abre la puerta, quiero hablar contigoPasa, pasa. Acomódate.

¿Quieres tomar algo? ¿No? Vale, lo que quieras.

Pero siéntate!, tenemos mucho que hablar. Hace tiempo que te conozco, aunque parece ser que tú a mí no…

Mira, hace tiempo que te sigo y que controlo tus actos, pero tú no te das cuenta. ¡No me mires así!

¿Sabes por qué te controlo? Porque no me interesa que pienses por ti. No me interesa que seas libre y no me interesa que creas que lo puedes todo.

En definitiva, no me interesa que seas feliz. Porque si tú eres feliz, yo no tengo sentido, ¿me entiendes?

Llevo siguiéndote todos estos años. Conozco tus secretos, sé cuáles son tus más callados sueños.

Yo estaba ahí cuando te enamoraste por primera vez, cuando tuviste tu primer trabajo, cuando lo intentaste y no funcionó, cuando te estrellaste con la primera decepción, esa que tanto te endureció el corazón, ¿la recuerdas?. Después te prometiste no volver a construir castillos en el aire,  a no confiar fácilmente y tener más sentido común…

Hice un buen trabajo. Conseguí que te quedaras como estás. Con menos de lo que podrías tener.

Conseguí paralizarte, que pensaras que no vales nada y que no estás a la altura de tus sueños…

Pero últimamente estoy inquieto, ¿sabes? Siento que te me escapas, que he perdido poder sobre ti.

Te miro y empiezo a verte valiente como nunca, como queriendo retar los cimientos de lo que he tardado tantos años en construir, esa frontera, el cable electrificado que te da un calambre cada vez que te atreves a salir del marco con el que te mantengo a raya y con el que te dicto lo que es posible y lo que no.

¿De verdad que no sabes quién soy? ¿No te preguntas por qué me parezco tanto a ti? El mismo pelo, el mismo perfil, la misma voz… Fíjate, hasta llevamos la misma ropa.

De hecho, somos exactamente iguales. Como dos gotas de agua…

Nos conocemos de toda la vida.

Porque yo soy tú, tu miedo interior …. 

Noemi Reyes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.