Esencias florales de bach ¡una magnífica manera de dar color a tu vida!

0
2746

que son las Esencias florales de Bach Se les llama Flores de Bach a un preparado con fines terapeúticos que se hace con flores silvestres y brandy. Se comercializan en frascos pequeños con un gotero para su dosificación. Se trata de 38 preparados distintos creados a principios del siglo pasado por el médico y homeópata inglés llamado Edward Bach (de ahí su nombre). Las hipótesis y filosofía de este profesional en medicina, se basaban en que todas las enfermedades son consecuencia de trastornos emocionales. Bach pensaba que las emociones y los pensamientos de una persona pueden hacerla propensa a una serie de enfermedades. Por ejemplo, el miedo puede dañar los riñones, la ira puede afectar al hígado, el estrés a todo el cuerpo…

Cada vez son más las investigaciones que aseguran que las emociones tienen un efecto determinante en nuestra salud y que no sólo afectan a nuestro sistema inmunológico sino también crean predisposición a desarrollar un gran tipo de dolencias. Hay muchos estudiosos del tratamiento de las Flores de Bach que aseguran que emociones como el odio, la envidia o el resentimiento están relacionadas con enfermedades como el cáncer o la diabetes. Asimismo, las enfermedades de la piel tienen que ver con la falta de autoestima. Cuando hay cambios en nuestra vida se producen también cambios emocionales que pueden producirnos una tensión emocional que debilitia nuestro sistema inmunológico y que nos hace más propensos a padecer diversas enfermedades.

Así, las Flores de Bach resuelven el verdadero origen, la raíz de la dolencia.

¿Para qué sirven las flores de bach?

Las Flores de Bach o esencias florales están orientadas, en un principio, a solucionar problemas emocionales y mentales; sin embargo, este remedio natural se puede utilizar para mejorar numerosas afecciones.

– Los problemas emocionales para los que están indicadas estas flores son numerosos: ansiedad, depresión, baja autoestima, adicciones, miedos, nerviosismo, insomnio, soledad, estrés, timidez, trastornos en la alimentación, traumas, sexualidad

– Los problemas físicos que se pueden tratar con estas flores son alergias, asma, dermatitis, diarreas de tipo emocional, gastritis…

Las flores de bach también son buenas para poblemas derivados de la menstruación y para tratar los síntomas de la menopausia.

Las esencias y el embarazo

Sin duda, una de las etapas de mayor cambio emocional en una mujer es el periodo de embarazo. El miedo, la inseguridad, la preocupación, los cambios de humor… Todo ello puede tratarse con las Flores de Bach porque, al no contener ningún elemento químico y ser naturales, no están contraindicadas para las mujeres embarazadas. Sí que es cierto que estas flores contienen un poco de alcohol, pero la cantidad que se toma es muy pequeña: en cada toma de Flores de Bach una persona consume entre media y una gota de brandy. Aunque también se puede tomar el preparado sin brandy.

Asimismo, los tratamientos con Flores de Bach pueden utilizarse también en niños y en bebés. Las dolencias más habituales para las que pueden ser utilizadas las flores en estos pequeños son: problemas para dormir, eneuresis nocturna, miedos, rabietas, hiperactividad, timidez, nerviosismo, pubertad.

En animales también se pueden utilizar las Flores de Bach. Ellos también tienen emociones, y las experiencias negativas que hayan sufrido o las emociones desagradables se pueden tratar con unas gotas de bach.

¿Cómo actúan las esencias florales de bach?

Como ya se ha mencionado, son 38 los preparados diferentes realizados con estas flores y que no tienen ni efectos secundarios ni interfieren con otros medicamentos que la persona pueda estar tomando. Este preparado es a base de flores porque, precisamente, la vida de las plantas se concentra en sus flores y la flor es la que tiene la semilla que volverá a dar vida una vez plantada.

En la filosofía de este tratamiento está también una actitud positiva: no habrá curación posible si no va acompañada de una actitud mental dirigida a la tranquilidad y a la felicidad interior. Y esto es aplicable en todos los ámbitos, una mente predispuesta a curarse lo hará mucho antes desde luego.

Antes de utilizar este método, la persona tiene que reconocer sus estados de ánimo, ponerse en manos de las flores y confiar en este tratamiento para recuperar la salud y el bienestar. Tenemos que activar el conocimiento de nuestro estado de ánimo para así activar el proceso de curación.

Las esencias florales de bach ayudan a restablecer nuestro equilibrio interior y nos proporcionan una energía muy beneficiosa.

Modo de empleo

Las Flores de Bach o esencias florales de bach se pueden tomar directamente del gotero o diluyéndo las gotas en agua, que es la manera más común. La posología habitual suele ser colocar dos gotas del líquido debajo de la lengua (o dos gotas diluídas en agua). Generalmente las tomas se distribuyen en cuatro veces diarias. También se pueden diluir las Flores de Bach en un pulverizador con agua para rociarse la mezcla por todo el cuerpo. Asimimo, hay personas que utilizan este remedio diluyendo la esencia de las flores de bach en el agua del baño: se añaden 20 gotas del concentrado en una bañera con agua tibia, la persona se sumerje en ella durante 20 minutos y, después del baño, se va a descansar o a dormir para que el efecto de las flores siga actuando durante toda la noche.

El tratamiento con las esencias florales no tiene efectos secundarios ya que son un preparado natural a base de flores silvestres. Tampoco crean adicción ni tiene efectos negativos en caso de sobredosis accidental. Eso sí, su consumo puede tener efectos leves en el inicio del tratamiento. Por ejemplo, al comenzar a tomarlas parece que los síntomas de la afección que queremos curar, empeoran, pero es una situación que en tan solo dos días remite. Cuando se comienza el tratamiento, los sueños se pueden volver más intensos y también puede haber reacciones físicas como resfriados, sarpullido, diarreas… Asimismo, el tratamiento se puede combinar con otras terapias y también con otros medicamentos porque no interfieren en el efecto de estos. El tiempo en el que se pueden utilizar los tratamientos con Flores de Bach depende mucho de cada persona, de su grado de sensibilidad y del periodo que haya estado arrantrando su dolencia. Los resultados del tratamiento, generalmente, comienzan a observarse al cabo de un mes de comenzar con esta terapia.

Como elaborar las esencias de las flores de bach

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.