¿Cómo evitamos la depresión postvacacional?

0
485

 

Sindrome postvacacional y vuelta al trabajo

¡Todos los años igual! Se acaban las vacaciones, tenemos que volver a la rutina y todo se hace cuesta arriba: volver a casa, a madrugar cada mañana, a hacer el mismo camino de casa al trabajo cada día… Y eso si no tenemos en cuenta a los niños, sino la rutina se vuelve mucho más pesada.

Por estas razones es por lo que muchas personas sufren lo que se conoce como la depresión postvacacional. Y, obviamente, lo mejor para no sufrirla es, sin duda, evitarla.

Cómo evitar el síndrome postvacacional

Para que la vuelta a la rutina sea mucho más sencilla, es importante seguir algunos consejos. De esta manera llegaremos a nuestro día a día habitual de una manera más relajada y con todo organizado para que vaya sobre ruedas ¡Ya bastante tenemos con que se acaben las vacaciones como para que también se nos acumule todo lo que tengamos que hacer en un día!

Si no queremos que nos pille el toro y tener una vuelta de vacaciones lo más relajada posible, lo mejor que podemos hacer es:

Deja preparado todo lo que sea posible antes de irte de vacaciones.

Por ejemplo, todo lo relacionado con el material escolar y la ropa de colegio de tu hijo, si tienes algo pendiente del trabajo… cualquier cosa que se pueda adelantar, es recomendable hacerlo. Y si no es posible dejarlo acabado, al menos si avanzado para que solo quede por ultimar algunos detalles.

Volver al menos un par de días antes de empezar las obligaciones.

Esto hace que no nos agobiemos demasiado ante la rutina que está por llegar y todo lo pendiente que debemos hacer, evitando de esta manera la depresión postvacacional.

Intentaremos volver a la rutina lo como muy tarde unos días antes de terminar las vacaciones. No queremos decir que si nos levantamos a las 6 de la mañana para ir a trabajar lo hagamos, pero sí podemos volver a habituar al cuerpo a levantarse con el despertador y un poco antes de lo que nos hemos levantado en los días de vacaciones. Así, la vuelta a la realidad es más llevadera.

Con estos pequeños consejos, podremos volver a los horarios y tareas habituales de una forma menos dura. En unos días, como mucho una semana, estaremos acostumbrados de nuevo al habitual día a día.

Depresión postvacacional y vuelta a la rutina

Cuándo debemos preocuparnos del síndrome postvacacional

Es cierto que se abusa del término depresión postvacacional o síndrome postvacacional, porque lo que realmente ocurre, cuando volvemos de vacaciones, es que debemos habituarnos de nuevo a los horarios que teníamos anteriormente, y cuando hay que cumplir con las obligaciones todo se hace más cuesta arriba.

Pero puede ocurrir que realmente la vuelta de las vacaciones se convierta en una depresión, que sobre todo suele ocurrir cuando no estamos a gusto en nuestro puesto de trabajo, o los niños tienen algún problema de socialización en el colegio. Por tanto, debemos controlar que con el paso de los días volvemos a un estado normal, en el que ya nos hemos acostumbrado a no estar sin hacer nada.

Si a cabo de un par de semanas esto no ocurre, lo mejor será consultar con un especialista.

La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo – Walt Disney

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.