Cada vez con más frecuencia los supermercados convencionales llenan sus estantes con productos ecológicos, biológicos u orgánicos y ya no tenemos que ir en busca de tiendas específicas para encontrarlos.

Precisamente, el otro día mientras hacía la compra me topé con unos tarritos para bebés de la marca Hipp en los que aparecía la etiqueta “biológico” y me pregunté ¿es lo mismo que ecológico?

Vía

Como soy muy curiosa, al llegar a casa me puse a investigar y, efectivamente, tanto bio, ecológico como orgánico hacen referencia a la misma forma de producción del alimento. Según nos informan desde la OCU la diferencia no es más que una cuestión de idioma en el etiquetado, ecológico cuando es castellano, biológico en francés y orgánico en inglés.

Aunque como veis el etiquetado europeo hace referencia a lo mismo pero investigando un poco más he visto que sí que existe alguna diferencia, de hecho, según he visto en la web .hsnstore y en el blog fairchanges :

Ecológico: Se trata de aquellos alimentos que están en armonía con el medio del que proceden, en otras palabras, que se cultivan utilizando semillas ecológicas, tierra y agua descontaminada, se aprovecha el uso de suelo y los recursos renovables integrados en sistemas locales y además contribuyen a la sostenibilidad del medio y el bienestar animal.

Biológico (Bio): Su principal característica es que no contienen ningún componente que haya sido alterado genéticamente, es decir, que son productos totalmente naturales.

HAS PROBADO EL TÉ MATCHA 100% BIOLÓGICO, QUIERES SABER MÁS? – TÉ MATCHA JAPONÉS – CUALES SON SUS INCREÍBLES BENEFICIOS Y PROPIEDADES

Orgánico: Son aquellos alimentos que no emplean productos químicos artificiales o pesticidas en la producción y que, además, no alteran para nada el medio en el que son producidos.

Esto quiere decir que muchos productos pueden ser orgánicos, porque están elaborados sin pesticidas pero no Bio porque sí que tienen componentes alterados genéticamente.

En cualquier caso debemos tener cuidado porque muchas veces intentan engañarnos “colando” en las etiquetas palabras como “natural” que no quiere decir que cumpla ninguna de las características anteriores. Según la normativa europea, para que un producto lleve el sello de “ecológico” no puede tener más un 5% de ingredientes procedentes de Organismos Genéticamente Manipulados.

Si queréis saber más sobre la regulación europea para los productos ecológicos podéis ver aquí toda la normativa completa.

¿Soléis comprar productos ecológicos? ¿Os fijáis en el sello oficial que deben tener?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.