en promesas y que los grandes amigos pueden volverse en grandes desconocidos.
Aprendí que cuando las palabras fallan, la música habla; que hay que saber pedir perdón a su debido tiempo y que los abrazos no se explican, los besos no se piden, el sexo no se exige y el amor no se súplica.
Aprendí que una mirada puede transmitir más que todos los discursos, que el mundo no se divide en gente buena y mala. Todos tenemos luz y oscuridad dentro de nosotros lo único que importa es la parte a la que obedecemos.
Que todo el mundo nos merecemos que nos regalen sonrisas y no lágrimas, tiempo y no distancia, besos y no mentiras.
Que la amistad no se trata de quién vino primero, sino de quién llego y nunca se fue. 
Con el tiempo aprendí que no importa lo fuerte que seas porque todos en algún momento de nuestra vida necesitamos algún abrazo.
Que quién verdaderamente te quiere te busca, te espera, piensa en ti, te lo demuestra.
Que el rencor es uno de nuestros peores enemigos y el olvido uno de nuestros mejores aliados.
Que hasta que no vacíes el alma de todo aquello que te atormenta no puedes llenarla de todo aquello que te nutre y te hace sentir bien.
Que la mejor ayuda que puedes ofrecer es estar siempre ahí, saber escuchar, y que un beso  o un abrazo consuelan más que mil consejos.
Aprendí que es fundamental aprender a quererte a ti mism@ para ofrecer amor.
Que enamora más una bonita sonrisa que una cara bonita, y que para entender a los demás no hace falta tolerancia sino comprensión. Tolerar es aguantar y comprender es aceptar.
Que si quieres algo tú, eres la que tienes que ir a por ello.
Que no hay arma más poderosa que una sonrisa que tiene el poder de cambiar las personas y sobre todo he aprendido que en la vida no se trata de ser perfect@ se trata de ser feliz.»
con el tiempo aprendi

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.