vive la vidaNo permitas que tu día termine sin haber crecido y evolucionado un poco, tampoco dejes que acabe sin haberte sentido un poco feliz, y menos, sin haber alimentado tus sueños.

Nunca te dejes vencer por el desaliento, ni por la frustración. No te detengas y madura, porque la madurez es la capacidad que tienen las personas de encarar disgustos, incomodidades y «derrotas»; y todo ello, sin queja ni abatimiento. Continua el sendero con sus altas y sus bajas, porque nadie está exento de contratiempos.

No permitas que nada ni nadie te quite el derecho de poder expresarte libremente; que más que un derecho, se puede considerar casi un deber.

No abandones tus ansias, ni tu ilusión de hacer de tu propia vida algo mágico, algo extraordinario.  Tu vida puede ser como tú quieres que sea. ¡Crea con tu mente y construye con tus manos!

Las palabras bonitas, positivas, y la poesía más profunda, aportan luz con sus palabras y son capaces de cambiar el mundo, que no te hagan creer lo contrario.

Todos somos seres humanos hechos y llenos de pasión. La vida es dualidad, la vida es desierto y a la vez, es oasis.

A veces, la vida nos trae situaciones que nos derriban, o nos lastiman, pero siempre nos convierte en protagonistas principales de nuestra historia, nuestra propia historia. Y es que a la vida hay que sonreirle, aunque muchas veces nos golpee en la cara, te darás cuenta de que siempre serás capaz de luchar contra cualquier adversidad que se te presente.

No dejes nunca de soñar, porque únicamente en los sueños, el hombre puede llegar a ser libre.

No caigas en el infame error del silencio de tu corazón. Vive desde el silencio donde podrás conectar con la fuerza creadora, donde encontrarás tu paz interior, pero no vivas en él.

La mayoría vive en un silencio espantoso, donde la sensación de soledad viene acompañada de su amargura.

No te resignes a la tristeza y la infelicidad. Camina para encontrar la alegría y lucha por tu bienestar físico y mental: empieza a ser un guerrero de la supervivencia.

No abandones tus creencias. Todos necesitamos cierta aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Pues ese hecho, llega a transformar la vida en un verdadero infierno; en un caos y desequilibrio.

Disfruta el miedo y siente la adrenalina que genera tener la vida por delante.

No te pongas limitaciones, vive la vida intensamente y disfruta de ella. Aprende a construir tus caminos en el hoy, el terreno del mañana, es demasiado incierto para realizar planes. Ten en cuenta que el aquí y ahora cuenta con todo el aprendizaje del pasado y se convierte en una proyección del futuro, por lo que deja de mirar atrás; porque el mayor determinismo es el de aquel que no quiere avanzar, y eso…. es perder la vida. No intentes tocar la misma gota dos veces, porque el flujo que un día pasó, ya no volverá a pasar. ¡Despierta!

Piensa que en ti está el futuro y el encontrar tu misión con orgullo y satisfacción.

Aprende de aquellos que pueden enseñarte, y enseña a aquellos de los que de ti pueden aprender. No hay nadie en el mundo tan sabio que no pueda aprender algo nuevo, ni tampoco existe hombre tan pobre que no tenga algo que enseñar y compartir con el resto.

No permitas que la vida pase sin que la vivas… (Walt Whitm)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.