reset nocturno

TU VIDA SÓLO TIENE 24 HORAS…….

Al menos así debería ser porque sólo existe el hoy. Ayer ya pasó y mañana nunca llega, sin embargo derrochamos nuestro hoy con asuntos que ya no existen o que quizá nunca sucedan.

Mira al cielo y verás el ciclo perfecto de 24 horas que nos ofrece la vida, cada día un nuevo amanecer, potente, esplendoroso, lleno de vida, el renacer del planeta.

Escucha los trinos vitales de los pájaros que celebran la vida que un día más se expone ante sus ojos. No hace falta saber de trinos para entender que no importa lo que pasara ayer, los pájaros cantan al nuevo amanecer como lo que es, un nuevo inicio.

Y el silencio de la noche, donde las estrellas hacen guardia, que te invita a soltar, que te dice que hasta aquí, ya no hay nada más que hacer, lo que quiera que fuera ya pasó.

Como es afuera es adentro, también tu propio cuerpo sigue estos ciclos naturales aunque nos empeñemos en cambiarlos de forma artificial.

¿Te has planteado cómo sería tu vida si de verdad los siguieses?

No se trata sólo de dormir de noche y vivir de día, se trata de vivir en ese ciclo de forma consciente, no sólo con el cuerpo físico (que tiene sus propios mecanismos para asegurarse que se cumplan) sino con el emocional y el mental.

Se trata de ocuparse y resolver las cosas que se te presenten en el mismo día, se trata de no llevarnos a la cama lo que ya no debería ser porque el tiempo se ha acabado, el día, y con él las posibilidades de acción ha terminado, la noche es para resetear, es para descansar.

Vivir de esta manera es despertarse y abrir las ventanas, es sentir la vida que comienza AQUÍ Y AHORA que nos ofrece 12 o 14 horas para ocuparnos de lo que deseemos.

Si contamos con que en ese tiempo tenemos que ganarnos el sustento, alimentarnos y atender alguna que otra obligación, desperdiciarlo lamentando lo que no hicimos ayer o lo que nos queda para mañana es perder un hermoso tiempo que no volverá, es utilizar nuestros recursos mentales y emocionales en cosas que no están dentro de nuestro radio de acción.

Así, adquiere consciencia de tu nuevo día y organízate para HOY, hazte una lista con las cosas de las que te quieres ocupar, déjate tus tiempos para celebrar que estás vivo.

reseteado nocturnoQuizá hoy sea un día complejo, quizá las actividades pesadas superen a las gratas, pero sonríe, no existe un día que tenga más de 24 horas, no existe problema que tenga más de 24 horas…

Igual de importante que el amanecer es el atardecer, que te indica que va siendo hora de parar, que te invita a la reflexión calmada.

Toca soltar, toca purificar, toca tomar conciencia de cómo ha ido el día y todo ello hay que hacerlo antes de irnos a dormir.

¿Has cumplido con lo planeado al iniciar el día? Si no es así ¿Cuál ha sido el motivo? No buscamos culpas buscamos efectividad, buscamos “cerrar el informe” porque cuando acabe el día ya no tiene razón de ser en tus pensamientos.

Estás aprendiendo a vivir en la consciencia del aquí y ahora y conforme avances en su práctica los informes se irán cerrando sobre la marcha, no necesitarás que acabe el día para mirar atrás porque sabrás en cada momento lo que está sucediendo.

Es momento también, como no, de saborear tus logros, de agradecer los actos mágicos que hayas encontrado a lo largo del día, como ese momento en que estuviste a punto de perder la cartera y un desconocido se acercó y te la entregó, o la sonrisa de tu hijo cuando le dejaste en la puerta del colegio.

Verás que has sido partícipe de toda una vida con sus momentos mejores, con sus momentos peores y que ya acabó. Hiciste lo que pudiste mientras pudiste.

Ahora, igual que el Sol que se pega un baño antes de ir a dormir, que se purifica en el agua de los océanos, es un buen momento para hacer lo mismo, dejar que el agua limpie todos tus cuerpos, que te purifique, que se lleve los restos del día.

Tu subconsciente va a agradecerte todo esto, siempre preparado para una emergencia, le hacemos trabajar en exceso cuando nos llevamos asuntos inconclusos a la cama, le ocupamos innecesariamente haciendo que nuestros sueños sean menos plácidos.

Sólo duerme…

¿Oyes eso? Son los pájaros celebrando el amanecer que te gritan, como cada mañana:

Bienvenido al resto de tu vida

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.