heroeCantaba David Bowie aquello de “We can be Heroes, just for one day”.

Desde el mismo comienzo de la Humanidad, el hombre se ve continuamente llamado a trascender su existencia, a resolver conflictos en un momento determinado, a convertirse en un héroe para sobrevivir o salvar al otro.

Decía Carl Jung: “No le bastaba al hombre primitivo con ver la salida del sol, sino que esta observación exterior debería de ser al mismo tiempo un acontecer psíquico.

Esto es, que el curso del sol debería representar el destino humano de un dios, de un héroe que no vive sino en el alma del hombre”.

Joseph Cambell  en El Héroe de las Mil Caras, muestra como las grandes historias, desde los mitos, hasta las novelas o películas de nuestros días, reflejan el patrón que todo “héroe” o ser humano desarrolla ante una situación en la que es “llamado” a realizar un nuevo camino.

Todo aquel que busca autorrealizarse, que busca emprender un camino de desarrollo personal transita por estas 8 etapas que Cambell identificó.

Y es que es muy poco improbable que uno abandone su zona de confort si no se ve obligado a ello, bien por circunstancias externas o bien por insatisfacción interna.

Peliculas como Matrix, Star Wars, EL señor de los Anillos, Harry Potter y demás son ejemplos clarísimos, arquetípicos, de este camino del que ninguno estamos exentos.

>> Cómo equilibrar La Rueda de la vida >>

>> 6 truquillos emocionales para una vida perfecta >>

Las 12 etapas del camino del héroe

1.- Mundo ordinario (la zona de confort):

El mundo normal del héroe antes de que la historia comience, es el punto de partida, la zona de confort que creemos segura, inamovible y en la que habitualmente permanecemos dormidos.

2. La llamada de la aventura (el conflicto):

Al héroe se le presenta un problema, desafío o aventura.

Y aunque es poco probable que se nos ordene la custodia de un anillo de poder, es menos probable que algo, imprevisto, nos haga abandonar la zona de confort (un despido, una ruptura, una enfermedad)

3. Reticencia del héroe o rechazo de la llamada (la negación):

El héroe rechaza el desafío o aventura, principalmente por miedo al cambio, por considerar que no tiene recursos suficientes o considerar que la cosa no va con él.

Entramos en negación, en queja, perdemos mucha energía intentando asirnos a los restos de un naufragio que, poco a poco comenzamos a entender, acabará con nosotros.

4. Encuentro con el mentor o ayuda sobrenatural (la ayuda):

El héroe encuentra un mentor que lo hace aceptar la llamada y lo informa y entrena para su aventura o desafío.

Dice el proverbio zen que cuando el alumno está preparado aparece el maestro.

Sólo cuando asumimos que un cambio es imprescindible, sólo cuando dejamos de lamentarnos y aceptamos la situación estamos en disposición de encontrar la orientación necesaria para la nueva aventura que nos espera, y así ocurre.

5. Cruce del primer umbral:

El héroe abandona el mundo ordinario para entrar en el mundo especial o mágico.

En nuestra vida ordinaria esto supone un encuentro con nuevos paradigmas, un desaprender, un salirnos de nuestras creencias antiguas para obtener un nuevo mapa de la situación, más acorde con lo que necesitamos ser que con lo que fuimos.

Es necesario estar abierto a esto porque si no, no vamos a avanzar.

El héroe está comprometido por el viaje porque no hay vuelta atrás….y la vida nunca será la misma.

6. Pruebas, aliados y enemigos (el nuevo contexto):

El héroe se enfrenta a pruebas, encuentra aliados y confronta enemigos, de forma que aprende las reglas del mundo especial.

El héroe deberá descubrir nuevas formas de relacionarse con otros para atraer un equipo de soporte que lo acompañará en la aventura.

Comienza a enfrentar nuevas experiencias que generarán más y más incertidumbre, dudas y limitaciones.

Es aquí donde el héroe comienza a fortalecer las cualidades que siempre llevó dentro: El arquetipo del Guerrero, para luchar, el arquetipo del Amante para relacionarse mejor, el arquetipo del Mago para ampliar su visión y el arquetipo Sabio Rey para crear nuevas soluciones.

7.  Acercamiento (los primeros triunfos):

el héroe tiene éxitos durante las pruebas, con lo que va afianzando la fe en si mismo y en sus nuevas habilidades.

8. Prueba difícil o traumática (la noche oscura del alma):

La crisis más grande de la aventura, de vida o muerte.

El héroe llega al lugar más peligroso, deberá enfrentar sus miedos y enemigos, y el enemigo es interno y externo, enfrenta la  posibilidad de la muerte, o de perderlo todo, esto es representado  por una batalla contra la bestia mítica o el villano de la historia.

El héroe deberá ahora  enfrentar sus miedos sólo, buscándoles un  significado diferente para seguir adelante y así trascender a otros  niveles de crecimiento y consciencia.

9. Recompensa (el tesoro):

El héroe se ha enfrentado a la muerte, se sobrepone a su miedo y ahora gana una recompensa, todo lo vivido hasta ahora tiene sentido.

Pero lo mejor de todo es que el héroe descubre que el auténtico tesoro, estaba más allá del elemento simbólico por el que comenzó la aventura.

Metafóricamente es lo que enfrentamos al reconocer que no es la situación, es la emoción y cuan real es vivir alineado a valores nobles altos.

El tesoro es el conocimiento, y con todo aprendizaje existe crecimiento, el héroe termina viviendo su pasión.

10. El camino de vuelta:

El héroe debe volver al mundo ordinario y lo hace llevando con él todo lo aprendido. Si inicia una nueva relación o un nuevo trabajo lo hará desde un nuevo paradigma.

11. Resurrección del héroe:

Otra prueba donde el héroe se enfrenta a la muerte y debe usar todo lo aprendido, es una verificación práctica del compromiso adquirido.

12. Regreso con el elixir:

Finalmente el héroe regresa al hogar con el elixir y una nueva visión de sí mismo y del mundo que le rodea, y lo usa para ayudar a todos en el mundo ordinario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.