Tribunal KármicoUn grupo de seres divinos es el que forma el llamado Tribunal Kármico cuya función es ver que la “Justicia Divina” le sea dada a todos los individuos, siendo la misericordia y la compasión los principios que los atempera.

Quienes conforman este Tribunal, han pasado por el proceso de evolución en el que el alma del  hombre encarna en un cuerpo físico para aprender a adueñarse del control con el fin de clasificar para cubrir ciertos cargo espirituales en el denominado “Esquema de la Evolución Universal”.

Te podría interesar el siguiente artículo Las siete edades del alma, ¿Cuál te corresponde?

Si bien es cierto que muchos seres optan por no encarnar, para hablar del Tribunal Kármico es necesario considerar a aquellos que de forma voluntaria escogieron asumir la encarnación física.

Y lo hacen como “guardianes” de los humanos o bien para tener mayor experiencia sobre el tema de la energía formando parte de la evolución.

Este Tribunal de Seres Celestiales es el encargado de tomar decisiones que se relacionan con todas las disposiciones de los asuntos de la humanidad.

Seres divinos con mucha bondad, misericordia y luz, los miembros del Tribunal Kármiko se encuentran en el Templo de la Misericordia y Amor, lugar al que llegan las almas cuando desencarnan o encarnan.

Pero, la Junta Kármica jamás castiga y sus sentencias, según la Ley Cósmica, se basan en que el alma solo cosecha lo que ha sembrado y la forma en que el alma ha utilizado las oportunidades en la Tierra es la que determinará las futuras asignaciones.

El alma ante el Tribunal 

Cuando un alma se presenta ante ellos la acompañan sus padrinos y un gran ser angelical se encarga de llamarla junto con ellos que por lo general son Maestros Ascendidos, para rendir cuenta del uso que ha dado a su vida.

Le recomendamos completar la información con el siguiente artículo Maestros Ascendidos, el proceso y sus poderes

El Tribunal le asigna un aula de clases específica para que pueda aprender a mejorar y superar los errores de su vida pasada y la prepara para ser más perfecta en su vida futura.

Así, entre las tareas del Tribunal Kármico está la de decidir quienes se incorporarán a la Tierra ya sea para beneficiar a la raza humana o para que cada individuo pague por sus anteriores errores sin existir ninguna intención de castigo.

Siempre actúa para bien del individuo y para su evolución, no existiendo dos individuos que puedan ser juzgados de la misma forma, pues en cada corriente de vida la conciencia, talentos y desarrollo son diferentes y cada persona es juzgada de acuerdo a su propia luz.

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a visitar nuestra sección de Conciencia y Realidad donde encontrarás artículos relacionados.

Por último, cabe recordar que todo “Ser” cuando desencarna, es invitado a comparecer ante el Tribunal Kármico, lugar donde podrá analizar el uso y calificación de la energía divina que le fue dada en su pasada encarnación.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.