fabula-de-la-rana

La fábula de la rana nos habla un poco sobre el confort, de cómo una persona puede adaptarse a las situaciones aunque no sean ideales para él o ella y otros puntos importantes que verás por ti misma o por ti mismo en este artículo. Empecemos:

«Si colocamos una rana en un sartén a altas temperaturas, ésta inmediatamente saltará y dejará el sartén antes de ser cocinada, en cambio, si colocamos la rana aún teniendo el sartén apagado, y progresivamente se le sube la llama al sartén, la rana activará en ella un proceso de adaptación.

La rana pondrá toda su energía en adaptarse a esas temperaturas que sin darse cuenta irán en aumento.

Para cuando sea el momento en que tome conciencia de que algo no está bien y debe huir, será muy tarde, pues, ya no tendrá energías para saltar»

¿Te hace pensar en algo?

La verdad podemos llevar esta pequeña fábula a situaciones de la vida misma; ya que suelen haber personas que como la rana pueden adaptarse aunque las condiciones no sean las mejores para ella, establece una zona de confort (aunque en realidad se esté haciendo daño) pero cuando quiera terminar con ello, no habrá forma sencilla porque ha gastado su energía en acoplarse a todo lo negativo que se le ha ido presentando.

También tenemos situaciones o personas que actúan como un sartén; pueden espantarnos de buenas a primeras con sus actitudes, comportamientos o el desarrollo de la situación que se nos presente.

Y en el otro caso, pueden ser personas que en primera instancia nos hagan creer que son dulces, atentos, amables, cariñosos, empáticos, comprensivos, y que no podrían dañar a nadie, pero cuando llega la hora, este ser se transforma en su verdadera versión y puede llegar a absorberte energéticamente y también en otros niveles como mental y físico. Esto último es un juego que elaboran muy bien los narcisistas, por ejemplo.

¿Qué puedes hacer?

  • Evaluar siempre a las personas que te rodean, a ti mismo, y con el gran poder del discernimiento que todos poseemos dentro, identificar cuando una situación o persona no es buena para ti.
  • Elimina todo pensamiento justificativo ante la situación o persona, eso sólo dará más oportunidad a que la llama siga incrementando y puedas terminar bastante mal.
  • No creas que si te alejas perderás algo, más perderías quedándote.

Señales de alerta para alejarse de alguien:

  • Es bueno/a contigo pero con sus empleados no.
  • Es amable contigo, pero con el mesero no.
  • Tergiversa las versiones de su propio relato, a ti te cuenta una cosa, y a otra persona otra cosa, y así sucesivamente.
  • Quiere tener el control sobre ti, y si lo permites lo tendrá. Sólo que no te darás cuenta.
  • Es atento/a contigo pero a su madre y padre no les presta nada de atención.
  • Te trata bien, siempre y cuando no vayas en contra de sus ideales.
  • Te hace sentir culpable cuando quieres tomarte tu espacio.
  • Te hace sentir mal con algunas actitudes, hace comentarios humillantes, te grita, te minimiza, pero lo justificas porque otras veces no lo hace, y hasta te invita comida o dulces.
  • Cuando te trata mal, suele justificarse con que «es por tu propio bien»

Señales de alerta en cuanto a una situación:

  • Desde el primer momento no te da buena espina (cree en tu intuición)
  • Se obstaculiza todo, siempre hay un imprevisto, se posterga, no se llega a un acuerdo, tarda todo en llegar. Lo sientes forzado.
  • Antes de asistir, tu cuerpo te habla: dolor de barriga, pesadez, sensación de hormigueo en las piernas, en la panza. Hazte caso.

¿Qué debo hacer si ya estoy en una situación o con una persona de la que debo huir?

  • A los narcisistas lo que alimenta su poder es la atención, quítale toda atención, aún cuando te esté tratando de minimizar o humillar frente a otros. Sin atención no podrán afectarte, y terminarán por aburrirse.
  • Si la situación no se ha dado, déjala en el aire, no sigas intentando. Es probable que ya no vuelva a ti, pues tu discernimiento estuvo ayudándote a que salieras de eso, podría ser una trampa, una estafa, o algo peor. Cree siempre en ti.
  • Si cada vez que vas a ver a «esa» persona y sientes hormigueos o muchos nervios, ¡olvídalo! Estos no son síntomas de enamoramiento, esto es una reacción de tu mente para que te alejes. Tu subconsciente sabe muchas cosas, y está intentando decirte que esta persona es tóxica para ti. Toma toda la distancia que puedas, hasta terminar de disipar el nexo que les une.
  • Si te has estado intentando alejar, pero esa persona siempre vuelve, no es porque esté enamorado de ti o porque sea alguien que no te quiere perder porque no ha conseguido alguien como tú. Es simplemente que no has marcado tus limites y esta persona sabe que puede buscarte siempre y siempre le darás cabida en tu vida aún cuando ambos saben que te quieres alejar. Quítale ese poder sobre ti, se firme.
  • Busca ayuda de tus familiares, amigos y de ser muy fuerte la situación en la que te encuentras, busca ayuda profesional.

Con estos grandes datos, podrás identificar mejor las situaciones y personas negativas con mayor facilidad, aunque estamos seguros que desde antes sabías cuáles eran las alertas… solamente estabas justificando todo para «no perder la oportunidad»

¡Podrías estarte perdiendo a ti mismo/a!

Recuerda que NADA que te haga sentir mal, vale tu energía. Primero eres tú y tu bienestar emocional, mental y físico. No te adaptes a nada que te haga perder tus energías, ámate por sobre todas las cosas, justificar el comportamiento de alguien es darle alas a que pueda comportarse peor, y justificar el por qué una situación no se da aún cuando tienes toda la disposición es tan sólo arrastrarte a un final tortuoso.


¡Muchas gracias por leer esta fábula! Cuéntanos qué te pareció este artículo abajo en la caja de comentarios.

  • 4
    Shares

1 COMENTARIO

  1. Excelente información, estoy en el proceso de sacar a mi expareja de mi vida, es un narcisista, y todo lo q expones en el artículo es verdad,buen abrazo de luz

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here