Cromoterapia, ¡colores mágicos!

1
5692

La cromoterapia es una terapia alternativa que, haciendo uso de 8 colores, actúa sobre dolencias físicas y los desórdenes emocionales.

Cada uno de los ocho colores tiene una frecuencia de vibración, lo que se traduce a una capacidad distinta para el tratamiento de las enfermedades.

Los colores son capaces de provocar sensaciones dispares: tiene poder de calmar o de excitar, de equilibrar o de alterar nuestras emociones.

Con la cromoterapia conseguimos que la vibración de los colores sea afín a la frecuencia de resonancia de nuestro campo bioenergético, es decir, nuestro aura.

Cromoterapia

Al tratar de buscar el equilibrio energético en el ser humano, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es, la capacidad de absorción de los colores que tenga nuestro organismo; y esta capacidad depende de nuestros centros de energía, “los 7 chakras del cuerpo humano”.

Para que estemos receptivos, los chakras deben estar abiertos y girando en su sentido correcto.

Si por algún motivo, alguno de estos chakras pierde su capacidad de absorción, la energía fluye y se manifestará alguna alteración en los niveles espiritual, psíquica, emocional o físico.

Esta terapia tiene grandes adeptos ya que no es tóxica, no tiene efectos secundarios y resulta ser un tratamiento suave e indoloro.

Además, combinando la cromoterapia con la medicina tradicional, se pueden conseguir resultados realmente asombrosos.

Curso cromoterapia

Gran video explicativo de su uso, beneficios y sus efectos. La curación del color.

¿Desde cuándo se utiliza el color para la sanación?

Para conocer su relevancia, me suele gustar viajar al pasado y ver el uso que se le ha dado a la lo largo de la historia, y es que, la cromoterapia tiene siglos de antigüedad.

Desde tiempos antiguos los brujos, los chamanes y profetas proporcionaban talismanes y amuletos teñidos de un color de gran significado espiritual para el paciente.

No solo los amuletos, si no que las pócimas y ungüentos que creaban para sus enfermos eran de diferentes colores, dependiendo de la dolencia.

El legado que nos han dejado las antiguas civilizaciones del uso de los colores para el bienestar y la sanación, es enorme.

Por ejemplo, en las mezquitas de Irán se utilizaban los vidrios para sosegar la mente, dirigirlos a un remanso de paz y tranquilidad y purificar su espíritu.

Los templos del antiguo Egipto, se construían para que al pasar la luz del sol, sus rayos se descompusieran en los colores del espectro y emplearlo para recibir baños de color para la sanación y el bienestar.

Ejemplo de esto es “el Templo del Sol de Heliópolis”.

En la China imperial también hacían uso de la colorterapia. Estos observaban el color de la piel de los pacientes para realizar el diagnóstico y dependiendo de éste, colocaban a los enfermos sobre mantas de diferentes colores.

A los epilépticos los colocaban sobre mantas de color violeta y cubrían las ventanas con telas del mismo color; y, a las personas con afección en los intestinos, los cubrían de amarillo.

En cuanto a los estudios y experimentos que se realizaron sobre el haz de luz, podemos hacer referencia a “el test del color” de Lüsher, que estudiaba cómo influyen los colores en las diversas partes del sistema nervioso, en el metabolismo y en las glándulas; y Newton, por su parte, demostró que la luz blanca se puede descomponer en 7 colores al atravesar un prisma.

 El aura, nuestro campo bioenergético

En la introducción hemos comentado que con la cromoterapia conseguimos que la vibración de los colores sea afín a la frecuencia de resonancia de nuestra aura.

Pero, ¿Qué es el aura? De forma simplificada, se denomina aura, al campo electromagnético que envuelve el cuerpo humano y que se manifiesta como un halo de luz de colores luminoso.

Se ve influenciada directamente por el estado físico, mental, y emocional de cada persona.

En ella, se manifiesta la personalidad y las situaciones vividas por las personas. Podríamos decir que se trata de nuestra segunda piel o, dicho de otro modo, la piel que cubre nuestra alma.

En un cuerpo sano, las ocho capas son de color claro y luminoso. En contra, en un cuerpo con algún desorden o desequilibrio, aparecen intercalados colores más oscuros, sin vida.

Existe un ejercicio que nos permite percibir la calidad del color áurico: la persistencia mental de una imagen después de mirar un objeto.

Para realizar el ejercicio, se necesita un objeto o papel de color turquesa brillante y una hoja de papel blanco.

Durante tres o cuatro minutos, mantenga la mirada fija sobre el objeto turquesa; pasados estos minutos desvié la mirada hacia el papel blanco.

En el momento de pasar la mirada al papel blanco, observará un cuadrado rojo con un resplandor suave.

Ese resplandor es muy parecido a la calidad del color áurico. Cromatoterapia Tratamiento y técnicas

El lugar idóneo para recibir una sesión de cromoterapia es en una habitación totalmente blanca donde se pueden proyectar cualquier color sin que se vea modificado, y recibir así el baño de color puro seleccionado.

También es posible recibir tratamiento focalizando el color en la zona concreta a tratar.

En cualquier caso, es importante que el tratamiento se aplique con el mínimo de ropa, nuestra piel ya hace de filtro natural; de hecho, la intensidad del color proyectado sobre nuestra piel, no se corresponde con la realmente recibe nuestro organismo.

Entre las técnicas empleadas por los especialistas en cromoterapia tenemos:

Luz coloreada: Son baños de luz en que se usan bombillas coloreadas o filtros para aplicar el color que se necesita.

Meditación: Con meditación se puede visualizar el color y las características deseadas asociadas al color.

Recordar las vidrieras que se utilizaban en los antiguos templos o las que están construidas en las catedrales.

Elixires cromáticos o aguas solarizadas: Se utiliza vidrio pintado o envueltas en papel de celofán de colores y luz solar.

Dependiendo de las propiedades que queramos que adquiera el agua, el recipiente tendrá un color determinado.

Estos vidrios de colores llenos de agua se dejan al sol durante cuatro horas antes de beber o realizarse los baños.

• Telas coloreadas: Se cubre el cuerpo con telas naturales del color requerido, tal y como lo hacían en la China imperial.

Cromopuntura: Se aplican haces de luz coloreada en los puntos de acupuntura indicados.

• Musicocromoterapia: Consiste en la aplicación de forma conjunta del color y de la musicoterapia, que empleen el mismo estilo de vibración.

La vibración energética tenue de la música permite canalizar al color que vayamos a absorber.

• Hogar: Los colores tienen el poder de renovar la energía y el bienestar de nuestro hogar. De hecho, inconscientemente, pintamos o decoramos cada habitación del hogar de diferente manera, dependiendo de su función.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que los colores fríos, como el verde, azul o violeta están relacionados con la relajación y la paz y los colores cálidos, rojo, naranja, amarillo, están relacionados con la actividad, la intensidad y la vitalidad.

• Alimentación cromática: Los alimentos se encuentran cargados de las propiedades del color que tienen, por lo que al incorporar a la dieta más alimentos con el pigmento de color adecuado se pueden obtener buenos resultados.

Por ejemplo, los alimentos de color rojo, naranja y amarillo son revitalizadores y estimulantes; los verdes equilibran el cuerpo y sirven de reconstituyente, los azules y púrpura son tranquilizantes y refrescantes.

• Astrología médica: La astrología también ha expuesto la relación del color y los planetas y sus influencias en las personas.

Beneficios físicos y psíquicos de la cromoterapia

La cromoterapia cuenta con una gran cantidad de beneficios que se pueden incrementar combinando con otras terapias, algunos de los cuales los indicamos a continuación.

• Tiene beneficios a nivel hormonal y de neurotransmisores
• Tiene efectos relajantes, no tiene efectos secundarios y no es tóxica.
• Tiene efectos estimulantes y ayuda con las depresiones
• Tiene efectos en insomnio, bulimia nerviosa, anorexia, etc
• Ayuda a cicatrizar heridas
• Regula la presión sanguínea
• Sirve para combatir la ictericia neonatal
• Tiene beneficios para el sistema nervioso y circulatorio
• Cura enfermedades físicas y mentales
• Mejora problemas óseos y el estado de la piel
• Mejora el estado de ánimo, optimizando tu calidad de vida
• Ayuda a la regeneración celular
• Se puede aplicar a personas de cualquier edad
• Puede potenciar el efecto de otras medicinas

Aspirando con la cromatoterapia

Busca un lugar agradable y tranquilo. Siéntate o tiéndete, deja relajada la columna. Comienza a respirar suavemente.

Elige un color, visualízalo y comienza con el ejercicio de cromoterapia.

La duración dependerá de su estado de concentración, no tenga expectativa, solamente respire y visualice como el color que elija penetra en su cuerpo.

Cromoterapia luz roja.  El color de la vitalidad. Aspira rojo, relaja con turquesa.
Cromoterapia luz Naranja.Se relaciona con la alegría. Aspira Naranja, relaja con azul
Cromoterapia luz Amarilla. El color de la intelectualidad. Aspira amarillo, relaja con violeta.
Cromoterapia luz VerdeActúa en la purificación. Aspira verde, relaja con el verde.
Cromoterapia luz Turquesa. El color que fortalece el sistema inmune. Espira con el rojo.
Cromoterapia luz Azul. Incide en la PAZ. Aspira azul, espira con naranja.
Cromoterapia luz Violeta. Hace referencia a la dignidad y la belleza. Aspira violeta, suéltalo con el amarillo.

Cromoterapia luz Magenta. Pensamiento obsesivo. Aspira Magenta, suelta con el verde.

A medida que practique esta sencilla técnica de aspiración del color, descubrirá que se siente más lleno de energía y que su sistema está más equilibrado.

Cuando inicies una sesión de cromoterapia te darás cuenta de que los colores repercuten en tu estado de ánimo y energía, pero será a los 15 días aproximadamente cuando notarás verdaderos resultados que influirán en tu vida y en aquello que estabas buscando.

Por eso, es muy importante elegir los colores adecuados y tener constancia en el tratamiento de cromoterapia.

Conclusión

«En el momento en que observamos un color lo catalogamos: me gusta o no me gusta. Esto lo hacemos porque aunque no seamos conscientes, asociamos emociones con los distintos colores»

Las personas perciben los colores de forma diferente, luego las reacciones que provoca en una y otra persona no tienen que ser la misma.

Todo lo que existe está teñido de un color o combinación de colores: la naturaleza está compuesta de infinitos matices de colores dispuestos de forma estratégica para lograr esa armonía, esta es una razón por la que se dice que la naturaleza es sabía.

Los seres humanos se visten de diferentes colores, dependiendo de sus hábitos, su estado anímico o sus gustos (esto último también unido a las emociones). Y en la salud el color juega un papel muy importante en los tratamientos de algunas dolencias.

La cromoterapia no es complicada, pero los colores no deben utilizarse al azar, ya que su aplicación en exceso puede provocar el efecto contrario.

Por el contrario, los beneficios que puedes obtener del uso de la cromoterapia llegan a ser asombrosos.

No dejes de sonreir nunca; ni tan siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.

“El organismo humano se comporta como un prisma viviente que disociando la luz en sus componentes fundamentales, extrae de ellos las energías necesarias para su equilibrio” Dr. Dishah Ghadiali.

1 COMENTARIO

  1. Me hga gustado mucho este artículo. Está escrito de forma muy amena y clara. A mi en particular me ha aclarado muchos conceptos e ideas. Gracias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.