mandalaMandala es una palabra escrita en sánscrito cuyo significado es círculo sagrado. Los mandalas han sido muy usados tanto por el budismo como por el hinduismo y actualmente se han puesto muy de moda en el mundo occidental por los efectos positivos que se ha demostrado que ejercen en las personas, ya sea a través de la simple observación o cuando nos disponemos a colorearlos. Los encontramos habitualmente impresos en blanco y negro, con forma circular y rellenos con todo tipo de figuras geométricas, símbolos espirituales o dibujos de la naturaleza como flores o arboles…

Cuando pintamos mandalas todo son ventajas, no tienen efectos secundarios, aunque si eres una persona impaciente y te gusta terminar todo lo que haces de manera rápida quizás pintar mandalas no sea lo más apropiado para ti, a no ser que quieras trabajar la paciencia.

“Un hombre que es un maestro de la paciencia es maestro de todo lo demás.” George Savile.

Un mandala, como todo lo que existe en el Universo, es energía y como tal emite una vibración determinada que tiene un efecto beneficioso en nosotros.

Los mandalas y más concretamente los símbolos que hay dibujados en ellos vibran en una frecuencia elevada y por ello son eficaces a la hora de estimular y activar nuestra energía, desbloquear nuestros chackras y favorecer estados de relajación, bienestar y armonía. Pintar mandalas además es una excelente manera de meditar. Mientras pintamos estamos dirigiendo nuestra atención hacia el papel, al concentrarnos en el dibujo evitamos que la mente se disperse pensando en otras cosas y la situamos en el aquí y en el ahora. Favoreciendo un estado de presencia, intención y consciencia.

También hay que tener en cuenta los colores que hemos elegido a la hora de pintarlos pues por un lado revelan estados anímicos determinados por los que podemos estar pasando y por otro hay colores que emiten vibraciones con un un poder sanador importante.

mandalaComo bien dice el experto Claudio María Domínguez (periodista, escritor y conductor de radio y televisión argentino) “Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos”.

Una buena alternativa es crear tu propio mandala personalizado. Para ello solo tienes que dibujar un círculo, dividirlo en cuatro partes como si de los 4 puntos cardinales se tratase y desplegar toda tu imaginación y creatividad en él. Una vez pintado colócalo en un lugar visible de tu casa. También puedes crear un mantra que esté relacionado con él, escribirlo debajo y repetirlo varias veces al día.

Mónica Tello.

ACCESO AL CONTENIDO PREMIUM

4 COMENTARIOS

  1. …es imprescindible dividirlo en cuatro partes?…no me gustan mucho los limites a lo espiritual..cual seria el motivo de hacer eso con un zentagle?

    • Buenos dias Levia. Un Zentangle es atemporal. No se utilizan tecnologías o herramientas especiales, por lo que deja salir tu creatividad.Saludos desde Triskelate. Namaste

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.