¿Qué hay en «La Kaaba» de la Meca?

0
3510

MecaSeguro que, en más de una ocasión, has visto a algún musulmán de rodillas haciendo alguna de sus cinco oraciones rituales diarias. Y de todos es conocido que, a la hora de hacer el salat, además de purificarse las manos, los pies y la cara, se postran en dirección hacia La Meca.

Pero, ¿qué es lo que hay en La Meca y por qué oran en esta dirección?

La Meca, una de las ciudades más santas del Islam y lugar de peregrinaje desde hace siglos, se encuentra en Arabia Saudita. En su interior, se encuentra una construcción en forma de cubo llamada Al-Kaaba (en árabe, الكعبة), que se cree que fue construida por Ibrahim (Abraham) y su hijo  Ismael.

Alrededor de la Kaaba está construida la mezquita de Masjid Al-Haram, que data del siglo VIII, y tiene capacidad para unas 35.000 personas.

Las dimensiones de la Kaaba son de 10,67 centímetros de nacho, 12,19 de largo y 15,24 de alto. En uno de sus laterales, posee una pequeña puerta elevada unos dos metros sobre el suelo. En su interior, sólo hay lámparas y candeleros de oro y plata. Está cubierta por una tela de seda de color negro, en la que hay escritos algunos textos del Corán.

Una de las esquinas de este cubo contiene la llamada Piedra Negra, una reliquia de la tradición musulmana que se considera una piedra del Paraíso, entregada por el arcángel Gabriel a Ibrahim. Cuando el arcángel la trajo, según la tradición islámica, la piedra era “más blanca que la leche”, pero los pecados de los hombres la volvieron negra.

La Meca, lugar de peregrinación

La peregrinación a La Meca (el Hajj) es uno de los 5 pilares del Islam y todo musulmán debe hacerla alguna vez en la vida (siempre que disponga de medios y goce de buena salud).

Cuando los musulmanes entran en la construcción, circunvalan la Kaaba en señal de la unidad de los creyentes en el culto a Allah.

Se trata de un ritual conocido como Tawaf.

Lo hacen durante 7 veces, y cuando pueden, muchos musulmanes, al igual que hizo el profeta Muhammad, intentan besar la Piedra Negra. Muchos no lo consiguen debido a que siempre hay una gran multitud, pero si no pueden hacerlo, basta con tocarla o con apuntar hacia ella.

Una de las cosas más fascinantes de este lugar es que, antes del Islam, ya se utilizaba como santuario, donde se rendía culto al dios Hubal y alrededor de 360 ídolos, adorados por los árabes pre-islámicos. En el siglo VII, Mahoma entró en La Meca con 10.000 guerreros y retiró todos los ídolos del templo.

Los musulmanes no adoran la Piedra Negra, ya que se trata sólo de una piedra, pero sí le tienen respeto y reverencia. De lo que no hay duda, sin embargo, es del tremendo valor simbólico y espiritual que encierra, habida cuenta también de la impresionante historia que la rodea.

La entrada a este lugar sagrado del Islam está prohibida a los no musulmanes, aunque por Internet puedes ver cámaras en vivo donde se puede ver.

«Lo más bello que podemos experimentar es el lado misterioso de la vida; es el sentimiento profundo que se encuentra en la cuna del arte y de la ciencia verdadera»- Albert Einstein

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.