Chamanismo, el viaje a la región de los espíritus

0
4460

chamanismoUn fenómeno que puede definirse como complejo y poco conocido, el Chamanismo fue practicado antiguamente por una pequeña élite sacerdotal que tenían como objetivo el auto-descubrimiento.

Si comparamos el Chamanismo con una práctica actual es posible afirmar que se asemeja a la medicina tradicional en la que existe un paciente y un médico que intenta solucionar su problema de salud utilizando sustancias químicas, pero diferenciándose en que hoy la medicina no busca llegar a la esencia de la enfermedad.

Para el Chamanismo el hombre no puede solo limitarse a operar en una realidad o dimensión cuando necesita ayuda, existiendo otra realidad que ayuda a vivir en bienestar y armonía y ofreciendo al mismo tiempo sabiduría.

Para comprender el Chamanismo es necesario mantener la mente libre de prejuicios y hacer el esfuerzo necesario para seguir la senda del “Chamán” y llegar a tener una visión del mundo fuera de lo ordinario mejorando la comprensión del denominado pensamiento analógico.

Qué es el Chamanismo y el término Chamán

El término “Chamán” proviene de un vocablo de origen siberiano que es “shaman” como identificación de “hombre-dios-medicina”, existiendo algunas investigaciones de tipo etimológico que explican que esta palabra proviene del sánscrito donde “sramana” es algo así como “monje budista, asceta”.

Haciendo referencia al conocimiento o sabiduría la palabra “Chamán” implica un contacto con el mundo de los espíritus, algo que el Chamán utiliza tanto en interés propio como para ayudar a las personas que sufren, incluyendo dentro de su actividad aquello que sería propio de un psicoterapeuta tradicional.

Un camino para la expansión de la conciencia la idea es que el Chamán desarrolla una actividad que ayuda a dejar atrás la ignorancia y la inconsciencia para conocerse a si mismo profundamente.

Según el investigador rumano Mircea Eliade, quien hizo la primera recopilación sobre el Chamanismo, lo define como una técnica de trance en la que el Chamán es el gran especialista del alma humana y entre sus capacidades está la de hacer viajes hacia la región de los espíritus y desde ese lugar armonizar la realidad.

La práctica de este fenómeno

El Chamanismo es un fenómeno que tuvo presencia en todos los grupos que fueron parte de nuestros antepasados y las prácticas que se desarrollan en la actualidad funcionan con elementos, símbolos arcaicos, emociones y referencias básicas desde el origen de la humanidad.

Sin tener en cuenta el lugar geográfico, las prácticas chamánicas se realizan a través de actividades muy semejantes en los cinco Continentes. Y es que el Chamán trabaja desde lo que psicológicamente se denomina como “estados modificados de conciencia” a los que accede después de un período de transición que pueden identificarse como un trance o viaje.

En este trance que realiza el Chamán está presente el “sanador” pero también la persona atendida y otros participantes, existiendo distintas formas para modificar el estado de conciencia y en su mayoría no se utilizan sustancias psicoactivas

Existen algunos elementos clave que definen a un Chamán:

  • Puede entrar en estados alterados de conciencia voluntariamente.
  • Durante el estado de trance se experimenta a si mismo haciendo un viaje
  • Utiliza los viajes como método para adquirir conocimientos o poder y ayudar a las personas de su comunidad.

Dónde encontrar grupos que lo practican

Los grupos que practican en Chamanismo están vinculados con la naturaleza y por esa razón para encontrarlos es necesario recordar las zonas del mundo en las que han estado los mayores números de civilizaciones que poseían una estructura social centralizada, es allí donde en mayor o menor medida se encuentran vestigios de actividades chamánicas.

En la actualidad es posible encontrar grupos que practican el Chamanismo entre los “inuit” que son los esquimales del extremo norte o entre los “fueguinos”, que fueron los primeros habitantes del extremo sur de América. También entre los habitantes de las selvas africanas, asiáticas y americanas y en lugares poco accesibles, como desiertos y montañas es posible acceder a esta práctica.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no puede hablarse de “Chamán” ni “Chamanismo” en términos genéricos, pues hoy coexisten diferentes tipos en el mundo y la diferencia entre unos y otros es su propósito, la tradición a la que pertenecen y la formación previa que han recibido.

El Chamanismo era en la antigüedad el autoconocimiento y como tal forma parte de los caminos más antiguos hacia el despertar del ser humano o la iluminación

(como se le llama en otras doctrinas), pero en la actualidad el propósito más importante es el de la sanación tanto de enfermedades psíquicas como físicas.

El aprendizaje que realiza un Chamán

Para convertirse en Chamán es necesario pasar por un difícil aprendizaje que puede durar varios años e incluye la experiencia de iniciación de sufrimiento, muerte y resurrección ritual, algo que vive a través de prácticas como ayuno, dietas estrictas, extensas veladas, abstinencia sexual y dominio de la caza, pesca y otras artes cotidianas.

Durante el aprendizaje el Chamán también adquiere conocimientos sobre plantas medicinales y el consumo de plantas psicotrópicas, como también cantos, bailes, rezos y la historia de su propio pueblo.

El Chamán se transforma así en el portador y hacedor de mitos, guía espiritual y curandero del grupo social al que pertenece y por esa razón una sesión chamánica es un evento público en el que la comunidad se reúne y realiza un ritual según la intención que se tenga que puede ser curación de un enfermo, celebración de un evento religioso o entrenamiento de un nuevo Chamán.

Las personas que se inician en el Chamanismo para convertirse en Chamán pueden hacer por auto-selección, transmisión hereditaria o bien por la confrontación de una crisis que lo lleva a considerar cumplir el rol de Chamán.

El Chamanismo se ha transformado en las últimas décadas en uno de los temas más importantes de estudio de la antropología pero también de la literatura de ficción y hasta fuente de inspiración terapéutica, pero todo esto no ha podido evitar que se mantenga vivo el Chamanismo tradicional que ha renacido como una antigua forma cultural.

Artículos relacionados: Conciencia y realidad

«No se le puede enseñar nada a nadie, sólo se le puede ayudar a que lo encuentre dentro de sí» Galileo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.