Ahora en Escocia, los médicos pueden recetar una medicina singular y alternativa a sus pacientes: “un poco de naturaleza”.

Sí, leíste bien: los doctores en Escocia están autorizados para recetar viajes a entornos naturales, así como caminatas constantes en parques o bosques urbanos y actividades cotidianas que involucren a la naturaleza.

Ahora todos los médicos del país pueden recetar el contacto con la naturaleza como parte del tratamiento de sus pacientes con enfermedades crónicas.

Se trata de una medida inédita en el Reino Unido, con la cual se busca reducir algunos males que se están volviendo lamentablemente comunes. Por ejemplo, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

Lo cierto es que muchos problemas de salud están siendo causados por malos hábitos, estrés rutinario por el caos de las grandes ciudades.

Y por eso, en Escocia los médicos han tenido una genial idea para ofrecer una solución: contraponer las causas de estrés y reemplazarlas por mayor disfrute, menos rutinas estresantes, menos ruido y aire más limpio. Cosas que sólo podemos encontrar, justamente, en la naturaleza.

Estar 90 minutos al día en áreas boscosas reduce la depresión, y pasar 1 día en la naturaleza de manera recurrente mejora el sistema inmunológico.

En Noruega, los hospitales construyen cabañas al aire libre para sanar pacientes con naturaleza

Gran idea: ¿te imaginas una habitación de hospital en medio de la naturaleza, rodeada los árboles? En los dos hospitales más grandes de Noruega se han construido cabañas de retiro, en donde los pacientes puedan recuperarse de enfermedades, traumas o accidentes rodeados de naturaleza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.