pindas aromaticas

Los masajes son una de las terapias más utilizadas y de las que más variedad puedes encontrar, entre ellas tenemos el masaje realizado con pindas herbales también conocidas como pindas aromáticas.

El masaje con pindas o masaje sabai proviene de la enseñanza tradicional india, también conocida como pindas ayurvedicas, antigua medicina curativa hindú.

Este tipo de masaje nace en la India y llega a Tailandia hace más de 2500 años con los primeros monjes budistas. La medicina Ayurvédica denomina este tipo de masaje como “pinda-sweda”, donde pinda significa bola y sweda significa calor.

La principal labor del masaje con pindas herbales es abrir los poros de la piel para facilitar la impregnación de las propiedades de las plantas utilizadas en su elaboración.

Estas plantas tienen propiedades antiiflamatorias, calmantes y revitalizantes; además, todos los músculos y tendones que conforman el cuerpo humano se relajan y una agradable sensación de relax y sedación se hace dueño de ti, proporcionando una sensación de bienestar en nuestro cuerpo y nuestra mente.

Por lo que, los objetivos de realizar presiones con las pindas herbales calientes son dos, una es conseguir el efecto del propio masaje de relajar cuerpo y mente, y por otro lado, el efecto de la aromaterapia, debido a los olores que desprenden las sustancias que componen las pindas.

El masaje con pindas aromáticas

El masaje se aplica haciendo uso de las “pindas herbales”, que son unas bolsitas de un tejido natural, normalmente algodón o lino, y están rellenas de hierbas balsámicas, plantas medicinales, aceites esenciales y el elemento básico, el arroz a modo de cataplasma.

Entonces, para realizar una pinda se coge el ingrediente elemental, el arroz, y se combina con otros como canela, nuez moscada, jengibre, melisa, árnica, cúrcuma, tilo, lavanda, ruda, valeriana, etc.

El tipo de elementos que componen la pinda está determinado por el efecto que queramos conseguir con el tratamiento, o estimulante o relajante.

Por ejemplo, queremos tratar el nerviosismo y el estrés, pues trabajaremos con pindas con contienen arroz y tilo, que queremos contrarrestar la ansiedad, el intranquilidad, la irritabilidad, insonmio y los dolores musculares, pues, trabajaremos con pindas de arroz con lavanda.

Antes de ser colocadas sobre la piel, las pindas han de calentarse al vapor para que así las hierbas liberen sus propiedades curativas a modo de termoterapia. Estos elementos sustituyen a las manos, y se emplean para efectuar presiones en diferentes lugares del cuerpo.

Masaje con pindas paso a paso

masaje con pindas

Este tipo de masajes se realizan de forma ordenada, esto favorece  la relajación de la piel y de los tejidos.

La persona que va a recibir el masaje se tumba plácidamente sobre una camilla, bajo su cabeza se colocan toallas calientes y se impregna la piel con aceite de almendras dulce para que la piel quede profundamente hidratada y facilitemos el posterior deslizamiento de las pindas aromáticas.

Durante el masaje, se recorren los músculos y tendones con movimientos fuertes y se intercalan con otros movimientos más ligeros y sutiles. Comienza el masaje..

Paso 1

La persona a tratar se coloca boca abajo. El terapeuta inicia el masaje por los pies, realizando presiones en las plantas con las pindas calientes.

Paso 2

Una vez masajeadas las plantas y de forma pausada se sube por el tobillo, gemelos y pantorrilla hasta llegar al hueco poplíteo para desplazarnos hacia la parte más alta de la pierna. Se puede realizar pierna a pierna o también es posible hacerlas ambas a la vez.

Paso 3

A continuación se pasa a la parte alta de la pierna y se trabajan los músculos internos y externos mediante movimientos circulares y realizando presiones intermedias.

Paso 4

Después de tratar las dos piernas pasamos a los glúteos, donde el terapeuta presionará algo más fuerte. Se realizan deslizamientos de costado y en la parte central del glúteo. Se contrae el glúteo, se amasa de izquierda a derecha con las pinzas a un rito más energético.

Paso 5

Posteriormente se pasa a la cintura. Este punto se presiona con las dos manos al mismo tiempo y poco a poco se avanza hacia la espalda, donde una de las manos sube hasta el borde del omoplato y la otra continúa presionando la zona de  la cintura. Cuando las dos manos hayan recorrido la espalda, llegamos al siguiente punto a trabajar, los hombros. En todo momento las pindas deben estar en contacto con el cuerpo.

Paso 6

Continuamos trabajando los hombros y los brazos de forma ascendente, trabajando al mismo tiempo los hombros, los brazos y las manos de forma. Para finalizar con el masaje, se desplazan las pindas hacia el cuello.

Paso 7

En el cuello las presiones son muy suaves, y sólo cuando el terapeuta llega a los tendones y músculos de la parte alta del cuello, se presiona un poco más fuerte.

Es muy importante no presionar los lados del cuello porque allí hay venas y arterias, siendo esa zona una zona prohibida para los masajes, salvo que se traten de masajes muy suaves

Acabado el masaje, se dejan las pindas puestas a lo largo de la espalda durante unos minutos y para finalizar, se quitan las pinzas y se cubre el cuerpo del paciente con toallas calientes, dejándolos actuar durante un rato, mientras ya vamos percibiendo cómo el cuerpo alcanza el relax total de mente y cuerpo.

Os dejamos un video demostrativo para ver, masaje con pindas beneficios:

Beneficios terapéuticos

El beneficio más destacable se puede decir que es el relax y bienestar físico y mental que se llega a obtener una vez recibido este tipo de masaje. Otros beneficios que aporta este tipo de masaje son los siguientes:

  • El masaje con pindas herbales aromaticas proporciona una acción hidratante y desintoxicante para el organismo y para la piel.
  • Activa la circulación y el sistema nervioso, llegando así revitalizar funciones del organismo y enriqueciendo la función celular.
  • Alivia molestias y dolores musculares, ya que es un gran aliado contra las contracturas.
  • Es muy eficaz para reducir síntomas de estrés, insomnio y otros trastornos del sueño, además de ser un buen remedio para mitigar problemas reumáticos.
  • Mejora la energía física y mental, liberando bloqueos energéticos que no nos dejan avanzar hacia la plenitud.
  • Frena el proceso de envejecimiento y degeneración de los tejidos blandos y de las articulaciones.
  • Sirve para aumentar la función del sistema inmunológico.
  • Ayuda a calmar la mente, lo que se traduce en una mejora de capacidad de concentración y nos abre camino hacia un pensamiento positivo.
  • También es una buena alternativa para aliviar los cólicos menstruales y los dolores asociados, y para calmar y prevenir migrañas y cefaleas.
  • Ayuda a equilibrar el estado emocional.

Este tipo de masaje con pindas está muy recomendado para aquellas personas que están viviendo situaciones de estrés o simplemente aquellas personas que se ven en el deseo de querer mimar su cuerpo, su mente y su espíritu; ya que el contacto de las pindas aromaticas caliente sobre tu piel genera una sensación de paz, de relajación y de frescura que te hace creer que por unos momentos están viviendo en el paraíso.

Además de beneficiarte del propio masaje tradicional, con las presiones sobre la piel se perciben los aromas de las hierbas, plantas, semillas y aceites que componen las pindas, por lo que llega a combinar la aromaterapia, la fitoterapia y la termoterapia en una misma terapia alternativa.

“Aquel que mira afuera, sueña. Quien mira en su interior, despierta”- Carl Gustav Jung

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.