Amatista poder curativo

Ya sabemos que los cuarzos además de su gran belleza y su módico precio pueden hacer maravillas con nuestra salud. La Amatista cumple los tres requisitos con creces.

Trabajar con La Amatista para paliar dolencias

Descubre lo sencillo que resulta trabajar con ellas en  diversas dolencias:

Migrañas: Los dolores de cabeza guardan relación con el chacra corona y la regulación hormonal. Para aliviarlo prueba a usar dos amatistas, la primera ponla en el centro de la cabeza, entre los dos hemisferios cerebrales, y la segunda bajo la nuca o el cuello. Mantente así durante 10 minutos. Ponte lo más cómodo posible y relájate. Realiza el ejercicio durante varios días.

Dolor reumático: Coloca la amatista en el punto de dolor si este es muy concreto dejándola aproximadamente 10 minutos. Si la zona es más amplia o el dolor más difuso, pasarla en forma de masaje. Hacer repeticiones de 10 minutos durante varios días.

Dolores intestinales o menstruación: Pasar una amatista formando círculos en dirección a las agujas del reloj durante 10 minutos como mínimo por la zona de la barriga y el segundo chacra. También es aconsejable dejar la piedra entre la zona púbica y el ombligo durante 20 minutos diarios.

Procesos de duelo: Porta la amatista en forma de collar o brazalete para llevarlo junto a ti todo el día, te ayudará a estabilizar la tristeza. Es importante que el mineral toque constantemente tu piel.

Además, puedes, durante 10 minutos al día, coger la amatista y pasarla por las manos y los pies poniendo la Intención en limpiar la tristeza, pasarla también por la parte del plexo solar con la intención de despedir al ser querido con todo el amor de tu corazón.

Foco mental: Si te sientes perdido, sin saber qué rumbo tomar, o estás pasando por una temporada de estrés, es aconsejable poner la piedra durante 10 minutos al día en la zona del tercer ojo, en el sexto chacra. Despejará tu mente y aumentará tu creatividad para encontrar soluciones.

Aumentar la autoestima: Aumentamos la autoestima al encontrar el equilibrio entre la mente, las emociones y nuestro espíritu. Necesitaremos tres amatistas, la primera la pondremos en la frente, la segunda en el corazón y la tercera en la barriga.

Así alineamos todo lo que somos y sentimos, somos capaces de sacar nuestro poder interior hacia el exterior.

Repetir este ejercicio 10 minutos al día en una posición cómoda durante una semana. Aprovecha para hacer afirmaciones positivas hacia ti mientras realices el ejercicio, ya que se verán potenciadas por la energía de las amatistas.

Agua curativa de amatistas: Podemos de forma muy sencilla, elaborar un elixir que contenga parte de las propiedades de la amatista, ya sea para beber, hacernos masajes o regar las plantas.

Para realizar el elixir solo es necesario utilizar una jarra de cristal con agua mineral y tres piedras amatista en su interior. Dejar durante un día entero el agua con las amatistas, y listo.

Cómo reducir el estrés

Entre las propiedades de este cuarzo destaca la relajación corporal y mental que nos proporciona. La amatista nos ayuda a que nuestra mente pueda absorber con mayor facilidad todas las tareas que tenemos que realizar y mejorar la planificación, esto ya nos elimina bastante estrés.

Ayuda a relajar el sistema nervioso y a disminuir la ansiedad producida por el ritmo de vida moderna.

Ejercicio: Lleva contigo tres piedras pequeñas en el bolsillo durante todo el día para tocarlas cuando estés agobiado. Cuando te sientas estresado, o como medida de precaución, coge estas piedras en la mano durante unos 10 minutos, respira profundamente y descarga toda esa ansiedad y nerviosismo a las piedras.

Otra opción es realizar meditaciones diarias de 10 minutos con las piedras colocadas en diferentes partes de tu cuerpo para descargar toda la tensión.

Dulces sueños

Antes de ir a dormir coge una amatista pulida y pásala por tu cuerpo desnudo como si te estuvieras pasando una esponja.

Coloca una amatista bajo la almohada, otra debajo del colchón (de esta forma no te molestará) en la zona del estómago – plexo solar, y otra en la altura de tus plantas de los pies también debajo del colchón.

Por la mañana notarás los resultados de un sueño reparador.

¿Necesitas comprar una Amatista y empezar a practicar con estos ejercicios para que tus dolencias pasen a la historia? Consíguela haciendo click aquí

Amatista

Nuestra Puntuación

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here