escalera magica

En esta ocasión, vamos a compartir con vosotr@s una historia (desconozco el autor) que a mí personalmente me ha gustado mucho, en su día me removió muchas emociones, pero a su vez, me ha enseñado a aceptar ciertas situaciones. Me ha enseñado a poner un punto y coma, y hasta incluso un punto final, para poder darle paso a una nueva etapa en mi vida. A dejar ir a ciertas cosas y personas para que otras mejores se aproximen.

Una nueva etapa que no penséis que fue de la noche a la mañana, es más, tras una ruptura con la persona que tanto y tanto quería seguía llevando la mirada atrás esperando al milagro… y no te creas que no, el milagro ocurrió, se llamaba de diferente manera :).

Antes de empezar, sería aconsejable que buscaseis un lugar en calma y silencioso, un lugar para ti.

La escalera mágica

Ahora cierra los ojos e imagina que esa persona que es tan importante en tu vida y tú, os situáis cogidos fuertemente de la mano frente a una larga escalera mágica.

De momento estáis situados en el mismo nivel, por lo que os sentís tranquilos, cómodos, y seguís fuertemente cogidos de la mano. En ese momento, tú sientes un impulso y subes un escalón; pero tu compañer@ de viaje no te acompaña, prefiere quedarse en su nivel. En este momento os encontráis en niveles distintos, pero bueno, no hay mucha diferencia y todavía podéis estar agarrados de la mano de forma cómoda.

Pero…. Un nuevo impulso y tú subes otro escalón. Tu compañer@ se niega a hacerlo, se siente comod@ en el nivel inicial y no quiere moverse. La situación se vuelve más desagradable puesto que las manos ya comienzan a sentirse tirantes, y tú no entiendes cómo no te acompaña si ibais a estar juntos para siempre…

Subes un escalón más y ya la situación se vuelve insostenible. Sientes que tu compañer@ te está frenando en tu avance, en tu evolución; pero lo quieres tanto que necesitas que esa persona avance junto a ti, que suba los escalones hasta llegar a tu nivel, no la/lo puedes perder, es imprescindible en tu vida. Le intentas convencer y animar a que suba, que nuevos aprendizajes están esperándole, pero nada..

Lo que ocurre es que desafortunadamente, para tu compañer@ de viaje no es momento de evolución, no es momento de subir ningún escalón. Tú te encuentras sumergido en una revolución de sentimientos porque no quieres perder a esa persona tan importante y por otro lado, no puedes y quieres bajar de nivel, necesitas crecer.

En un nuevo impulso para avanzar hacia arriba, ocurre lo inevitable, lo que se estaba anunciando escalones atrás.. Vuestras manos se sueltan, ese lazo que os unía se rompe. En esta circunstancia puedes hacer dos cosas:

  • Puedes llorar, gritar a los cuatro vientos que por favor suba de nivel, se te puede incluso pasar por la cabeza el bajar tú de nivel, o
  • Seguir avanzando y esperar a que algún día volváis a encontrar. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que después de esa ruptura de lazo, ya nada volverá a ser lo mismo..

Entre estas dos opciones, eliges la de continuar avanzando, puesto que te has dado cuenta (aunque todavía no lo tengas del todo aceptado, porque esto significa un fuerte desgarro al dejar atrás aquello que tanto amabas) que es el camino correcto para tu crecimiento interior, y que todo lo que no casa con aquello en lo que te estás convirtiendo, ni pertenece al nivel donde te encuentras, no puede continuar contigo.

Y ahora que has elegido este camino, puedes estar enfadado con el mundo, porque no es justo, porque existe una conspiración contra ti; o una opción mucho más acertada: aceptar que el proceso es así, que se trata de un crecimiento personal, no es grupal, que no puedes forzar a nadie a nada, porque cada individuo decide cuándo es tiempo de emprender su propio camino.

Entre tanto, tú subes y subes de nivel; y llegas a un punto de la escalera donde el propósito es convertirte en una mejor persona, y para ello puede que tengas que estar durante una temporada solo, y esto puede llegar a ser duro, pero no es para siempre. Es una temporada donde necesitas cierto aprendizaje y lo tienes que hacer sólo.

Luego avanzas y en los próximos niveles te encuentras con  personas increíbles que son mucho más afines a ti puesto que son personas que en su día emprendieron su camino y ahora se encuentran en tu mismo nivel, un nivel donde el amor y el respeto son valores esenciales, dejando atrás el sufrimiento y el apego; y además parece que avanzáis juntos!

Por eso amigos, nunca frenéis vuestro avance en el camino del crecimiento personal, no temáis perder, porque os aseguro que a cambio ganareis por mil. No temáis perder al hombre/mujer que creéis amar porque os daréis cuenta que la nueva persona que llegue a vosotros va a ser un sueño hecho realidad, va a ser comprensión, va a ser amor incondicional.

Cada cosa o persona que vas dejando en el camino, es porque no es afín a tu crecimiento y no debe continuar contigo, déjalo ir y no intentes reternerl@ ni convencerl@, porque nunca vais a conseguir ser felices, recuerda que un principio de la felicidad es la libertad, y así dudo yo que os sintáis muy libres…

Deja de lado el miedo a la soledad y ten siempre presenta la magia de esa escalera… sueltas aquello que no debe continuar contigo y te preparas para la grata sorpresa que te tiene deparada la vida.

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta