Terapia floral evolutiva, Flores de Bach por Sergio Calderón

0
1543

sergio Terapia floral evolutiva

Las Flores de Bach están orientadas, en un principio, a solucionar problemas emocionales y mentales como el miedo, la ira, la timidez, etc, así como para la prevención de enfermedades; que tal y como decía Edwar Bach, estos síntomas eran desencadenados por una débil y quebradiza psicología. Con las flores de Bach se busca conseguir el equilibrio entre el cuerpo y la mente; y es por eso por lo que hemos entrevistado a Sergio Calderón, formador en Terapias Alternativas, las Flores de Bach entre otras, para que comparta con nosotros su conocimiento sobre el poder de estas flores y cómo nos pueden ayudar. ¡Comenzamos!

Haznos una breve presentación sobre quien eres, cuál es tu filosofía de vida y  cuáles son tus especialidades.

Quisiera primeramente agradeceros la oportunidad de comunicar y expresar a través de esta bella iniciativa, que habéis emprendido en forma de página web, donde sumáis vuestro granito de arena, en pro del desarrollo de la consciencia de las personas.

Mi nombre es Sergio, y desde hace 6 años hasta la actualidad, la labor que desarrollo consiste en dar formación en Terapias Alternativas, como Reiki, distintas técnicas de masaje, talleres de meditación y crecimiento personal, Kinesiología, Flores de Bach… y también doy terapia a aquellas personas que soliciten un acompañamiento en sus procesos.

Me considero un libre pensador y un apasionado del trabajo en uno mismo, como medio para llegar a comprender qué somos. Pregunta que considero fundamental responderse , para después obrar con congruencia y de forma ecológica, con el resto de seres, y con el planeta en el que vivimos y del cual formamos parte.

¿Dinos Sergio, en que consiste la terapia floral evolutiva?

Previa a la explicación de en qué consiste la Terapia Floral Evolutiva, es necesario hacer mención a Edward Bach, creador de un sistema de salud natural, basado en las 38 esencias florales, que comúnmente son conocidas en la actualidad.

Dicho sistema, que nos dejó en su legado Bach, que además de médico, fue una persona adelantada para su época, destaca por su sencillez y profundidad, pues nos transmitió la idea, de que cada uno de nosotros era capaz de encontrar el estado de salud en su vida, y que para ello, tan solo debíamos armonizar nuestra mente y personalidad, con los dictados de nuestra alma.

Para Edward Bach, la enfermedad era consecuencia de una manera equivocada de pensar y de actuar aportándonos, dolor, sufrimiento y angustia. Y que una vez corregidas y comprendidos los procesos que nos llevan a ellas, su presencia ya no tiene sentido y desaparecen. Parafraseando a Bach: “La luz sustituye a la oscuridad”.

Su terapia no cosiste en apartar a la enfermedad, sino en cultivar y aplicar la virtud opuesta del pensamiento o acto que la ocasiona. Se trata de acompasar al paciente para ayudarle a realizar una transmutación emocional y reforzarlo con el remedio floral adecuado.

Decía al principio que el sistema que aporta Bach destaca por su sencillez, y esto ha hecho que se apliquen los remedios florales en función del síntoma para erradicarlo, y esto dista mucho de la propuesta y obra bachiana, pues lo que plantea es el desarrollo de la consciencia, y no el aplicar las esencias como un simple remedio alopático.
Fruto de esto, nace una nueva línea de trabajo o método llamado Terapia Floral Evolutiva, creada por Luis Jiménez, quien fue y es mi maestro en este arte terapéutico.
Este nuevo modelo, como su nombre indica, es un modelo evolutivo que fomenta el desarrollo y la integración hacia la plenitud del Sí mismo. Utiliza las esencias florales como catalizadores y símbolos para explorar los arquetipos que constituyen el inconsciente de todo Ser y el inconsciente colectivo de la humanidad.
Es una vía terapéutica para la gente de hoy que quiera desarrollar su consciencia y vivir en el mundo con respeto a lo espiritual.

¿Cómo es una consulta de Terapia Floral? 

La consulta en la Terapia Floral es una herramienta que permite al terapeuta establecer un vínculo con el paciente, para poder desarrollar un trabajo holístico, jugando un papel importante la intuición y una actitud amorosa hacia él. Esta actuación no solo debe ser considerada dentro de una técnica, sino desde el arte.
Se crea un espacio para hacer consciente lo inconsciente, empatizando con el paciente, para poder ver, sentir y actuar como él lo hace en este instante, de su proceso vital.
Se trata de acompasar o acompañar a la persona que viene a la consulta, para que descubra y libere aquello oculto en la sombra, que le lleva a un pensamiento y comportamiento limitante, y transformarlo, transmutándolo en la virtud opuesta.

¿Cómo hacer la elección de las flores?  y  ¿Cuántas son necesarias para obtener beneficios?

Edward Bach nos dice que la mente es la parte más delicada y sensible del cuerpo, y que en ella aparece la génesis y el curso de la enfermedad más claramente que en cualquier otra parte del cuerpo. Por lo que nos invita a observar la mente como guía, para conocer el remedio o remedios que la persona requiere en este instante.
Bach dice: “No nos fijemos en la enfermedad, pensemos sólo cómo ve la vida el enfermo”. Y esta es la tarea del terapeuta, para más tarde elegir el preparado idóneo de una o más flores, dependiendo de las limitaciones mentales observadas.

 En qué beneficia esta terapia a la persona que lo recibe

El beneficio más importante de la Terapia Floral Evolutiva es la toma y desarrollo de la consciencia. La persona debe de saber quién es, y este modelo ayuda al paciente a conocerse así mismo, explorar las limitaciones que le hacen enfermar, saber qué lugar ocupa en el mundo, y esto le llevará a comportarse de manera natural, y en coherencia y armonía con los mandatos de su alma. En consecuencia a todo ello, alcanzará un estado saludable y será más feliz.

¿Lo pueden tomar los niños? ¿Cómo?

Los preparados florales también son adecuados para los niños e incluso en bebés. Para ello debemos de tener en cuenta el comportamiento del niño la forma de relacionarse con el resto y su entorno. Todos los pequeños son diferentes y ha de considerarse por tanto, su carácter individual al elegir los remedios que les ayuden.
Por ejemplo: Para un niño que nunca parece quejarse, que nunca crea ‘problema’ alguno, Centaury sería adecuado, o Wild Rose para un niño más apático. El bebé que desea ser cogido y abrazado constantemente indicaría Chicory.

Todas las plantas que conforman el sistema de Bach son inofensivas y por la manera como se elaboran son totalmente inocuas. No se ingiere realmente parte alguna de la planta, sólo la energía curativa de alta vibración. Algo intangible, pero de todos modos efectivo.
El preparado se realiza añadiendo dos gotas de cada concentrado de flor y se diluyen en 30 ml agua en un frasco de gotero. De este frasco se toman cuatro gotas, cuatro veces al día.
Las gotas pueden administrarse directamente en la boca del niño. También es factible, simplemente añadirlas a un vaso de agua o de zumo de frutas.

¿Puedo tomar la misma combinación que le hayan preparado a otra persona?

No hay problema en tomar la misma combinación floral que se haya preparado para otra persona. Pero si tenemos en cuenta de que no hay dos consultas florales iguales, y que una misma persona se encuentra en distintos procesos a lo largo de su vida, lo ideal es la toma del preparado personalizado para cada uno, con el fin de que éste ayude en la toma de consciencia del proceso limitante por el que se atraviese.

¿Es seguro si estoy embarazada?

Una mujer embarazada puede favorecerse sin duda alguna de esta terapia. Además, el embarazo suele ser una etapa en la que se experimenta un gran número de cambios en el estado emocional. En este contexto, la terapia floral es una opción perfecta para gestionar dichas emociones y dar luz a un proceso tan bello, como el de traer al mundo una nueva vida.Para elegir los remedios adecuados, deberemos observar cómo vive el embarazo cada mujer.

Algunas flores idóneas serían:

  • Olive o Hornbeam si aparece el cansancio.
  • Willow para la aceptación del proceso y los cambios.
  • Impatiens si tiene impaciencia por ver a su bebe o de que llegue el parto.
  • Scleranthus para los cambios de humor… pero insisto en que es necesario analizar cada caso, sino nos estaríamos alejando como ya comenté de la idea original del maestro Bach.

Para terminar, ¿Puedes indicarnos alguna sugerencia o reflexión personal? 

Me gustaría animar a la gente a que se conozca. Somos una suma de luces y oscuridades y podemos ir iluminando estas últimas, con el fin de saber qué y quiénes somos. Este proceso comienza desde que nacemos hasta que morimos. Así que tenemos toda una vida para hacerlo. Sabiendo quiénes somos, encontrando nuestro lugar en el mundo, atreviéndonos a ser nosotros mismos, hará que vivamos una vida más plena, amorosa, ecológica, saludable y feliz. ¡Muchas gracias!

Si estáis interesados en las terapias florales y queréis más información, os dejamos los datos de Sergio:

Sergio Calderón
Formador y Terapeuta
www.centroesencia.net

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.