Deja de luchar ante la vida, opta por colaborar

0
595

tranquilidad

No luches contra un resfriado u otra enfermedad, incluso aunque sea grave. No te pelees con tus familiares ni con alguien que tenga opiniones políticas diferentes. No luches contra las adicciones y sobre todo, no luches contra ti mismo. En vez de hacerlo opta por vivir colaborando. Si padeces un cáncer o una artritis diles algo así como:

Si insistes en permanecer dentro de mi cuerpo, quiero que vivamos en paz y armonía; si no va a ser así, te invito a que te busques otra residencia.

Cuando te relaciones con tus hijos u otros familiares, considera que eres su aliado y practica diariamente la virtud de no luchar. Esto al principio puede parecer bastante complicado, duro e incluso podemos pensar que es absurdo, pero piénsalo: ¿Qué te aporta estar enfrentado y luchando contra todo lo que percibes como «malo»?, NADA. Entras en un bucle, en un laberinto sin fin, del que es difícil salir.

Las personas con enfermedades crónicas, con relaciones laborales o matrimoniales insoportables, se estarán preguntando por el sentido de esta afirmación. Y yo os digo: «Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma».

Deja de luchar ahora, no es resignación, es entender de alguna manera que aquello que te está afectando necesitas trascenderlo, y que tienes el poder para vencerlo desde una comprensión profunda. Aceptar, entender y transmutar la situación desde el Amor.

Lee este artÍculo de autoayuda: Ho´oponopono Frases oraciones y meditación

Si una situación tiene solución, para qué preocuparte, y si no la tiene, para qué preocuparte. Mantén un diálogo interno con esta situación que te incomoda, y se más grande que el problema, haz uso de tu poder interior.

La paz, la calma, la serenidad y el entendimiento profundo hará que se resuelva por completo, puesto que tu atención está enfocada en la colaboración y no en el enfrentamiento, resentimiento, ira o venganza.

Opta por vivir colaborando

Un buen soldado no es violento. Un buen soldado no es irascible. Los buenos ganadores no compiten. Los buenos empresarios sirven a sus empleados. Los mejores líderes actúan de acuerdo con la voluntad del pueblo

Todos ellos encarnan la virtud de la NO competencia. A esto se le llama la virtud de no luchar. A esto se le llama el poder de los demás

Desde los tiempos antiguos esto se ha conocido como la unidad definitiva con el cielo

Wayne Dyer. Nuevos pensamientos para una vida mejor

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.