Comparte consciencia
  • 56
    Shares

El trascender el ego es ir más allá de nosotros mismos, tanto que este deja de existir en nosotros.

No es necesario tener que ir a Tíbet a realizar retiros de silencio ni tampoco realizar largas sesiones de meditación para conseguirlo. Solo debemos saber identificar quien es la mente ego y no darle credibilidad alguna.

¿Qué es el ego?

Etimológicamente, la palabra “ego” proviene del latín que significa “yo”. En la psicología, el ego es una pretensión psíquica mediante la cual una persona se identifica como “yo” y comienza a ser consciente de que tiene una identidad propia.

Entonces, esto significa que el ego en sí mismo es, la parte central de la consciencia humana, la cual se encarga de darle el sentido de “sí mismo”.

Las personas espirituales comúnmente consideran al ego como negativo; pero la verdad es que, este no lo es del todo.

Son los pensamientos basados en el miedo los que son negativos, y al nosotros trascender el ego, sabremos manejarlo y se nos entregara un equilibrio entre nuestra mente y espíritu.

Como se define el ego

El ego solo es eso, ego; no es positivo ni negativo. Tus pensamientos determinan si estas alineado con lo positivo o lo negativo. Una manera más sencilla de entender tu ego es esta:

  • Ego es la imagen: que tienes de ti mismo, lo que tú crees que debes tener, ser o hacer.
  • Ego es la máscara social: la cara que sueles ponerte a ti mismo para mostrar al mundo.
  • Ego son tus roles y títulos: novio, hija, hermano, amigo, mamá, compañero de trabajo o de estudios.

El ego puede llegar a ser arrogante, cegador, peyorativo, inconformista e insaciable por naturaleza, puede llegar hasta un nivel de obsesión y paranoia realmente dañinas. El ego es el “falso yo”.

Lamentablemente, el ego es algo con lo que debemos vivir toda nuestra vida, pero no tenemos que escucharlo ni creer todo lo que este tiene para decirnos. Intenta no tomarlo muy enserio, recuerda que tu ego no es el verdadero tu.

Los 10 tipos de egos

La siguiente lista que hemos estructurado para ti, muestra una manera sencilla de identificar cual es el tipo de ego predominante que tienes (o en todo caso, sus combinaciones):

  1. Ego Insaciable: el “centro de mesa”, hace cualquier cosa para no pasar desapercibido y llamar la atención.
  2. Ego Sabelotodo: es aquel que siempre asegura tener la razón, ama dar consejos sobre todo, cree tener las respuestas de todo, siempre tiene una respuesta aunque no sepa, no puede quedarse callado.
  3. Ego Interruptor: este ego jamás deja que los otros terminen de hablar, su necesidad autorreferencial es tan grande que suele interrumpir siempre.
  4. Ego Envidioso: este no soporta los éxitos y triunfos de otros. Suele humillar a los que piensa que son mejores que el.
  5. Ego Jinete: se aprovecha de lo que otros dicen, utilizando los datos de los demás para su beneficio propio. Es usurpador y copión.
  6. Ego Sordo: regularmente finge escuchar, pero nunca lo hace, le gusta tener la oportunidad de hablar solo a él.
  7. Ego Prestigioso: este es el que siempre está en busca de reconocimiento, de admiración y aplausos en cada cosa que realiza. Siempre quiere ser el mejor en todo. Utiliza con frecuencia las frases: “Yo sabía”, “te lo advertí”. “te lo dije, pero nunca me escuchaste”, etc.
  8. Ego Orgulloso: es el ego discutidor y competitivo, que jamás le gusta perder.
  9. Ego Manipulador: este es el ego astuto, el que se las arregla siempre, ya sea acomodando, tergiversando, mintiendo, engañando o justificando para que las cosas resulten a su favor siempre.
  10. Ego Silencioso: calladamente este ego siempre tiene un discurso hipócrita, enjuiciador, paralelo y es criticón.

Aprende a identificar tu ego para así comenzar a trascenderlo y lograr el equilibrio que necesitas

Ya te mencionamos que es el ego, y cuáles son los 10 tipos de ego más comunes. Ya que sabes esto, es importante ahora que aprendas a identificar tu ego, lo que vive en ti, para

comenzar a trascender el ego y avanzar en este aprendizaje. Para identificarlo, debes analizar estas cosas en ti:

  • Estas atrapado en círculos de pensamiento: constantemente piensas en las mismas cosas una y otra vez.
  • Te consumen tus emociones: especialmente el enojo, la decepción y el dolor.
  • Tú dialogo interior se encuentra centrado en la autocrítica: en las dudas, los temores, la ansiedad, piensas que no eres lo suficientemente hermosa o buena, no te sientes capaz de hacer algo, te siente saturada y no le encuentras sentido a tu vida.
  • Tu valor depende de cosas externas: ya sea de una pareja, una enorme casa, un gran trabajo, un buen círculo de amigos, un armario hermoso.
  • Necesitas la validación de otros: para sentirte bien contigo mismo.
  • Te resientes o molestas con facilidad: cuando las cosas no salen como deseas, cuando las personas no actúan de la forma que esperas, cuando te defraudan, o te hacen o dicen cosas ofensivas.

Claves para trascender el ego

No existe manera de librarnos del ego, al intentar hacerlo solo lo agrandamos. Para trascender el ego debe hacerse con astucia.

Cuando nos permitimos aunque sea por un instante trascender el ego, rompemos las cadenas a las cuales estamos atados.

El trascender el ego va más allá de lo que creíamos ser y nos damos cuenta de que somos infinitamente más que eso, que toda esa mentira.

  • Realiza cada día algo que te asuste: O más bien seria, realiza algo todos los días que a tu ego le asuste. Al ego le asustan cosas como el juicio público, la coherencia, sentirse expuesto a la crítica, hacer algo “mal” ante los ojos de los demás. Cuando realizamos algo que nos asusta, estamos restándole poder al control del ego.
  • Acaba con la lógica del ego: La lógica que tiene el ego es el miedo, y luego de esto la separación, intranquilidad… trascender el ego es hacer que este se esfume. Desaparezca, y junto al, el miedo. ¡Veras que el resultado será gratificante!
  • Haz algo cada día que mejore la vida de alguien: Cualquier cosa. Realizar algo por los demás deshace a tu ego por completo, te saca de lo que necesita. Estamos diseñados muy bien para hallar mucha dicha en la ayuda desinteresada.
  • Libérate de los cánones de belleza: No se trata de no cuidar de nuestra apariencia, ni mucho menos, si nos amamos todo lo que somos, también amamos nuestro cuerpo y nuestro cuidado, pero libérate de la esclavitud de siempre mantener cierto nivel de esta “belleza” que en ocasiones es inalcanzable.
  • No te des mucha importancia: No la tienes. No somos especiales ni nunca lo hemos sido, es fuerte ¿cierto? ¿Qué es más liberador que esto? El ego piensa que es el centro del universo, dile que no quieres el puesto, esto será realmente divertido y gratificante.

Puedes construir una mejor relación con tu yo verdadero por medio de la meditación, pasando tiempo en la naturaleza, escribiendo un diario, ser autentica y de corazón abierto, haciendo todo lo que amas.

Aprende a escucharte, confía en ti y actúa de manera real. Estas llena de amor incondicional, sabiduría, felicidad, valor, fuerza y alegría. No podrás ser perjudicada por las opiniones de los demás ni circunstancia externa alguna, no podrás ser perjudicada por nada.

Deshazte de la negatividad, no del ego. Tú puedes hacer, ser y tener todo lo que deseas, solo busca un fin honorable para todo esto y vendrá fácilmente por medio de

Recuerda que, controlado y balanceado, el ego no es ni bueno ni malo en sí. El limite esta cuando este comienza a producirnos sufrimiento.


Comparte consciencia
  • 56
    Shares
  • 56
    Shares

🎁 Los secretos de la mente abundante , ebook gratuito💰 🙏🏼

* indicates required
Aceptación de la política de Privacidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.