¿Te sientes limitado como el elefante del cuento?

0
1180

Elefante

¿Alguna vez has tenido la sensación de que tu cabeza te estaba diciendo que no podías conseguir algo y por esa razón ni lo has intentado? Muchas veces sentimos que no somos capaces de conseguir nuestras metas, bien porque nos han puesto la etiqueta de «ni lo intentes, vas a perder el tiempo y no vas a conseguir nada», y otras muchas veces nos las ponemos nosotros mismos, porque tenemos grabado en memoria que cierto día fracasamos y ahora cada vez que surge la idea de volver a intentarlo, reaparecen en nuestra mente las palabras «no voy a poder, es imposible,..» que lo que hacen es autoafirmarnos nuestra incapacidad y obligarnos a darnos por vencidos antes de haberlo intentado ni siquiera una vez más. (El cuento es obra de Jorge Bucay)

 El cuento del misterio del elefante encadenado

En mi infancia me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de ellos eran los espectáculos relacionados con los animales. De todos los animales, me llamaba mucho la atención el elefante que, como más tarde descubrí que por estadísticas que había sacado, por lo general era el animal preferido de la mayoría de los niños, junto con los leones.

Durante la función, el gran animal hacía alarde de sus grandes dimensiones y fuerza, pero antes y después de su actuación, el animal permanecía quieto, atado con una cadena a una pequeña estaca clavada en el suelo.

Concretamente, la estaca era sólo un minúsculo trozo de madera enterrado unos pocos centímetros en el suelo. Parecía obvio que con la fuerza que aquel poderoso animal tenía, podría arrancar esa pequeña estaca con facilidad y así huir y ser libre. Pero el animal permanecía allí, quieto.

Mi cabeza era un mar de dudas: ¿Qué es lo sujeta entonces? ¿Por qué motivo no huye?

Por aquel entonces, creía en la sabiduría de la gente mayor, eran auténticas enciclopedias para mí, duda que tenía, duda que me resolvía; por lo que no dudé en preguntar por este misterio del elefante que no huía… Y la respuesta que obtuve fue que el elefante no huía porque esta amaestrado para ello. Pero, ¿Si está amaestrado y por eso no se escapa, por qué motivo está atado? Para que nadie lo robe, contestaban algunos…. respuesta que no me convenció en absoluto.

Paso el tiempo y mis inquietudes sobre el misterio del elefante que no huía quedaron en segundo plano. Pero hace unos años, di con una persona suficientemente sabia que me dio una respuesta que me pareció coherente:

El elefante del circo no escapa porque desde muy pequeño, prácticamente desde que nació, ha estado atado a una estaca parecida.

Estas palabras me hicieron reflexionar e imaginarme al pobre elefante recién nacido atado a la estaca. Seguramente, su primera vez intentó soltarse, pero era tan pequeño que sus fuerzas no alcanzaban a liberarse de la estaca. Seguramente lo intentó varias veces hasta que agotado e invadido por la impotencia, el pequeño elefantito aceptó su derrota y asumió así su destino.

El imponente elefante que vemos en el circo, no hace nada frente a la estaca porque cree no puede. Tiene guardado en memoria su derrota aquella vez que lo intentó, y no se ha vuelto a cuestionar si con el paso de los años podría llegar a escapar.

Si te paras a pensar unos minutos, todos hemos sido o somos elefantes en algunos aspectos de nuestra vida. Vivimos con el recuerdo de que alguna vez no hemos podido hacer «algo», de nuestros fracasos del pasado y no lo volvemos a intentar: «no puedo, no saldrá bien, no me atrevo», y nunca voy a poder, luego no lo vuelvo a intentar. ¿Por qué? Puede que si lo intentamos en otras circunstancias, veamos resultados positivos.

Así es, vivimos condicionados por aquella persona que ya no existe, ese que lo intentó una vez y no pudo, «el yo pasado», pero que no es el «yo ahora» porque las circunstancias que nos rodean cambian, ¿Quién dice que ahora no voy a poder? ¿Por que no intento desatarme de esas experiencias y de esos recuerdos que hace que pierda mi libertad?

Artículos relacionados: Curiosidades de la vida   /   Conciencia y realidad

«Justifica tus limitaciones y te quedarás en ellas» Richard Bach

  • 122
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here