“¡¿Qué karma estaré pagando?!”
“No te preocupes, el Karma hará lo suyo”
¿Te suena familiar?

En algún momento de la vida todos hemos utilizado expresiones como esas, lo has pensado o seguramente lo has escuchado decir de la boca de alguien alguna vez. Y si estás dentro del camino espiritual más aún. Sin embargo, ¿Sabes cuál es su definición y cómo se manifiesta esta energía? ¿Te han explicado cómo funciona? Vamos a desarrollarlo parte por parte en este artículo, y además al finalizar tendrás un bonus para mejorar tu energía kármica. Empecemos:

¿Qué es el Karma?

que es el karmaTodos hemos escuchado esta palabra alguna vez, y tal vez muchos piensan que es una especie de Juez estricto que “castiga” o “premia” cuando realmente, es un dogma de importancia para quienes aplican en sus vidas filosofías espirituales como el hinduísmo y el budismo, y a pesar de que entre ellas tienen definiciones diferentes, concuerdan con que el Karma es una Ley Universal Cósmica de retribución, es acción de causa y efecto. El Karma es una energía metafísica que trasciende y se crea en base a los actos, pensamientos y palabras de cada persona.

No tenemos por qué temer, el Karma no está para someterte ni crear en ti un sentimiento de miedo que se desate ante cada acto errado que cometamos, es importante hacernos conscientes de que somos seres humanos y las probabilidades de fallar siempre están latentes, esto no significa que nuestra vida será un bucle sin fin de experiencias negativas. Tenemos libre albedrío y en nuestro transitar por la vida solemos cometer errores. Lo importante es entender que todo (sea positivo o negativo) impacta en el universo y es devuelto a nosotros.

Origen del karma

Ya que sabemos la definición o concepto, hablemos ahora de dónde proviene esta palabra.

Así como las filosofías ya nombradas, la palabra Karma tiene un origen oriental. Su significado etimológico proviene del sánscrito, y se le puede interpretar como “hecho” o “acción”

¿Tienes ahora una idea más clara?

Ejemplos del Karma

A continuación, te dejamos algunos ejemplos simples de la vida cotidiana para que puedas tener en cuenta cómo funciona, tal vez te sientas identificada/o con algunos de estos:

  • Puede que le hayas hurtado a alguien una cantidad de dinero considerable o una cifra baja, el karma quizá no traiga a tu vida un robo similar, sino que puedes verte quebrantado de salud.
  • Al burlarte de alguien con pocas condiciones económicas, lo más seguro es que haya una temporada donde no veas mucha fluidez monetaria.
  • Si ofreciste tu ayuda a algún desamparado dándole de comer, en tu casa verás abundancia de alimentos o alguien llegará a ti con comida.
  • Si heriste los sentimientos a alguien, muy pronto alguien a quien estimes te hará lo mismo. Inclusive alguien que conozcas recientemente y le tomes aprecio rápidamente.
  • Un amigo o familiar te pidió dinero prestado, y no te lo devolvió, la vida te dejará ver que sin importar cuánto esté luchando por surgir siempre será traicionado por dinero.
  • Demostraste tu amor incondicionalmente y no fue correspondido, jugaron contigo… A esa persona alguien le robará el aliento, y no le correspoderán, y seguramente también llegue alguien a tu vida que te retribuya ese amor que diste, sea como una amistad, sea un familiar o pareja.
  • Pensaste que una persona era mala, tuviste ese pensamiento latente y al final las acciones de esta persona te demostraron lo contrario. Y probablemente tu terminaste por actuar mal.

¿Te ha sucedido algo así? Todo lo que das, es devuelto, quizá no de la misma manera o intensidad, pero será lo suficiente para hacerte vivir un momento de felicidad, plenitud o de dolor.

Retomando el concepto principal donde hablamos de que el Karma no es un juez cruel, estas situaciones expuestas como ejemplos son simplemente un resultado de las acciones y pensamientos. No se trata de que el Universo cometa venganza contra ti en caso de que tengas karma negativo, todos nuestros procesos dejan una lección que contribuye a nuestra evolución, a la experiencia.

Las leyes del Karma

El karma se manifiesta y se rige bajo estas 12 leyes, vamos a conocerlas un poco más:

  1. Ley esencial: Lo que ofreces a los demás, es todo lo que obtendrás de vuelta. Todo lo que das desde un sentimiento profundo de amor o desde la ira será aquello que recibirás. Esta es una ley de la que hemos hablado durante el desarrollo de este artículo.
  2. Ley de generatividad: Tenemos la capacidad de CREAR, y es una de nuestras misiones de vida, el ser humano tiene una capacidad de ser generadores de vida, de amor, de alegrías o desgracias. Todo según su actuar.
  3. Ley de humildad: La humildad es un gran valor a ser cultivado en nosotros, la humildad da luz a nuestro espíritu y nos hace vibrar alto, atrayendo a nosotros más detalles por los que ser agradecido.
  4. Ley de la responsabilidad: Como bien lo hemos dicho y bien sabemos, tenemos libre albedrío, y somos completamente responsables de nuestros actos del pasado, presente y los que tomemos a futuro.
  5. Ley de conexión: Todo, absolutamente todo está conectado, inclusive aquello que parezca irrelevante. Cada acto, persona, palabra, situación tiene una conexión. Se atento.
  6. Ley de desarrollo: Nuestro transitar en el plano terrenal es un fluir constantemente, en ello se encuentra implícito el cambio, así como nosotros fluimos la vida también, nada nunca es igual, el cambio es inevitable, sea drástico o no. Debemos aprender a adaptarnos a los cambios, fluir, aceptar y transformarnos.
  7. Ley de focalización: Todo aquel conocimiento que podamos adquirir es digerido y llega en su momento. Focalizate en este momento. Mantente siempre con el enfoque en el presente.
  8. Ley de la generosidad: Al decidir fluir con la energía de la generosidad, tu vida se transforma y se vuelve más llena de positivismo, plenitud y alegría.
  9. Ley del presente: El ayer solo es una lección aprendida, y el mañana no lo sabes con exactitud… ¿Por qué vivir en un estado de melancolía, de pena o de ansiedad? Enfócate en el AQUÍ Y AHORA.
  10. Ley del cambio: Todos los días tenemos la oportunidad de cambiar, de redimir un error. Mientras menos repìtamos patrones errados, más veremos felicidad y evolución.
  11. Ley de la paciencia: Es totalmente importante hacer de la paciencia un hábito, todo llega en su momento perfecto. Ni antes ni después.
  12. Ley de la inspiración: Al darle energía y esfuerzo, amor y constancia a cada actividad que realices, los resultados obtenidos son mejores. El mérito luego de una etapa de trabajo duro, te lleva a la plenitud, y la plenitud al deseo de lograr más.

Son solo 12 Leyes que, por muy simples que parezcan, tienen un grado de dificultad al momento de vernos en situaciones que ameriten aplicarlas, por ello, el acercamiento a la espiritualidad requiere más que solo las ganas y los conceptos; requiere de madurez, constancia y mucha disciplina.

El Karma no trabaja solo en base a tus acciones

En cuanto al hinduismo y al budismo, son importantes no solamente mantenerse rectos en actos todo lo posible, sino también en los siguientes dos factores, ya que todos unidos son parte de lo que creas, vibras y atraes:

  • Las palabras; todo aquello que sale de nuestra boca tiene un impacto energético sobre nuestra vida y la de aquel que recibe tus palabras. Cuida lo que dices. De allí parte la frase “la lengua es el castigo del cuerpo” puede ser realmente un castigo, o tu bendición.
  • Los pensamientos; nuestra vida suele ser un reflejo primeramente de nuestra mente y lo que pensamos, somos arquitectos de nuestra realidad y nuestro karma se genera desde un primer momento en nuestra mente. Quizá es dificultoso monitorear TODO el tiempo lo que pensamos, pero podemos hacer un esfuerzo y así empezar a vibrar también de una forma más positiva.

Tipos de Karma

Existe una clasificación dentro de lo que es el Karma en sí, son 3 diferentes tipos de Karma y te lo dejamos a continuación:

  • Prarabdha karma: También llamado “Karma instantáneo” es aquel que ocurre en el mismo instante en que estás accionando, pensando y hablando. Un ejemplo puede ser el sentimiento de satisfacción y plenitud de ayudar a alguien que realmente lo necesite y te transmita su gratitud.
  • Sanchita karma: Este segundo tipo tiene que ver con las memorias del pasado que dejaron emocionalmente una huella y que al recordarlo se avivan. Por ejemplo, cuando recuerdas que dejaste pasar la oportunidad de expresarle tu amor a alguien por miedo al rechazo o al qué dirán, o cuando recuerdas que traicionaste a una persona y vuelves a sentir culpa o tristeza, también si por ejemplo tuviste un prejuicio sobre alguien que resultó ser errado y te sientes una persona que le da importancia a la primera impresión de las personas en lugar de darte la opción de saber quién es realmente.
  • Agami karma: Y en último lugar, tenemos este tipo de karma que se genera al momento de tomar una decisión o accionar en el ahora, en el presente, y que tendrán una repercusión positiva o negativa en el futuro. Te dejamos un ejemplo, si actuaste mal el día de hoy, en el futuro tendrás algún altercado similar al que tuviste en este instante.

¿Cuáles has experimentado? ¿Los conocías?

En el próximo punto a tratar dentro de este maravilloso tema, es la diferencia entre el Karma y el Dharma, ¿Sabías lo que es el Dharma? Hablemos de ello en este momento.

Diferencia entre Karma y Dharma

Ya te hemos explicado uno de los conceptos principales, ahora para poder exponerte las diferencias entre Dharma y Karma, vamos a definir este otra maravillosa joya de la espiritualidad.

¿Qué es el Dharma?

que es el dharmaEsta palabra, así como el Karma también tiene origen del sánscrito, su traducción puede variar, pero podemos darle un significado tal como “ley”, “lo que sostiene” o “realidad”. El Dharma hace referencia al propósito de vida, a que cada ser humano posee un talento y una misión de ser y existir en este plano.

Este dogma que también pertenece a prácticas de corriente espiritual como el hinduismo y el budismo. Esta palabra tiene como origen geográfico las tierras de la India, y funciona de la mano con el Karma.

Un pequeño ejemplo del dharma es cuando, por ejemplo, se te da muy bien la repostería y siempre elogian tus preparaciones, sin embargo lo ves solo como un hobby. Siendo así, por lo general habrán personas que te dirán “¿por qué no te dedicas a esto?” Esa habilidad que posees en la repostería es auténtica, es natural, y aunque lo veas como solo un hobby, estas personas que llegan a ti están siendo enviadas para darte señales y te encamines a que cumplas tu dharma.

¿Cuál crees que sea tu Dharma?

Ahora bien, ya que hemos dejado claro ambos conceptos de forma sencilla y práctica, vamos a hablar sobre sus diferencias. La diferencia entre estas dos Leyes Universales cósmicas de las prácticas espirituales es que:

  • Nuestro Dharma es aquello en lo que nos desempeñamos perfectamente, es un talento que fluye de forma natural. Aquel propósito por el que vinimos a este plano. Mientras que el Karma es manifestado según la vida que hemos tenido.
  • El Karma afecta al instante, en mediano o largo plazo. Y el Dharma está manifestándose en el presente, constantemente.

El Karma y la reencarnación

el karma y la reencarnacionEn estas filosofías o doctrinas espirituales existe el concepto de la reencarnación, se cree que una sola vida no alcanza para saldar nuestras deudas con el universo y las otras almas, sean positivas o negativas.

Al hablar de la reencarnación, también es importante hablar del alma. Si estás dentro del mundo espiritual, has escuchado esta palabra, y se refiere a que los seres humanos no somos solo carne y hueso, somos energía, y está el alma quien realmente es la que perdura y cambia de cuerpo o “envase” cada vez que este caduca, o en otras palabras, al fallecer.

En este sentido, la reencarnación sucede cuando al cuerpo físico se le agota su instante y fallece, esta alma encarna en otra nueva vida, continuando así su proceso de aprendizaje y evolución. La reencarnación también es llamada “transmigración de almas”

El Karma forma parte de aquella lista que determina en qué condiciones el alma va a reencarnar. Sin embargo, toda la pureza y sabiduría recopilada en vidas pasadas seguirá intacta, aunque muchas veces adormecida, puesto que si todos mantuviéramos latentes nuestros recuerdos y aprendizajes de vidas pasadas, habría un shock emocional y psicológico. Sin embargo, es posible activar esas memorias si decidimos emprender en ese viaje de autoconocimiento con terapias, meditaciones, regresiones, e inclusive inicia desde que inicias a desarrollarte espiritualmente.

Desde que un alma es creada inicia un gran y extenso viaje, pudiendo habitar en la piel de un humano, o animal hasta experimentar encarnaciones de naturaleza superior o también llamada divina.

Cómo influye el Karma en el amor

el karma en el amorEn base a lo que hemos estado explicándote respecto al karma y a la reencarnación en este artículo, sabemos que en cada nueva encarnación nuestras experiencias serán totalmente diferentes (muy buenas, equilibradas, o malas) en varios aspectos de nuestra vida, regidos en gran parte a nuestra cuenta kármica. En cuanto a las relaciones y el amor, aquí te dejamos información:

Relaciones Karmáticas

Estas relaciones se dan entre almas que traen consigo cabos por atar, deudas que saldar y que arrastran a una nueva encarnación. Se atraen entre sí y pareciera haber una gran familiaridad desde un primer instante, su misión es equilibrar mutuamente su karma, la experiencia entre ellas suele ser muy intensa.

“Siento que te conozco desde antes”

¿Te lo han dicho? ¿Lo has sentido?

No es casualidad, recordemos que entre las 12 leyes del karma hay una que habla de la conexión, todo está conectado e inclusive entre vidas pasadas y actuales.

Si has sentido esto, con un amigo, pareja, o familiar, significa que se encontraron para resolver temas pendientes. Las experiencias pueden ser sanas, placenteras y llenas de gozo, o pueden ser dolorosas, tristes, y conflictivas.

Existen diferentes tipos de relaciones kármicas:

Cuando una persona en un vínculo sufre rechazo, daños y dolor por su pareja, en otra vida es posible que se inviertan estos roles. A esto se le llama: Redistribución de acciones pasadas.

Aprendizaje: No necesariamente implica una separación, ya que tan solo es la retribución de una acción en vida pasada. Esta persona afectada debe aprender de la lealtad y el valorar al otro.

Seguro te ha llegado a pasar que o asumes el papel de víctima en un vínculo, o eres quien causa el daño. El cazador y la presa. Aunque este ciclo no lo logras cortar fácilmente, habrán muchos conflictos por el poder, a esto se le llama: Concepción errada en el control de la relación.

Aprendizaje: Deben aprender a manejar un equilibrio, de lo contrario será inminente la ruptura del vínculo.

Cuando el individuo comete una infidelidad, a esto se le llama: Patrones de traición.

Aprendizaje: La persona debe activar su discernimiento y saber reconocer cuando un vínculo es incompatible, cuando no encajan. Se puede dar solución al problema dando paso al diálogo, bajando nuestras murallas y atrevernos a entender al otro.

Hay vínculos donde aunque la persona no es feliz, no es amada, esta persona insiste en mantenerse allí, sin importar cuanto daño reciba emocional o físicamente, sin pensar en sí misma y en las probabilidades de encontrar un nexo más sano. Esto suele ser denominado como una Conducta Obsesiva.

Aprendizaje: El individuo debe reconocer y ACEPTAR cuando una relación no le aporta más que sufrimiento, y dejar de depositar en ella o él su felicidad.

De esta forma, entendemos que nuestras relaciones no son casualidad sino el proceso de evolución y crecimiento de nuestras almas, que vida tras vida estamos resolviendo cabos sueltos del pasado y saldando cuentas de Karma, o disfrutando de las recompensas que no pudimos en otra encarnación.

También debemos mencionar en este punto los lazos kármicos que son conexiones energéticas que traemos de vidas anteriores

Símbolo del Karma, y su significado

simbolo del karmaA este punto de la lectura, hemos aprendido muchas cosas respecto al Karma, sobre todo el cómo todo se conecta y tiene un por qué basado en nuestras acciones pasadas y presentes. Ahora te hablaremos del símbolo que representa el Karma:

El símbolo del karma es representado por un nudo infinito. Se puede ver muy comúnmente en Asia. Este nudo eterno se interpreta como aquella interconexión entre cada causa y efecto, la conexión con el todo y cada detalle que sucede, es el significado del eterno ciclo kármico.

Karma y el Hinduísmo

Como lo habíamos comentado al principio, la filosofía Hinduista y la Budista manejan conceptos diferentes respecto al Karma.

En el Hinduísmo, se destaca la existencia de un Dios que se encarga de cumplir la Ley de acción y reacción ya mencionada antes, este Dios se llama Iama Rash, o también llamado El Rey de la Prohibición, junto con sus servidores llamados los Iama-Dutas, o Los Mensajeros de Iama.

Al momento en que fallecemos, el alma abandona el cuerpo físico, y los “iama-dutas” se llevan el alma hasta donde habita el Dios Iamarash, esta es sometida a un juicio basado en las acciones que tuvo en el plano físico. Cada acción que tuvo fue registrada en el libro de la vida, y el secretario de Iama, quien es llamado “Chitra Gupta” es quien recita cada una de las acciones buenas y malas que cometió el alma.

Tanto las obras buenas como las malas, pueden ser saldadas en la Tierra, o en el mismo infierno o el cielo.

Karma en el Budismo

En cuanto al Budismo la definición nos da un giro, en este concepto no existen dioses, tampoco servidores que se llevan tu alma a recibir un juicio según tus obras positivas o negativas mientras tuviste tu lugar en la tierra. Es tan solo causa y efecto, son tus acciones, palabras, y pensamientos en esta encarnación los que causan la manifestación de esta energía.

No importa cuál sea tu inclinación en el área espiritual, ambas corrientes nos dejan perfectamente definido que indiferentemente de si nuestra alma será sometida o juicio o si simplemente recibimos por fuerzas del universo y su inercia lo que somos y damos a nuestro prójimo, cada individuo es totalmente responsable de lo que le sucede, que todo aquello que realizamos tiene un efecto importante a corto, mediano o largo plazo. Esto puede ser una consecuencia de carga negativa o positiva.

Y como lo prometido es deuda, para finalizar este increíble tema, el cual esperamos te haya gustado tanto como a nosotros, queremos dejarte un bonus para que aumente nuestro buen karma.

Bonus: incrementar positivamente nuestro Karma

Es inevitable no cometer errores, pues en nuestro proceso de crecimiento nos topamos con diferentes situaciones, y a veces, no tenemos la madurez o la capacidad de afrontarlas de la forma correcta. Pero no te preocupes, siempre hay otras maneras para atraer buen karma, y a la vez limpiar nuestras cuentas kármicas negativas pasadas:

  1. Aprende a escuchar: en algún momento, hasta la persona más reservada necesita desahogarse, y drenar todo lo que lleva dentro de sí mismo. Si te han elegido a ti para ser confidente, porque les pareces confiable o porque se siente a reventar… Escucha, préstale atención y NO juzgues.
  2. Aplica el perdón: Al guardar rencor, tan solo enfermas tu cuerpo físico, y marchitas tu vibración energética. Realiza este trabajo interno de perdonar aprovechando esta encarnación. Te recomendamos escribir una carta donde te pidas perdón a ti mismo por diferentes motivos, y otra a quien o quienes te hayan lastimado, leela y quémala. Las cenizas las puedes entregar al viento y su energía liberadora. Perdona y libérate.
  3. Se más agradecido: Detente un momento y piensa en los pequeños detalles que te rodean, recuerda las experiencias bonitas que has tenido y agradece también las malas que te han ayudado a crecer. Da gracias por cada día de vida, donde puedes experimentar cosas diferentes, atraer energías positivas y más razones para seguir agradeciendo.
  4. Ofrece tu ayuda a alguien cada vez que puedas: Esta es una forma hermosa de crear buen karma, recordemos que todo lo que das, regresa a ti, y si lo haces de corazón tenlo por seguro que volverá multiplicado en bendiciones.

Si quieres tener Karma positivo ayúdanos a difundir 😃. Namasté.

 

– OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS CON EL KARMA: –

¿Cómo eliminar karma negativo?

eliminar karma negativo

El karma es la forma en que el universo nos enseña lecciones que debemos aprender y nos ayuda a mantener el equilibrio. Esto puede suceder en la misma vida o…

  • 114
    Shares
  • 71
    Shares

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here