Termoterapia: utilizando el calor como efecto sedante y relajante.

0
4216

que es la Termoterapia propiedades y aplicacionesPor naturaleza el hombre es homeotermo, es decir, mantiene su temperatura constante a través de la termorregulación, que es el proceso metabólico que emplea el organismo para mantener el equilibrio con respecto al medio externo, lo que le ayuda a realizar todos los procesos vitales.

A parte de esto, existe una serie de dolencias que pueden sanarse haciendo uso del calor, bien de forma natural o bien, de forma artificial. Por lo que si sufres debido a alguna lesión por accidente o dolores musculares, inflamaciones, entre otros, puedes hace uso del tratamiento a base de la Termoterapia, que hace uso del calor artificial.

Pero, ¿qué es la Termoterapia?

Se conoce como Termoterapia a la aplicación del calor con fines terapéuticos, y normalmente se emplea para conseguir un efecto sedante y relajante.

Existen diferentes formas de aplicar ese calor, ya sea en forma sólida, semilíquida, radiación o gaseosa:

  • Sólidos: el agente térmico es la manta eléctrica, los sacos, arena caliente, envolturas calientes, termoforos (ladrillos calientes, bolsas de agua caliente y hot packs).
  • Semilíquidos: el agente térmico puede ser el fango, o el lodo o parafina, hidroterapia caliente. Estos se aplican en consulta y la ventaja es que se adapta a cualquier región que se quiera tratar.
  • Gas: es el aire seco, por ejemplo, el aire que expulsa un secador. Otra variante es aire húmedo obtenido del vapor de agua, por ejemplo, la sauna.
  • Radiación: son lámparas de infrarrojos, microondas, etc. y se aplican en consulta.

El calor se aplica en diversos tratamientos, en los que la temperatura se sube sobre los niveles naturales fisiológicos (37ºC), y la temperatura máxima la limita la sensibilidad térmica cutánea del paciente, pero no debe sobrepasar los 58 ºC.

Este calor se propaga de un cuerpo a otro por medio de tres mecanismos conocidos:

  • La conducción, que es el mecanismo de intercambio de energía térmica entre dos áreas en contacto.
  • La convención, que se trata de la transferencia de calor que se da en un elemento líquido o un gas.
  • La radiación, que se define como la transferencia del calor a través del vacío, siendo importante tener en cuenta que la energía radiante se refleja en superficies de color blanco y se absorbe en las de color negro.

 Técnicas empleadas en esta terapia

Los tipos de termoterapia empleados son dos. Por un lado tenemos el calor profundo, y por otro, el calor superficial, donde:

  • El calor profundo, cuando se dan efectos biológicos debido al calentamiento directo de las zonas a nivel profundo, y es aquel que se consigue haciendo uso del ultrasonido terapéutico, que se genera por medio del calor por el movimiento mecánico de las células provocado por las vibraciones del ultrasonido.
  • El calor superficial, cuando la penetración es baja y se consigue por medio de trapos calientes que proporcionan calor superficial en la piel que se traduce en relajación en zonas localizadas. También se consigue a través del jacuzzi con el que abarcas grandes zonas.

Aplicaciones de la termoterapia

Tal y como hemos comentado, la termoterapia es el uso medicinal que se hace del calor; donde a través de este agente se consigue subir la temperatura del área afectada y esto en consecuencia promueve la mejora de circulación sanguínea localizada en esa zona donde ha sido aplicada. Subiendo la temperatura se consigue por un lado una relajación y disminución del dolor y por otro acelerar la recuperación de la elasticidad y calidad de los tejidos afectados. Pero hay que tener cuidado, ya que el calor te produce relajación de la zona, pero en exceso, puede provocar mareos por bajadas de tensión, si por ejemplo el calor es aplicado en cervicales o espalda.

Este tratamiento suele ser empleado tanto para mejorar lesiones crónicas como las agudas, además también es bueno emplearlo para calentar la musculatura antes de estirar y/o hacer ejercicio. Ya que esto, te ayudará a prevenir calambres y desgarros de tendones y músculos. Como norma general, las aplicaciones varían entre 10 y 30 minutos, pero esto depende de la técnica que se emplee y durante la aplicación se debe percibir un calor intenso pero agradable, siendo conveniente revisar la zona donde se aplica el tratamiento y comprobar que no se producen lesiones en la piel.

Hay que tener en cuenta que la piel de cada persona puede tener una reacción diferente debido a que la sensibilidad de cada uno es distinta en cada caso.

También se suele aplicar sobre problemas en el sistema nervioso como son las neuralgias, neuritis, contracturas y espasmos de origen central; en problemas sobre el aparato urogenital por ejemplo en casos de nefritis cistitis, litiasis. Problemas sobre el aparato digestivo, por ejemplo en caso de cólicos o dolores gástricos; entre otros.

Pero cuidado, si existe inflamación (la zona afectada está caliente, hinchada o roja) está completamente contraindicado aplicar calor, lo correcto en estos casos es la aplicación del frio.

Otro ejemplo de aplicación de frío o calor puede ser que el calor alivia en casos de artrosis, pero por el contrario, puede ser el gran enemigo de una artritis.

Efectos conseguidos con el tratamiento

Los efectos obtenidos tras la aplicación de la termoterapia se obtienen tanto a nivel fisiológicos como a nivel terapéutico, por ejemplo:

  • Efecto analgésico: la intensidad del efecto calmante depende del grado de temperatura, el tiempo de aplicación del calor y de las condiciones tanto de la lesión como del paciente. Pero por lo general, ralentiza la conducción nerviosa de los estímulos que provocan dolor.
  • Efecto antiespasmódico: ya que se suele emplear para actuar sobre contracturas y espasmos musculares.
  • Efecto estimulante, ya que el aumento de temperatura genera un aumento de la circulación sanguínea.
  • Efecto termorregulador: a través de la vasoconstricción y vasodilatación se obtiene una hipertermia que produce efectos importantes en nuestro organismo. Por ejemplo, mejora la nutrición celular, tiene efecto analgésico, tiene acción bactericida, etc.
  • Alcalinizante: el efecto que tiene el calor aplicado sobre el sangre es que el PH sanguíneo se vuelva más alcalino, disminuye la coagulación sanguínea, la glucemia y la densidad de la sangre, debido a que hay un mayor aporte linfático a los tejidos.
  • Aumento de movimiento intestinal: el calor también tiene efecto sobre el aparato digestivo, y es que las aplicaciones locales del calor aumenta el tono y motilidad de la musculatura gástrica, consiguiendo un aumento en el movimiento intestinal.
  • Sobre el sistema nervioso, la aplicación del calor en forma de estímulos cortos, aumenta la sensibilidad, en cambio, los de larga duración, la disminuye, lo que provoca sedación y efectos analgésicos.

Contraindicaciones en termoterapia

Los tratamientos de termoterapia se aconseja que sean aplicados bajo supervisión médica, ya que previo a su aplicación, es necesario evaluar la sensibilidad térmica de la zona, así como el estado circulatorio del paciente.

Se han identificados ciertos casos en los que no se aconseja practicar este tratamiento. Por ejemplo, en pacientes con patologías psicológicas depresivas, afecciones inflamatorias (tal y como hemos comentado, en estos casos habría que aplicar el frio), o pacientes que tomen medicación con anticoagulantes, glaucomas, pacientes con insuficiencias hepáticas.

En resumen, la termoterapia es una alternativa para ayudar a personas que sufren de dolores en zonas específicas, y esto lo consigue alterando la temperatura del tejido durante un periodo de tiempo, obteniendo así una respuesta biológica buscada. Es una técnica terapéutica muy utilizada, ya que tu costo es bajo y además los beneficios obtenidos son considerables.

Es fácil ver las faltas de los demás, pero ¡qué difícil es ver las nuestras propias! Exhibimos las faltas de los demás como el viento esparce la paja, mientras ocultamos las nuestras como el jugador tramposo esconde sus dados – Buda

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.