La Sanación: Niveles, terapias y la sanación espiritual y holística

La Sanación: Niveles, terapias y la sanación espiritual y holística 9Cuando hablamos de sanación debemos comprender que no solo se trata de curar, sino que es un proceso que va mucho más allá del cuerpo físico, por lo general la sanación es un conjunto de prácticas que tienen que ver con terapias alternativas y espiritualidad, en algunos casos esotéricas o religiosas.

Lo cierto es que, la sanación es un proceso espiritual, mental y emocional muy poderoso, ya que se logra cuando la persona se conecta con su interior, alcanzando un estado de integridad.

La sanación también se relaciona al desarrollo personal, ya que alcanzar ese estado es un proceso complejo y la persona sanada, puede entrar en una especie de transformación positiva, acercándose más a su área espiritual, conectándose con  el espíritu y energías auto sanadoras que hay en cada ser humano.

La sanación va más allá de curar una enfermedad o patología, ya que se busca sanar a la persona completamente, lo que quiere decir: Restablecer la salud, el equilibrio y las frecuencias naturales en la persona, tanto en el cuerpo como la mente y el alma.

Existen varios tipos de sanación, que pueden ayudar a conseguir bienestar y felicidad, los principales son:

  • Sanación reparadora o curativa: Es utilizada principalmente para realizar tratamientos a dolencias, síntomas físicos, traumatismos, enfermedades, inflamaciones, entre otras.

Este tipo de sanación es empleada por muchos sanadores y terapeutas, aquí entran practicas como: El Reiki o Medicina manual etérica.

  • Sanación espiritual: Es un tipo de sanación más profunda, que se enfoca no solo en sanar el cuerpo, sino también el alma, que se basa en una conexión con la conciencia universal suprema, todo a través del sanador.

En esta sanación la persona se conecta con su esencia espiritual, también con su fuente de energía divina, que tiene que ver más con un estado del ser, aquí entran practicas como la meditación, oración, curación a distancia, medicina antropofísica, técnicas neochamanicas, entre otras.

Definición de sanación

La Sanación: Niveles, terapias y la sanación espiritual y holística 10La sanación es un proceso en el que se busca encontrar un estado óptimo de salud, por lo general para quitar dolores, síntomas, inflamaciones o cualquier otra afección.

También se puede relacionar con la superación de procesos patológicos, eliminar alguna alteración o trastorno, e incluso de curar una enfermedad, pero es un proceso que va mucho más allá, en el que se busca generar un bienestar y equilibrio entre el cuerpo, la mente y el alma.

La sanación es un proceso espiritual, en el que se usa la energía divina para recobrar el bienestar y la salud de la persona, ayudándola a sentirse bien en todos los ámbitos de su vida, no se limita al cuerpo físico, sino que también trata el área espiritual y mental de la persona.

3 Niveles de sanación: Cuerpo, Mente y Espíritu

La sanación engloba varias técnicas de sanación ancestrales, que se han ido planificando a través del tiempo y que pueden conformarse por elementos del campo energético, como el aura, las emociones, pensamientos, chakras y pensamientos espirituales.

La sanación energética usa la energía vital o prana, para ayudar a las personas a fortalecer y dar un equilibrio a su campo energético, lo que va a tener un impacto positivo en todas las áreas de su vida.

Para hallar una verdadera sanación, esta debe aplicarse en 3 ámbitos: Cuerpo, mente y espíritu, solo de esta forma podemos hallar un equilibrio y bienestar total.

1.- Sanación a nivel físico -> CUERPO

sanación cuerpo

Este es uno de los aspectos a los que se dedica la sanación, el cuerpo es nuestro vehículo para trasladarnos, es el principal lugar que habitamos, por ende es una de las cosas más importantes, pero este estado de salud se puede conseguir solo si entramos en sintonía con nuestra mente.

Se dice que somos lo que pensamos, por lo que si quieres que tu cuerpo se mantenga saludable, es esencial que prestes atención a tus pensamientos, a cuan negativos o positivos son, ya que muchas veces son estos los que pueden estar intercediendo en tu vida a nivel físico.

Una persona con pensamientos negativos, depresión, ansiedad o cualquier otro, también presenta síntomas, dolencias y malestares en el cuerpo que van afectando también su salud física.

Por ello, para que la sanación tenga los efectos deseados en el cuerpo, hay que cambiar la forma de pensar, ya que la mente es una clave en este proceso, y existen mecanismos de auto sanación en el cuerpo humano que se activan si entramos en sintonía con ellos.

Para sanar el cuerpo existen diversas técnicas como la meditación, aromaterapia, hipnosis, pensamiento positivo, el reiki, biomagnetismo y por supuesto el yoga, que a través de diferentes posturas, logra impactar positivamente todas las áreas del cuerpo, trayendo bienestar físico, ejercitando los músculos y relajando la mente.

Prácticas como el yoga, aunque utilizan principalmente el cuerpo, también ayudan a encontrar el equilibrio de este con la mente y el espíritu, a través de una conexión con nosotros mismos, mientras la practicamos.

Algunas terapias como la hipnosis ericksoniana, han demostrado ser efectivas en pacientes con síndrome de colon irritable, también estas técnicas han contribuido a fortalecer el sistema inmunitario.

2.- Sanación  psicológica -> MENTE

La mente abarca todo lo que tiene que ver con nuestra filosofía básica de vida, incluyéndose las creencias, ideas e intelecto que tengamos, por lo que la sanación psicológica es esencial para lograr un bienestar optimo.

Realizar una sanación mental es hacer que la persona se vuelva consciente de sus pensamientos y creencias, sobre todo reconocer aquellos ideales negativos y encontrarles el lado positivo, eligiendo solo aquellos valores, creencias y filosofías que realmente aporten algo bueno a nuestras vidas y ayuden a que evolucionemos.

Son muchos los factores que afectan la mente, ya sea la influencia familiar, de estudios, cultura, religión o simplemente las vivencias que se experimenten, por ello, para hacer una sanación mental lo principal es hacernos consciente de todo lo que pensamos y creemos, tratando de mirarlo desde perspectivas distintas.

Sanar la mente es de gran importancia, ya que esta también juega un papel esencial en nuestras emociones y sentimientos, los pensamientos negativos pueden interferir en el control emocional, lo que influye en todos los ámbitos del ser humano.

Estos pensamientos tienen el poder de dañar la salud, influyendo también en el sistema inmunológico, por lo que si nos enfocamos solamente en ideas y creencias negativas, nos expondremos mucho más a enfermedades, infecciones y diversas patologías.

Además el tener pensamientos más positivos nos ayuda a mantenernos sanos, equilibrados y a ser mucho más felices, esto se puede lograr teniendo un estilo de vida mejor, una buena alimentación y hábitos saludables.

3.- Sanación espiritual -> ESPÍRITU

sanación espiritualMantener una buena salud en el espíritu, tiene la misma importancia que cuidar nuestro cuerpo, por lo que la sanación espiritual es indispensable para hallar un bienestar total.

La energía espiritual es una de las fuentes más importantes para la sanación, ya que esta proviene directamente de Dios, quien es la fuente de toda la vida, todo esto de acuerdo a las creencias de cada persona, algunos ponen su fe en el espíritu santo, los ángeles o en el universo, pero siempre reconociendo que hay una divinidad de donde proviene esta sanación.

Para sanar el espíritu, existen varias técnicas, como la meditación o el hooponopono, una técnica hawaiana muy antigua, que a través de las palabras: “Lo siento, perdón, gracias, te amo”, que deben ser repetidas como un mantra, sirven para limpiar pensamientos negativos y también nos ayudan a conectarnos con lo espiritual.

La sanación espiritual también tiene cambios positivos a nivel físico y mental, ya que todo está conectado y cuando nos permitimos mejorar nuestra área espiritual, notamos como nuestras vidas cambian para bien, reconociendo que hay algo más allá de lo físico que nos protege y nos sana a través de energías positivas.

Este tipo de sanación también ayuda a que mejoremos nuestra relación con nosotros mismos, conectándonos con lo más profundo de nuestro ser y sanando todo aquello que nos cause algún malestar.

Sanación emocional

sanación emocional

Hallar sanación en el área emocional puede parecer difícil, sobre todo si se ha atravesado por alguna experiencia dolorosa, pero hay que empezar por reconocer que hay una herida y tomarse el tiempo de pensar realmente que es lo que sentimos, ya sea tristeza, rabia, ira o cualquier otra emoción que nos afecte.

Para hallar esta sanación, debemos primero reconocer lo que sentimos, buscar la ayuda necesaria para sobrellevar este proceso.

Si decides ir con un sanador o buscar terapias alternativas, puedes recurrir a la meditación y también a otras alternativas como la ayurveda o medicina tradicional India, que tiene como objetivo hallar un equilibrio y unificación entre el cuerpo, mente y espíritu, lo que sin duda hará que el área emocional mejore considerablemente.

Solo cuando logramos un control emocional, podemos tener un nivel alto de bienestar y hallar un buen equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Sanación holística (integral)

La sanación holística, es considerada un tipo de medicina alternativa, que se centra en los poderes de sanación naturales del organismo, estudiando cómo influye el medio ambiente y como interactúan los tejidos.

Esta sanación emplea tratamientos tradicionales y modernos, que visualizan al ser humano como unidad entre mente, cuerpo y espíritu, a diferencia de la medicina tradicional, esta busca tratar al paciente y no a la enfermedad directamente.

Este tipo de sanación busca sanar de forma integral esos tres ámbitos del ser humano, modificando todos los hábitos dañinos que afecten la salud del paciente y ayudándolo a llevar una vida más saludable, a través de la integración de actividades deportivas, una alimentación balanceada y cualquier tipo de método.

Por lo general, la sanación holística pone en práctica métodos como la acupuntura, la homeopatía entre otros, con el objetivo de ofrecer un equilibrio al paciente en todos los ámbitos de su vida y que esto se evidencie en su salud.

La sanación holística no se limita solo al ámbito físico, también toma en cuenta las emociones, el pensamiento y el área espiritual, como causantes de un desequilibrio en la salud.

Este tipo de sanación también se basa en el amor como energía, asumiendo que tiene poderes curativos únicos, y que ayudan a sanar cualquier ámbito de la vida, por lo que siempre se buscara que el paciente se enfoque en las cosas de la vida que tengan que ver con el amor, ayudándolos a ver el mundo desde una mejor perspectiva y encontrar el bienestar que tanto necesitan.

Medicina alopática

Este tipo de medicina no solo se basa en técnicas o métodos, sino que también engloba la parte de las sustancias e ingredientes activos, o de las intervenciones físicas que ayudan a tratar síntomas de alguna enfermedad, suprimiendo dolencias u otras manifestaciones.

La medicina alopática también engloba los tratamientos naturales, elaborados a base de plantas, aceites esenciales u otros.

Este es el tipo de medicina que usan los homeópatas, pero a diferencia de la medicina tradicional, emplean sus medicamentos en pequeñas cantidades, para tratar los síntomas en personas enfermas.

La homeopatía es un método terapéutico, que se basa en la ley de similitud, e la que se cree que una sustancia que causa los síntomas de una enfermedad en personas sanas, es la misma que va a curar algo similar en personas enfermas.

Este tipo de medicina, se enfoca en curar los síntomas pero no específicamente en sanar la enfermedad.

Medicinas complementarias u holísticas

Engloba una serie de técnicas terapéuticas, que no son parte de la medicina convencional, pero que pueden complementarse con esta en algún tratamiento.

Este tipo de técnicas tienen como objetivo equilibrar a la persona totalmente, a nivel físico, mental y emocional, mientras que la medicina actúa, ayudando a aliviar síntomas, mejorar la calidad de vida, atenuar efectos secundarios de algunos tratamientos.

Entre las técnicas que engloba este tipo de medicina, se encuentran: Masajes, acupuntura, fitoterapia, yoga, yoga mudras sanadores, grupos de apoyo, meditación, tai chi, alineación de chakras, entre otros.

También puede emplear tratamientos naturales para ayudar a la persona en cuestión a sentirse mejor, aunque muchos prefieren acudir a este tipo de terapias y no a la medicina tradicional, por lo que tratan sus patologías solo de la forma natural.

Terapias complementarias o alternativas

Estas terapias son llamadas de esta forma, ya que no forman parte de la medicina occidental, aunque muchos las combinan con tratamientos de medicina tradicional, ya que estas prácticas disminuyen el estrés y contribuyen a que el paciente se sienta mejor.

A pesar de que este tipo de terapia es capaz de sanar y aliviar a las personas, no se basa en métodos científicos, sino en alternativas naturales, que pueden tener efectos positivos en la salud.

Estas terapias buscan mejorar globalmente las condiciones de vida de la persona, no son invasivas y tampoco causan dolor a quienes las reciben.

5 tipos de terapias complementarias

  • Terapias integrales o de sistemas completos: Como su nombre lo dice se basan en un sistema muy completo, en el que se complementan la teoría y la práctica, además de percibir a las personas como un ser humano integral, buscando siempre el bienestar a nivel físico, mental, emocional y en muchos casos social.

Dentro de estas terapias se encuentran: La ayurveda, neuropatía, homeopatía y la medicina tradicional china, que a su vez incluye la acupuntura.

  • Terapias naturales biológicas: Se basa en terapias que aun no han sido probadas desde el punto de vista de la ciencia.

En esta terapia se puede emplear sustancias como: Vitaminas, dietas e hierbas. En algunos casos se usan productos de herboristería, suplementos dietéticos e incluso sustancias como el cartílago de tiburón, todo con el fin de mejorar la salud.

  • Terapias energéticas: Se basa en el uso de campos de energía para atraer beneficios en la salud, algunos ejemplos de estas son: Reiki, terapia vibracional, tai chi, Chi kung, terapia floral, entre otros.

Estas técnicas buscan influir en los campos energéticos que rodean el cuerpo humano, para lo que también se utilizan métodos biomagneticos, a través del uso de imanes para equilibrar la energía corporal y de esta manera hallar un equilibrio y bienestar en la persona afectada.

Las terapias energéticas, son aplicadas por un sanador espiritual que se convierte en un guía, ayudando a la persona a entender distintos aspectos de su campo energético, emociones, chakras, pensamientos, aura y distintos aspectos espirituales.

  • Terapias manuales: A diferencia de la terapia energética, esta se centra en manipular o mover alguna de las partes del cuerpo, generalmente son usadas cuando ocurre alguna lesión o existe alguna dolencia en el cuerpo, causadas o no por una enfermedad.

En este caso se encuentran: La quiropraxia, osteopatía, reflexología (a través de los pies), aromaterapia, masajes, shiatsu (presión en diversas áreas del cuerpo).

  • Terapias holísticas mente-cuerpo: Como su nombre lo dice, son terapias más completas, ya que no solo se basan en la energía, la mente o el cuerpo, sino en todo al mismo tiempo.

En estas prácticas se logra la interacción entre el cuerpo, la mente y el comportamiento, además se incluyen técnicas que ayudan a controlar los pensamientos, sustituyendo lo negativo por lo positivo.

Al ayudar a tener un control mental que puede estar afectando las funciones físicas, se logra mejorar considerablemente la salud.

Entre estas terapias se encuentra principalmente el yoga, que a través de diferentes posturas y movimientos corporales, ayuda a dominar la mente, la energía y a conectar con la espiritualidad.

Además, se encuentran prácticas como la meditación, curación mental, la danza, el arte, curación mental, entre otras.

La idea de este tipo de terapias es hallar el origen emocional de las enfermedades, implementando distintas alternativas para hallar la sanación.

El sanador energético

Es quien se encarga de ayudar a que cualquier persona pueda comprender distintos aspectos relacionados con su energía o campo energético, como: Las emociones, el aura, chakras y los pensamientos.

Además un sanador energético (que tiene desarrollado el don de la sanación), busca que sus pacientes recuperen de manera progresiva la salud y el bienestar en todos los ámbitos de su vida, trabajando de manera integral al aplicar distintos métodos y recursos que ayudan a promover la sanación física, espiritual y emocional en las personas.

La sanación energética se puede realizar en persona o a distancia, teniendo como propósito transmitir luz y energía hasta donde esté la persona que lo requiera.

Todo esto genera una mejor integración en el bienestar a nivel mental, espiritual, físico y emocional, ya que todo sanador energético mueve la energía y la luz, hasta llevarla a sus pacientes que lo necesiten.

El reiki es uno de los tipos de terapias que aplica el sanador energético, basándose en llevar energía vital hasta el cuerpo de sus pacientes, usando sus manos para transmitirla hasta el cuerpo de la persona, en este caso si se requiere un encuentro presencial, que garantiza el alivio de enfermedades.

Otro método que puede usar un sanador energético es el Thetahealing, otra terapia energética que puede aplicarse a distancia o en persona, en la que se pueden realizar meditaciones guiadas, verificación por testeo muscular, entre otras, con el fin de cambiar creencias negativas y mejorar la situación actual y salud de la persona.

Estas y muchas más alternativas, son usadas por los sanadores energéticos, y aunque sean realizadas de manera distinta, todas tienen el fin de curar el cuerpo energético y también el ámbito físico, emocional y espiritual de la persona.

La sanación energética va mas allá de la medicina tradicional, ya que la segunda solo trata el cuerpo físico, pero el sanador energético puede llegar hasta la raíz de la enfermedad, hasta lograr que esta desaparezca por completo.

En muchos casos la medicina tradicional falla por no conocer el cuerpo energético, suprimiendo solamente los síntomas que presente la persona y no la enfermedad como tal, por lo que esta alternativa puede ir mucho más allá, desbloqueando equilibrando y habilitando el campo energético para que la energía de la persona fluya correctamente.

Todo esto es posible, ya que el cuerpo físico se encuentra rodeado de energía y luz, que están conectadas a la energía universal, por lo que si la energía no fluye correctamente en el cuerpo, este tiende a enfermarse.

De hecho, en muchos casos no hay una enfermedad física, pero siguen presentándose síntomas en el cuerpo y hasta que no se acude a la sanación energética, la persona no sanara completamente.

Por último, se puede decir que para que se logre realmente un equilibrio entre la mente, cuerpo y espíritu, también es necesaria la disposición del paciente, por lo que el sanador va más allá y le explicara todo el proceso por el que debe pasar su cuerpo energético, hasta lograr una salud optima en todos los ámbitos.

– OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA SANACIÓN: –

Potencia al sanador que llevas dentro. Parte II

arqueotipo sanador

En el post anterior de esta serie descubrimos el arquetipo del guerrero, ese poder que llevamos dentro que nos permite la autoexpresión, la fuerza y el coraje de perseguir nuestras…

  • 384
    Shares

El poder transformador y curativo de los mantras

El poder de los mantras

Un mantra es una sílaba, palabra o frase escrita en sánscrito, un idioma sagrado. Los budistas y los hindúes utilizan el canto de mantras para sanar y favorecer el desarrollo…

  • 468
    Shares