La reconciliación con nosotros mismos: El Inipi, “cabaña del sudor”

1
2461

cabaña del sudorEl Inipi, es una terapia muy poderosa de vinculación con los cuatro elementos, siendo el hombre el quinto elemento, y que además de aportarnos numerosos beneficios físicos, tiene el poder de sanar el alma. Está considerada la ceremonia origen, la más antigua de todos los rituales que existen; y a diferencia de otras terapias,  la experiencia vivida durante el ritual es tan fuerte que no da lugar a dudas de lo que es.

En el mundo chamánico, el Inipi se define como: “un intenso viaje al interior de nuestro subconsciente, un ritual que forma el camino hacia nuestras verdades más profundas y más dolorosas”, donde la persona se enfrenta cara a cara con sus errores pasados, sus miedos y temores más ocultos. Por lo que, la persona que participa en esta ceremonia, nunca vuelve a ser la misma.

¿Dónde se lleva a cabo el Inipi?

La ceremonia se lleva a cabo en la llamada “cabaña del sudor”. En esta cabaña se llega a vivenciar el misterio de la creación de la vida y se exploran los límites del interior de cada uno.

Teacup Tilt Tea Cup Snow White / Tipping Teacup Creative Inclined Tilt Teacup by Tipping Teacup
  • Teacup Tilt Tea Cup Snow White / Tipping Teacup Creative Inclined Tilt Teacup

Así, llegamos a renacer en una nueva vida y conseguimos reconstruir los fragmentos de nuestra alma, esa que hemos ido abandonando en cada dolor que hemos vivido, consiguiendo armonizarnos con el universo.

Se considera una reconciliación con nosotros mismoS, con el universo, la salud, nuestro camino espiritual.

Es un morir y renacer cargado de energía pura para continuar el bello camino sobre la Madre Tierra.

Le recomendamos también leer Chamanismo, el viaje a la región de los espíritus

¿Cómo es la cabaña del sudor?

La cabaña tiene forma redondeada, y está construida con 16 ramas colocadas verticalmente y atadas formando dos cruces. Las cuatro filas que forman las ramas representan por un lado a los cuatro mundos: mineral, vegetal, animal y el humano; y por otro, al mundo físico, mental, espiritual y sagrado.

Sobre la cruz formada por las ramas, se coloca una varilla con la que se forma una estrella de ocho puntas que simboliza a los planetas y al universo. Con esta construcción, se relaciona el Inipi con la creación y con el vientre sagrado de la Madre Tierra.

En cuanto al piso se refiere, justo en el centro de la cabaña se hace un agujero que simboliza el ombligo de la Madre Tierra, y es el lugar donde se colocan las piedras que van a ser calentadas con el fuego sagrado y sobre las cuales el chamán depositará agua pura o infusiones de hierbas. Con esta acción, generará vapor y provocará la sudoración de los participantes, todo con el objetivo de limpiar el cuerpo y alma de los allí presentes.

Un detalle muy importante de la cabaña es que dispone de dos puertas, una de ellas construida mirando al oeste, que es la puerta de entrada y que simboliza la muerta, y la otra, orientada hacia el este y que simboliza el renacimiento.

Cada paso llevado a cabo para su construcción va acompañado de una oración y una ofrenda de tabaco. Se marca el círculo donde la cabaña va a ser construida y se pide ayuda a los ancestros y guardianes de la ceremonia.

Para terminar con la cabaña, comentar que el Inipi está rodeado de cuatro círculos que simbolizan las cuatro fases de la creación, quedando representados tanto los espíritus del mundo superior, la primera fase, como el nacimiento de los espíritus inferiores, la cuarta fase.

Sobre el Ritual

Cada persona, antes de entrar, tiene que pedir permiso y mencionar a todas sus relaciones personales, así como ser purificados con humo de salvia; las mujeres siempre entran antes que los hombres. Una vez dentro, cada uno toma un puñado de tabaco y se lo ofrece a los cuatro puntos cardinales, que también son los cuatro elementos, y los cuatro guardianes y terminan depositándolo en el fuego sagrado.

Una vez que todos los participantes se encuentran dentro de la cabaña, se da comienzo a la ceremonia de limpieza del alma. Se da la bienvenida a la primera piedra calentándola con el fuego sagrado mientras se le saluda con todo el respeto.

El chamán esparce sobre ella plantas sagradas y es cuando entra en juego el agua que se deposita sobre estas piedras ardientes. Se saluda a la piedra nuevamente, y comienzan los cánticos a la vida, a la Madre Tierra, a los elementos y a nuestro espíritu.

Las sesiones realizadas en el Inipi son cuatro, y representan las cuatro estaciones de la tierra. En cada sesión se encuentran con un animal de poder o tótem, y limpia diferentes miedos que han sido acumulados en nuestro subconsciente.

En cada estación, se introduce una nueva piedra al rojo vivo y así se intensifica el calor; y antes de ingresar esta nueva piedra, el chamán da la oportunidad a los participantes de retirarse. No todos resisten lo mismo, cada uno aguanta lo que puede, pero el pasar de estación, genera en la persona una satisfacción de superación personal muy grande. La persona que desista, tendrá que salir por la puerta Oeste (la misma que por la que entró).

En cuanto a la duración, solamente el chamán lo sabe ya que el tiempo dentro de la cabaña es distinto, y no se sabe la duración de cada estación. Cada ceremonia es distinta, nunca se sabe qué, ni cuántos conjuros deberá hacer, ni las hierbas medicinales que los participantes necesitan para llegar a renacer.

Le recomendamos leer Ayahuasca: conexión con otros planos de la realidad

Así, podemos decir que un Inipi es una ceremonia muy simbólica y cargada de sentimientos muy profundos que se lleva a cabo a través del calor, de la tierra, el vapor generada por el agua vertida en las piedras calentadas con fuego sagrado y que tiene el poder de llevarnos al renacer del alma.

En la ceremonia del Inipi nos enfrentamos a nosotros mismos, a nuestros miedos, a lo más profundo almacenado en nuestro subconsciente, y superando cada una de las estaciones, aprendemos  a soltar y a romper nuestras propios bloqueos y barreras.

Es la forma con la que podemos llegar a ver las cosas tal y como son y poder limpiar nuestros dolores. Nos lleva a lo más profundo y verdades de nosotros, dejándonos al desnudo; llegando a ser un momento precioso y que nos ofrece una oportunidad para reconciliarnos con nosotros mismos y con el universo.

Artículos relacionados: Terapias alma

Cuando admiro las maravillas de una puesta de sol o las bellezas de la luna, mi alma se expande en la adoración del creador.Mahatma Gandhi.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.