votos de vidas pasadas

Se suele pensar que venimos a esta vida limpios de todo pasado, que con el nacimiento hacemos una especie de borrón y cuenta nueva y que serán las experiencias que desde ese momento tengamos en nuestra vida las que conformaran nuestra personalidad y con ella el rumbo de nuestros pasos.

No es así, nacemos con muuuuucha carga, para empezar, algo que nadie pondrá en duda es que venimos con el peso de la genética que nos aportan nuestros progenitores, junto a este, en la mayoría de los casos cargamos con los transgeneracionales de nuestros ancestros. Esto solo por haber nacido en una familia determinada.

Pero además venimos con el poso de nuestras vidas pasadas: karmas, memorias de todo tipo, de dolor, de amor, de miedo, de tristeza…. Que pueden desencadenarse ante estímulos similares sin saber por qué ocurre.

Algo que también podemos traer y que nos limita muchísimo son votos realizados en otras vidas que siguen vigentes en la actualidad sin que tengamos el recuerdo consciente de haberlos realizado.

Los votos son promesas realizadas en algún momento de nuestra existencia y que siguen funcionando porque no les pusimos fecha de caducidad, lo peor de todo es que seguimos cometiendo el mismo error cada vez que pronunciamos frases del tipo: “Nunca más”, nunca es nunca, ni en esta vida, ni en mil más que vivas… “Para siempre” Siempre es siempre, en esta vida y en todas las que te quedan…

Tipos de votos

  • Votos de Pobreza: Es más que probable, si echamos un vistazo a la historia, que en alguna vida hayas sido religioso. En la mayoría de las órdenes religiosas, si no en todas, se realizan muchos votos, uno de los principales es el de pobreza. Si en esta vida, hagas lo que hagas, la abundancia no fructifica, es probable que en vidas anteriores realizases votos de pobreza.
  • Votos de castidad: Si has experimentado recurrente falta de deseo sexual, disfunciones sexuales (impotencia, frigidez), o tienes problemas con la intimidad, es posible que hayas asumido un voto de castidad en vidas pasadas.
  • Votos de abnegación: se trata de un pacto de auto sacrificio que de alguna manera expresa que uno postergará toda satisfacción personal a favor de los deseos y necesidades de los demás.
  • Votos de celibato: Los votos de celibato se manifiestan de muchas maneras: sabotaje a las relaciones personales íntimas, miedo al compromiso, y una historia personal que registra numerosas relaciones que terminan abruptamente. El motivo, en otra vida nos casamos con Dios
  • Votos de silencio: Realizados en su mayoría por religiosos, podrían haber sido realizados también por personas que tuvieran que guardar grandes secretos, lo que hoy llamaríamos claúsulas de confidencialidad. En esta vida encontraremos problemas con la autoexpresión.
  • Votos de sufrimiento: En algunas tradiciones, el dolor implicaba una purga del pecado. Un ejemplo lo encontramos en el empleo del cilicio como forma de reverenciar el sufrimiento de Cristo durante la pasión. En esta vida tendremos problemas para cuidarnos adecuadamente, para abandonar hábitos nocivos, incluso relaciones tóxicas.
  • Votos de obediencia: Militares, religiosos, militantes de organizaciones muy jerarquizadas realizan votos de obediencia. En esta vida, acarrear votos de obediencia pasados supone problemas para enfrentarse a la autoridad (ya sea un padre fuerte, un jefe o el sistema de reglamentaciones impuesto).

Cómo revocar los votos contraídos en vidas pasadas

A continuación os dejamos el ritual de revocación, no sin antes recordar que debemos ser muy precisos a la hora de efectuar en esta vida promesas a largo plazo, así nos evitaremos tenemos que volver a revocarlos en la siguiente.

Escribiremos en un papel, con nuestro puño y letra, el texto que os adjuntamos, encenderemos una vela y recitaremos tres veces el decreto, después en un cuenco quemaremos el texto, sin que quede un solo trozo del papel sin hacer cenizas y arrojaremos estas a un lugar con agua corriente (nos sirve nuestro retrete)

Yo (nombre y apellidos)  invoco y solicito solemne, amorosa y libremente la presencia de mis guías y de la Creación en Pleno, en este acto en el que voy a revocar los votos contraídos en algún momento entre el principio de la creación hasta el presente.

Pido el permiso para anular todos los votos kármicos limitantes contratados en cualquier vida pasada o simultánea, plano o dimensión que mi ser exista.

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por las veces que maté o sacrifiqué a seres animales o humanos con o sin su permiso, o atenté en alguna forma contra la Creación en nombre de Dios o en contra de Dios. Y solicito se borren, liberen y transmuten todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura luz y amor.

Pido perdón a Dios, a mi conciencia y a quien corresponda por todos actos en contra de la vida que he realizado en esta vida y en otras vidas o momentos de mi existencia, contra mí o contra cualquier ser vivo. Y solicito se borren, liberen y transmute todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura luz y amor.

Yo me libero en este acto, de todos los votos contraídos en esta vida y en otras vidas o momentos de mi existencia.

A partir de ahora mismo:

Revoco, anulo y renuncio a cualquier juramento de lealtad, obediencia o pertenencia ante cualquier Orden Religiosa, Hermandad, Cofradía, Patria u otro tipo de Asociación, negativa y limitante, cualquiera que fuera el fin que persiguieran, que mi ser haya permitido obligado o no, en cualquier plano, dimensión o vida pasada-simultánea, desde el principio de la Creación hasta el presente, y me libero de ellos ahora y para siempre, recuperando mi poder personal creador y mi voluntad divina.

Y solicito se borren, liberen y transmuten todas las memorias a que hubiera dado lugar mi proceder, llenando el espacio con pura luz y amor.

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con la pobreza y me libero de ellos ahora y para siempre. Los transformo en prosperidad y abundancia para poder realizar mi propósito de vida.

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con la castidad y el celibato y me libero de ellos ahora y para siempre, y los transformo en consciencia de plenitud sexual para compartir mi vida con la pareja perfecta que necesite en estos momentos, pido permiso para encontrarme con ella.

Anulo y renuncio a todos los votos relacionados con el sufrimiento, el sacrificio, la flagelación y el auto-castigo y me libero de ellos ahora y para siempre, y los transformo en amor y respeto total hacia mí mismo, hacia mi ser total.

Anulo y renuncio a todos los votos de silencio y me libero de ellos ahora y para siempre, y los transformo para expresar mi opinión con amor y sabiduría en plena consciencia.

Anulo y renuncio a todos los votos de limitaciones relacionados con la alimentación y me libero de ellos ahora y para siempre.

Anulo y renuncio a todos los votos de morir o matar en nombre de Dios, de la Patria o cualquier otra causa, y me libero de ellos ahora y para siempre.

PIDO QUE TODO KARMA CREADO POR TODO ESTO SEA DEVUELTO A LA FUENTE ORIGINAL TRANSMUTADO Y RECALIFICADO EN LUZ, AMOR Y SABIDURÍA PARA MI ALMA.

El día de hoy me perdono a mí mismo y decreto que de aquí en adelante:

-Me permito experimentar prosperidad y abundancia en todos los aspectos de mi vida.

-Me permito recibir dinero por cualquier actividad que desempeñe como medio de subsistencia.

-Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma y cantidad que desee ingerirlos.

-Me permito gozar de una sexualidad sana y plena.

-Me permito amarme a mí mismo y considerarme digno de recibir amor y cuidados.

-Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi Plan Divino.

Por el poder de Dios que hay en mí que así sea, así es, hecho está

Lugar………………………

Fecha…………………………….

Firma…………………………………….

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.