Stonehenge, el misterio de los megalitos

0
667

StonehengeStonehenge es un lugar de gran trascendencia en la historia humana, aunque aún no sabemos del todo lo que significa. Lo que sí es cierto es que son la prueba de que nuestros antepasados del Neolítico tenían conocimientos de astronomía de gran importancia, mucho antes de que los celtas, los romanos y los bretones llegaran a aquellas tierras.

La construcción de Stonehenge data del año 3000 a.C. y ha sobrevivido a numerosas razas, invasiones y culturas. Para muchos no simplemente tiene un valor histórico y astronómico, sino también espiritual, y de hecho, cada solsticio muchas personas se reúnen allí, ya que piensan que este lugar genera mucha energía positiva.

¿Cómo está construido Stonehenge?

Stonehenge está formado por varios bloques de megalitos o rocas metamórficas. Se distribuye en cuatro circunferencias concéntricas. El exterior está formado por grandes piedras de arenisca con forma rectangular; en sus orígenes, estaban coronadas por dinteles de piedra, de los que hoy sólo quedan siete en pie. En la hilera exterior, hay otro círculo de bloques pequeños de arenisca.

El conjunto de Stonehenge está rodeado por un foso de un diámetros de 104 metros. En este espacio hay un bancal con 56 fosas que se llaman los agujeros de Aubrey. El bancal y el foso están atravesados por la Avenida, lo que suponía un camino procesional cuyas medidas eran de 23 metros de ancho.

Si nos preguntamos con qué finalidad se fue construyendo esta estructura, existen múltiples opiniones. Hay alrededor de 300 enterramientos que datan de los años 3030 y 2340 a.C. Sabemos que en todo caso no era un cementerio orientado a la mayoría de los muertos, sino sólo a personas escogidas. La piedra representaba lo eterno y servía para delimitar puntos energéticos en la tierra. Pudo utilizarse para hacer ceremonias religiosas en el culto a los muertos.

Teorías sobre Stonehenge

Algunas teorías hablan de que las piedras de Stonehenge, distribuidas de modo tan preciso y al mismo tiempo sorprendente, fueron trasladadas por una raza de gigantes que vivió en la antigüedad. Hablamos de los llamados hiperbóreos. Un historiador griego, Diodoro, se refirió a la isla dando a entender que en ella habitaban algunos adoradores de Apolo, que habían construido “un recinto y un templo ilustre”.

Por lo que sabemos, lo cierto es que la construyeron unos habitantes prehistóricos que vivían en la zona de Salisbury, muy cercana a Stonehenge, aunque lo cierto es que no se trataba de gigantes. Sigue siendo un misterio cómo personas de esta época, sin la tecnología ni la fuerza suficiente, pudieron trasladar piedras semejantes y situarlas en esa posición.

Lo que sí sabemos es que, para los antiguos druidas, este lugar suponía un santuario al que acudían numerosas personas para curarse de sus males, de la misma manera que hoy muchas personas acuden a Lourdes con esta intención. Muchos pensaban que estas piedras tenían propiedades curativas de algún tipo, según leyendas de la época.

Los druidas no sólo eran personas ligadas al mundo de la religión; también se les consideraba sabios astrónomos, magos y médicos.

En los alrededores, se han podido descubrir tumbas de personas de muy diferentes lugares de Europa continental, Irlanda y Gales, lo que atestigua que el lugar atraía a personas de diferentes partes del mundo, ya desde muy antiguo.

Algunos expertos consideran que Stonehenge no es el único monumento megalítico situado en esa zona, y de hecho, podría haber otras muchas estructuras similares en los alrededores que aún no se han encontrado.

¿Qué significa para ti Stonehenge? ¿Conoces nuevas teorías sobre esta construcción megalítica?

Artículos relacionados: Curiosidades de la vida

“La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar por una cuerda floja!Osho

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here