masaje metamórfico

Esta técnica es conocida con varios nombres, los más usados son el de masaje metamórfico, terapia prenatal o Metamorfosis. La palabra metamorfosis significa transformación.

“La oruga es perfecta en su estado como oruga y alcanzará otro estado de perfección cuando se convierta en mariposa”.

Tiene sus orígenes en la reflexología podal y fue desarrollada por Robert St. Jhon. Se incluye dentro de las terapias naturales que conciben al ser humano de manera holística, entra dentro de las terapias energéticas y vibracionales. Y su símbolo más representativo es una mariposa.

¿En qué consiste?

Aplicando un suave masaje, tan sutil como una caricia, en diferentes zonas reflejas de la columna vertebral que se encuentran en la parte interna de los pies y de las manos y en la parte central de la cabeza, se consigue desbloquear la energía vital y deshacer cristalizaciones energéticas que se han podido generar en un periodo de tiempo que va desde la preconcepción hasta el nacimiento. Momentos decisivos en la formación de nuestra personalidad en los que se establecen nuestras estructuras físicas, mentales y emocionales.

Esta técnica trabaja fuera de la dimensión espacio-temporal concretamente actúa sobre la programación embrionaria.

La técnica metamórfica nos libera en el presente de los esquemas rígidos y los patrones de pensamiento negativos adquiridos en el pasado y que han dado lugar a diferentes síntomas, enfermedades y trastornos de diversa índole.

Te puede interesar el siguiente artículo Masaje metamórfico: transforma la enfermedad en salud

El terapeuta actúa de catalizador, no necesita saber ningún dato del paciente ni de su enfermedad, no juzga, no evalúa, ni tan siquiera pone intención; solo mucho amor y la motivación positiva de querer acompañar a esa persona en su despertar.

Este Masaje puede ser aplicado tanto a niños como a ancianos y es especialmente recomendado en mujeres embarazadas.

El terapeuta conecta con el campo energético del paciente, con su Yo superior, con su alma y mediante el principio de polaridad activa se produce la sanación.

Cuando realizamos el masaje metamórfico actuamos directamente sobre la consciencia celular, activamos, movemos y desbloqueamos la energía, devolviendo al organismo el equilibrio perdido, la paz y la armonía. Despertamos la intuición, la sabiduría interna que todos tenemos y la capacidad de autosanación.

Su práctica también nos ayuda a entender y determinar el propósito y la misión que tenemos en esta vida, dotándola así mismo de sentido.

La técnica metamórfica ”Nos hace ir de lo que somos a lo que realmente podemos ser”.

Monica Tello.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.