Viajar Sol@ ¿Por qué? ¿Para qué? – Raquel Blanco

0
726

Viajar Solo¡¡¡Hola de nuevo, estimados y apreciados compañer@s del camino!!! Me encuentro feliz de poder saludaros y retomar el camino del compartir.

Han sido tres semanas viajando y aunque he estado comunicada con vosotros, evidentemente no he podido escribir nada nuevo. Ahora ya estoy de vuelta, fresca y lozana, dispuesta a seguir en esta labor del compartir y reflexionar, dando luz allá donde se necesite y buenamente podamos entre todos. Hoy es mi intención comenzar por lo más evidente: viajar sola, el porqué y el para qué… pues seguro que a muchos de vosotros os extraña.

Viajar sol@ ¿Por qué? ¿Para qué?

Siempre me ha apasionado viajar, conocer y entender otras formas de ver y sentir la vida… desde que recuerdo y siempre de forma independiente. Quizás sea por mi forma de ser, no soporto los viajes organizados, aun respetando a todo el mundo, no están hechos para mí… eso de no disponer de mi tiempo y de mi capacidad de decisión, o sea, de mi LIBERTAD, lo llevo muy mal… jejeje…

Estudié inglés con ahínco para ser independiente en mis viajes. He viajado mucho por el mundo, lo que más me atrae son las culturas diferentes a la mía. Es donde te das cuenta que a pesar de tener religiones, culturas, costumbres dispares, dentro late el mismo corazón de amor que somos todos.

Diferentes, mas no distantes…

Y lo digo completamente en serio. En mi propia experiencia, lo que hay aquí hay ahí, los mismos roles: el o la list@, el agresivo verbal, el amable, el jeta, el pesadito, el educado… es lo mismo con diferentes pieles. Hay que estar atentos a las señales para identificarlos y actuar en consecuencia.

Le recomendamos leer los artículos que conforman la sección Lugares Sagrados

Me gusta viajar así, independiente, a mi aire y aunque siempre lo he hecho así, siempre había viajado con alguien: amigos, pareja, hermano, etc… hasta que circunstancias ajenas a mi persona me «obligaron» hace tres años a viajar sola… una oleada de comentarios tales como: te vas a aburrir, no lo vas a aguantar, es demasiado duro y una larga retahíla de frasecitas «alentadoras» pululaban a mi alrededor, mas en aquella ocasión no tuve más remedio si no quería quedarme empantanada en casita… y… ¡¡¡madre mía!!! Fue el mejor regalo que la vida me haya hecho.

Ser capaz de salir de la zona de confort, lejos de tu casa, de tu país, de todo y buscarte la vida sola y con presupuesto muy ajustadito. Creerme compañeros, es cuando la MAGIA hace su aparición en estado salvaje y todo fluye…

Este tipo de viajes son muy interiores y debes de estar muy fuerte emocionalmente para aguantar muchos días sola

(en mi experiencia nunca estás sola, y mucho menos aburrida). Debes continuamente de elegir que visitar, donde dormir, que comer, la ruta del día siguiente, cómo llegar… y una larguísimo etcétera, que te obligan a estar con el radar totalmente despejado y donde tu foco de atención se centra en lo realmente importante.

Los sentidos se desperezan y empiezan a brillar en todo su esplendor, grandiosa brillantez y magnificencia que ni tú mismo creías que portabas. Compañeros… este milagro solo sucede cuando salimos de esa falsa zona de seguridad en la que vivimos día tras día en nuestras vidas rutinarias. Y llegas a donde te has propuesto por tus propios medios, es algo tan gratificante y reconfortante que inevitablemente vuelves transformada.

Es como una sacudida de frescor, sabor menta clorofila… y pasados los dos primeros días de acoplamiento, todo empieza a fluir de una manera que jamás hubieras imaginado, confías y fluyes y el universo te devuelve la confianza pues lo que sembramos es lo que cosechamos…

confía y confiarán en ti… acción – reacción.

Lo que vamos emitiendo y ejecutando nos es devuelto por la ley de atracción y la ley de causa – efecto.

Le recomendamos leer Reflexión sobre “El poder de la Ley de Atracción”

Para que todo esto que os cuento suceda, solo hay una condición imprescindible: creer en uno mismo… y en cuanto al aburrimiento… ¡cómo me voy a aburrir conmigo misma! Sería como decir que no me gusto o que no me amo…

Viajar soloEstoy y vivo satisfecha y feliz conmigo misma, he practicado años de trabajo, esfuerzo, disciplina, perseverancia con dosis de disfrute y entretenimiento, sin detenerme demasiado en dar gusto a los sentidos externos, lo justo para recordar que estamos viviendo una experiencia humana…

Amigos, si no queréis que os pase lo mismo día tras día, no hagáis lo mismo… en la ZONA DE CONFORT no hay crecimiento porque no hay retos, ni desafíos… no te pones a prueba… esa falsa zona de seguridad, de apego al pasado, a lo conocido te ata de una manera que igual ni eres consciente de ello, como una venda que te impide ver más allá de los límites que te has creado falsamente… y ves pasar la vida sin usar ni descubrir tu verdadero potencial que se encuentra fuera, donde los miedos desaparecen al mirarlos de frente y abrazarlos… caen fulminados… son una trampa del ego… No hay que tener miedo, mas si ser prudentes y precavidos.

Para entender lo necesario que es salir de la zona de confort, le recomendamos leer la siguiente fábula ¡Corta tu rama!- Fábula “El halcón que no podía volar” . También podría ser interesante leer la fábula El poder del miedo y la inseguridad: La fábula de la puerta negra

Herman@s, si queréis sentir la verdadera libertad corriendo por vuestras venas, atreveos a viajar solos alguna vez (se puede compatibilizar con viajar acompañados en otras ocasiones),  liberaros del estigma social que conlleva viajar sola.

Es tan solo otra manera de atentar contra la libertad individual, es la moto que nos han querido vender y que yo no compro…

Viajar sola es un VIAJE INTERIOR,

Es aprender a estar sola contigo misma, no hay tiempo para quejas, o malos rollos, nada ni nadie te distrae, eres tú en pura esencia, sin interpretar ningún rol, y es tan sumamente liberador…

Pero cuidado… no viajo a lo loco… en mi caso debo deciros que antes de ir, estudio la cultura del país al que voy, me documento muy bien sobre lo que hay para visitar y más o menos el circuito a seguir, sin nada programado, según la marcha, y a poder ser en transporte público para mezclarme lo máximo que pueda con la gente local y tomar el pulso de la sociedad… es mi manera de entender el viajar…

No os podéis imaginar la gente tan maravillosa que conoces, las amistades que haces, las anécdotas que te suceden sin parar y que hacen que te sientas más viva que nunca… flotando en una mar de libertad… mecida por el viento del universo…

Mas debo deciros que también hay momentos duros y complicados, pues tienes que buscarte la vida continuamente… es también cansado y agotador para el cuerpo físico (eso se pasa en unos días de descanso a la vuelta, jejeje…) y tampoco puedes compartir lo que vives en el momento. No hay nada perfecto…

Para concluir, deciros, compañeros del camino, que lo grandioso sucede cuando vuelves y… lo visto, vivido, sentido y experimentado hace su efecto, cuando te das cuenta que ya no vuelves siendo la misma, has regresado convertida en tu mejor versión, y los efectos se empiezan a notar en tu vida del día a día, retornas con otro prisma, con otra mentalidad, con otra forma de «ver» y sentir.

Abierta, despierta, más humilde, tolerante, flexible, valiente… Feliz, dichosa por lo que eres y por lo que tienes en tu vida… emanando gratitud por todos los poros de tu piel…  GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS… Recordad hermanos… todo lo que nos propongamos, lo alcanzamos por merecimiento… nada es gratis en el universo.

Muy recomendado leer el siguiente artículo Ho´oponopono, ¡Gracias, lo siento, perdóname, te amo!

Luz y amor en vuestro camino… 

raquelblanco

 

Información sobre Raquel aquí: Raquel Blanco Coca

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.