La carta de liberación del Clan Familiar la redactarás con tu puño y letra. En el plazo de 30 días tu carta deberá estar escrita (en caso de necesitar más tiempo, tampoco importaría, pero lo recomendado son 30 días).

Tómate tu tiempo, no debes de escribirla deprisa, el objetivo es ir recordando todos los eventos y detalles; por lo que te llevará varios días. ¿Qué vamos a conseguir con esta carta? Conseguirás liberarte de todo aquello que hayas podido heredar de tus ancestros, de tu familia y las personas que te rodean, y que te estén afectando hoy, en tu día a día, en tu presente.

carta liberaciónCuando hayas terminado de escribir tu carta, te reservarás un día y un horario especial para realizar el acto de leerla y quemarla.

Es decir, has de buscar un día para ti, en el que vayas a estar a solas, en donde nada ni nadie te vaya a interrumpir y puedas así realizar una ceremonia de quema de carta que va a resultar impactante para tu subconsciente.

Puedes acompañarte con velas o incienso. Puedes quemar en caso de disponer de ellas, las fotografías de los miembros de los que vas a liberarte, también vale una fotocopias de las mismas. Puedes quemar, si lo tienes, algún objeto perteneciente a esas personas; si dispones de algún objeto que recuerde a esos miembros, también puedes quemarlas.

Es importante mantente consciente de que quemando las fotos u objetos que te recuerden a ellos, no vas quemarlos a ellos propiamente dicho, sólo te vas a deshacer de lo malo de ellos, para así, quedarte únicamente con lo bueno; que no te asuste la quema fotos u objetos.

Llegado el día y el momento, los pasos a seguir serían los siguientes:

  • Leer tu carta al completo en voz alta y en un ritmo pausado lentamente, para que así tu inconsciente sea capaz de captar todo aquello que estás soltando.
  • Una vez hayas terminado de leer, deberás quemar la carta hoja por hoja y juntarás las cenizas originadas para que al finalizar con el acto de la quema de carta, puedas deshacerte de ellas.

¿Y qué hacemos para deshacernos de ellas? Pues tú decides cómo hacerlo, puedes enterrarlas, o echarlas al aire, o tirarlas por el wc o a la basura, etc.  Así conseguiremos liberarnos de aquello que se ha ido cargando en el inconsciente o que hayamos heredado.

Terminado el acto de quema de carta y una vez liberados de las cenizas, le sigue una cuarentena de 30 días, donde tu mente asimila, y asienta lo vivido, lo que ha sentido y lo que ha soltado. Tener presente que van a ser 30 días de cambios de ánimo de gran intensidad, algunos días, podréis incluso vivir una crisis de sanación (incremento de síntomas físicos, dolores, mareos, náuseas, etc).

Por ejemplo, algunos días, podrás sentirte muy cansado y tener mucho sueño, o al contrario, no tener nada de sueño, puedes sentirte alegre, triste, entusiasmado, excitado, deprimido, etc. Y no te preocupes, porque todo está dentro del proceso, todo es totalmente normal.

Terminada la cuarentena, entre los días 30 y 34, tendrás una sensación de ligereza enorme, además, sentirás que tus pensamientos y sentimientos son más claros. Te sentirás con poder y seguridad para llevar a cabo una toma de decisiones y realizar cambios. Te invadirá la sensación de paz interior, certeza y conciencia plena de todo aquello que has llegado a soltar. Empezarás a tener mayor claridad con respecto a nuevos rumbos y opciones, y ya no te verás afectado por las personas de las que te has liberado.

A tener en cuenta:

  • El período de cuarentena no es fijo para todo el mundo, es más varía de persona a persona, pudiendo ser que alguien perciba los cambios a los 15, a los 30,a los 60 o incluso a los 90 días. Cada persona vive este proceso de forma diferente.
  • Este acto de carta de quema se puede hacer tantas veces como sea necesario, pudiendo hacer referencia a las mismas personas, pero nunca los mismos
  • Cada carta que se haga, llevará su cuarentena.

Por tener claro el punto 2, si por ejemplo, escribí una carta de duelo por mi padre que era alcohólico, realicé la quema y pasé la cuarentena; pero de aquí a un año me acuerdo de que cierta noche atropelló a una persona y que se dio a la fuga y quiero liberarme de esto, puedo realizar una carta haciendo mención al atropello, nunca al alcoholismo, porque sobre ese tema ya realicé el duelo.

Y por terminar, siempre es bueno conservar este modelo donde nos indica cómo redactar y qué pasos llevar para realizar la quema de la carta ya que todavía nos faltan muchas cosas por vivir. Si en un periodo de 10 años, vemos que estamos cargando con nuevos problemas, ya sean de familiares, amigos, compañeros o jefes del trabajo, etc, podemos realizar este acto para evitar así que nuestros hijos hereden nuestros futuros errores.

Beatriz Delgado

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here