EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

EL CAMINO HACIA LOS CHAKRAS SUPERIORES, DEL CHAKRA 8 AL
CHAKRA 12: LAS ALAS ANGÉLICAS, por Macarena Miletich

1995 fue el año de una alineación planetaria especial. Colin Bloy nos dijo, muchas veces durante sus Cursos, que un David Star aparece el 22 de julio de 1995. En las festividades cristianas, este día «pertenece» a María Magdalena.

Podemos pensar que M. Magdalena es una nueva forma de energía femenina, visión contemporánea de las mujeres como una «compañera», en una actitud de «compartir»: la Diosa conoce a su Héroe (el hombre, el amante, el esposo, el alma gemela …).

Se trata de una nueva perspectiva.

Colin Bloy nos enseña cómo la humanidad elevó ha podido ir elevando el nivel de conciencia en el alma gracias a la nueva entrada de energías cósmicas.

 Este «impulso» espiritual permite que aparezcan las nuevas alas etéricas para los seres vivos (hombres y mujeres, animales…).

¡Estas alas etéricas amorosas aparecen para todos nosotros!

¡Alas de amor incondicional! Tenemos acceso a una nueva franja vibracional, relacionada con el amor incondicional.

Este es su arquetipo (más que una forma simbólica), como un crecimiento especial en el cuarto chakra, nuestro chakra del corazón.

«Más que un símbolo» significa que la forma «está viva» en un nivel sutil de conciencia y podemos testarla con nuestro tocto etérico, en cada sesión de sanación.

Estas nuevas «energías cósmicas» o el acceso a un nuevo nivel de vibraciones sutiles, provienen de decisiones superiores y espirituales, relacionadas con esta Nueva Era que llamamos La Era de Acuario.

Estamos creciendo en la empatía, en el servicio, en la comprensión del karma (y dharma), aumentando nuestra comprensión sobre lo que le sucede a otras personas, como si nos sucediera a nosotros. (Como se dice en la cultura maya).

Desde el 8º chakra hasta el 12º chakra, estamos aumentando nuestra vibración de Amor puro. A medida que aceptamos las reglas del Amor Puro, avanzamos, paso a paso, en esta nueva etapa de conciencia.

Aprendimos que el octavo chakra es el primer chakra de los chakras superiores. Del 8 al 16.

Actualmente, detectamos que hay otra franja nueva, desde el chakra 16 al 22.

Pero… tenemos que escalar a través de estos chakras superiores antes de que podamos darnos cuenta de la otra parte de la evolución (del 16 al 22).

Estamos percibiendo las nuevas formas que podremos alcanzar, estamos comenzando a sentir estas nuevas formas …

Este octavo chakra es el chakra donde podemos dejar el «ego».

Es el punto en el que podemos mirarnos a nosotros mismos como en un espejo, dentro de un espejo, etc.

Aquí podemos expresar una forma de ayudar a los demás, porque dejamos los problemas personales en un lugar secundario.

Eso nos permite una nueva perspectiva, una forma de trabajar o de ejercitar el Amor Puro en nuestro camino de crecimiento personal y en la evolución personal.

Podemos detectar, a través del tacto etérico, cuántos puntos tiene esta estrella.

Comienza con 8 puntas pero algunas personas presentan una estrella con un número mayor.

La estrella crece de dos en dos, como suele ser habitual: 8 puntos, 10 puntos hasta 32 puntos. (Algunos dicen que podría aparecer con más…)

Muchos autores explican que bajo nuestros pies tenemos una estrella de 4 puntas, relacionada con la Tierra o Gaia.

Entonces, es fácil entender que en el siguiente nivel, la próxima octava (como en la música) podemos encontrar una estrella de ocho puntas: ¡tiene sentido!

El chakra número 9 es el anillo espiritual, con lo mejor de nuestro conocimiento espiritual, decisiones y actitudes. Habla de nuestra vida en el espíritu (en todo lo que no es material).

El chakra número 10 es el de la Conciencia de Gaia. Cuando se activa, nos sentimos más cerca de las necesidades de Gaia y de la Tierra física.

Estamos buscando que haya más árboles en nuestro entorno, mayor bienestar animal, mejor calidad del agua, etc. Sentimos una conexión más profunda con la Naturaleza y todos los seres vivos.

Eso también se siente como una nueva comunicación con seres invisibles (bosques, ríos, montañas, etc.).

También es muy útil si lo visualizamos para personas con condiciones extremas de drogas o alcohol.

Del mismo modo que con los otros chakras, también podemos testar la forma para ayudar a la persona en este problema específico.

Otro aspecto que nos proporciona es que podemos pensar en los seres humanos de una manera totalmente holística.

Cada camino espiritual de nuestros compañeros en la Tierra puede ser mejor entendido por nosotros, si entramos en sintonía con este chakra.

Una forma simple de trabajar con esta esfera es a través de una visualización especial: colocamos en nuestra meditación, con el hemisferio derecho activado, en un estado de ondas alfa, esta esfera transparente, como una esfera de cristal luminosa o luminiscente.

Podemos ubicarlo como unos 30-40 cm. sobre nuestra cabeza.

En otro estado de conciencia, también habla sobre el «propósito espiritual de Gaia». 

El 11º chakra tiene que ver con un huevo etérico que tiene «dentro» los 5 sólidos platónicos, funcionando de una manera activa (no simbólica).

Da forma a «movimientos» o «se mueve» de una a otra en 12 segundos (12 x 5 = 60 segundos = 1 minuto).

Todavía hay un misterio especial que estamos estudiando en nuestras investigaciones de sanación…

Este chakra es muy útil en una sesión de sanación para problemas óseos. Parece que nos ofrecerá más información.

Y el chakra número 12 es el que hemos comentado anteriormente: Las Alas Angélicas. Al principio, las testamos tal y como Colin Bloy nos enseñó, pero año tras año notamos que estas alas pueden aparecer (en el tacto sutil) con menos energía o con problemas específicos en las «plumas etéricas».

Cuando detectamos esto, podemos hacer traducirlo de este modo: la energía de estas alas puede ser «lastimada», «lacerada» o puede sufrir lesiones en su energía, dependiendo de algunas situaciones energéticas, traumáticas u otros motivos.

Cuando esto aparece, la gente dice que se sienten «confundidos» o «separados» de ellos mismos. “–No puedo respirar, ¡pero no es algo físico!», he escuchado en algunas sesiones de sanación.

Y en cuanto a la forma, a veces parecen alas de hadas; otras alas son como pájaros grandes o bien, encontramos diferentes «tamaños» de alas angelicales.

Con todo esto, mi experiencia personal en todos estos años me confirma que la persona puede no reconocer su propia evolución, pero está sucediendo en ella.

¡Y sus alas nos lo muestran!

Muchas personas se encuentran en una nueva situación intuitiva. A veces, no conocen las «pistas» que necesitan para comprender lo que está sucediendo en sus vidas.

Quiero decir que expresan experiencias como «algunos sueños», «algunas coincidencias» (sincro-nicidades), recuerdos de la infancia, etc.

Experiencias que se viven con una fuerte impresión emocional. «–Y… ¿qué puedo hacer con estos nuevos sentimientos?», me comentan algunas personas.

En definitiva, estos datos nos hablan de que la herramienta especial que podemos encontrar en esta Ciencia Espiritual, es decir nuestra Sanación por Arquetipos, siempre es muy útil, porque tenemos una información objetiva a través del tacto etérico o sutil sobre cualquier situación, cualquier anomalía energética de la persona (o de las circunstancias incluso).

Tenemos un camino específico para reorganizar las energías sutiles en el cuerpo, aura,
campo emocional, mental, psíquico y campos espirituales.

Y más allá…

Existe una interacción obvia en el flujo de energía de la persona y su situación vital o traumática que se puede notar en las alas etéricas.

 Este 12° chakra, nuestras Alas Angélicas está vinculadas con nuestro proceso interno.

Como todo el mundo tiene ahora (desde 1995) sus propias alas angélicas, sensibles al contacto etérico de nuestras manos, en un estado de conciencia especial (ondas alfa y más
profundas), notamos que estas alas pueden aparecer con algunas partes rotas o con pequeñas manchas negras en ellas.

Estas alas pueden ser atacadas o presentar heridas en sus plumas. 

Durante estos años atendiendo la consulta, en sesiones de sanación, hemos observado un desarrollo creciente en este chakra, en este nuevo campo, alrededor del 4º chakra, en la parte posterior de la persona. No solo la forma, sino cómo estas alas pueden crecer, volviéndose más grandes o cambiando hacia una nueva forma.

Las primeras veces, estaba muy sorprendida ante estas circunstancias. Una vez que obtuve el nuevo concepto, siempre he testado este arquetipo, sabiendo que puedo encontrar algunas cosas diferentes de una sesión a otra.

Si algunos autores en crecimiento personal dijeron que «podemos hacer cosas buenas siendo como un ángel para los demás», realmente podemos felicitarnos a nosotros mismos porque ahora tenemos la forma energética de ellos, para realizar tareas aproximadas o similares.

Así que vamos a vivir, a servir, a ayudarnos unos a otros haciendo que esta nueva vibración angelical crezca desde nuestro más profundo Amor Incondicional.

—“¿Por qué tenemos estas alas?», Me pregunta la gente.

Aparecen debido a la nueva Luz que se está recibiendo en esta Era de Acuario. Estamos despertando, estamos terminando muchas situaciones kármicas como seres
individuales (y seguimos adelante con los karmas colectivos…).

Esta elevación nos permite usar con mayor capacidad la Luz, las vibraciones y los armónicos del sonido y la música a través de imágenes mas luminosas y de una Geometría Sagrada especial.

¡Este despertar de la Conciencia nos está ofreciendo estas posibilidades!

¡Tan pronto como estamos buscando conocimiento, buscando un crecimiento
espiritual, tenemos estas nuevas herramientas a nuestra disposición!

Podemos entenderlo mejor si pensamos en nuestros teléfonos móviles, que nos ofrecen mayores beneficios a medida que el modelo mejora.

Nuestro «modelo áurico» o energético ha subido de nivel y, gracias a eso, tenemos a nuestra disposición la oportunidad de usar herramientas energéticas sutiles, si alineamos nuestra intención con la conciencia pura del Amor Incondicional.

(Si pensamos en términos musicales, el semitono número 12 es un paso hacia la nota 13, que sería un nuevo comienzo de octava … es una modulación, un nuevo modelado de ondas)

Si es cierto que tenemos alas energéticas, es verdad que somos personas diferentes, ¿estás de acuerdo?

Sintiéndonos libres de las cadenas materiales o las viejas filosofías, estamos preparados para comprender más acerca de la Vida real y los Propósitos Cósmicos.

Siempre hablamos de energías angélicas en el sentido de Fuerzas Formativas sutiles e invisibles (no como figuras infantiles o formas tradicionales).

Las formas aladas solo nos ayudan a entender el concepto, a través de figuras reconocibles por nosotros.

Las plumas de estas alas son tan suaves que puedes sentirlas en tus manos etéricas. Son como una nueva piel de nuestra alma, protegen nuestros nuevos sentimientos sobre el amor incondicional, nuestra nueva forma de volar a través de las dimensiones…

Conozcamos sus necesidades, sus características; usémoslas para cubrir a otras almas que todavía están sufriendo …!

Hagamos como los Ángeles (las Fuerzas Formativas), ya que estamos -–según parece- convirtiéndonos en Ángeles Nuevos en el planeta. ¡Y abracemos las alas de Gaia, con tantas alas nuevas, con nuestras alas humanas!

MACARENA MILETICH
Instructora de la Sanación Espiritual por Arquetipos
Sanación Sonora del Ser (Investigadora de las
Fuentes Sonoras de la Humanidad)
Visitas espirituales a Zodiacos Terrestres
(Barberá, en España; Glastonbury en Inglaterra)
Escritora
macarenamiletich@gmail.com
www.macarenamiletich.wix.com/macarenamiletich
(videos en You Tube: canal Macarena Miletich)

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.