Mucha gente tiende a ver «estar solo» como aburrido. Piensan que significa que son antisociales o no deseados. La realidad es que estar solo definitivamente no es algo malo.

Una vez que abrazas la soledad, comienzan a surgir muchos beneficios. No estoy diciendo que necesites ir a vivir al bosque y abandonar la sociedad; nadie puede discutir los beneficios y la diversión que conllevan las relaciones satisfactorias.

Lo que estoy diciendo es que una vez que aprendas a disfrutar de tu tiempo a solas, comenzarás a crecer como persona. Aquí hay diez cosas asombrosas que sucederán una vez que empieces a abrazar estar solo:

1. Tienes que recargar pilas.

Estar rodeado de otras personas nos drena de nuestra energía. Tenemos que mantener felices a los demás, hacerlos reír, leer sus emociones, etc.

Puede ser agotador mentalmente estar conectado constantemente con otros. Solo el tiempo te permite tomar un descanso emocional y recargarte.

2. Tienes más tiempo para reflexionar.

La vida se mueve constantemente a 1000 km/h. Tenemos que actuar con rapidez y, a menudo, puede ser un desafío encontrar un tiempo para sentarnos y reflexionar sobre su vida. Estar solo te da una gran oportunidad para una auto-reflexión. No tienes que procesar los pensamientos y sentimientos de los demás y te da tiempo para enfocarte hacia dentro.

3. Llegas a conocer tus propias emociones.

Una vez más, si siempre estás rodeado de otras personas, tienes que leer y atender sus emociones constantemente. Dejándote sin tiempo para continuar con el tuyo.

Estar solo puede darte una mejor perspectiva de tus propias emociones. Obtendrás una mejor idea de lo que te entristece, lo que te molesta y lo que te hace feliz.

Una vez que sepas estas cosas, será mucho más fácil regularte.

4. Comenzarás a hacer las cosas que realmente te interesan.

Cuando te rodeas de otras personas, debes hacer concesiones para descubrir formas en que todo el grupo pueda disfrutar de una actividad.

Por lo general, las cosas que más deseas, no siempre son lo que el grupo quiere. Estar contigo te da la libertad de hacer lo que realmente quieres hacer.

5. Serás mucho más productivo.

La compañía de otras personas es, sin duda, entretenida y divertida, pero también afecta drásticamente a tu productividad.

A menudo, la presencia de otras personas simplemente te distrae de hacer las cosas. Solo el tiempo es cuando eres más productivo. Menos distracciones.

6. Las relaciones serán aún más agradables.

Si eres capaz de pasar tiempo solo de forma regular, eventualmente comenzarás a disfrutarlo.

¡También notarás que disfrutas aún más tus relaciones con los demás! Esto se debe a que el tiempo que pasas solo te da un mayor aprecio por ti mismo y por los demás.

7. Te volverás más independiente.

Si te gusta estar solo, te sentirás más seguro de tu capacidad real para estar solo. Lo que a su vez, naturalmente te hará más independiente. No sentiras un deseo ardiente de compañía o ansiedad por estar solo.

8. No tienes que mantener constantemente contentos a los demás.

La vida está cargada de varias relaciones. La mayoría de estas relaciones se mantienen cuando ambas partes permanecen felices.

Esto puede volverse extremadamente agotador dependiendo de con quién esté la relación. Una vez que estés solo, la felicidad de la única persona con la que debes preocuparte es la tuya.

9. No tienes que disculparte por nada.

Cuando comienzas a abrazar tu tiempo a solas, rápidamente aprenderás que la soledad significa que no tienes que disculparte constantemente por lo que acabas de hacer.

Tendemos a hacer cosas que molestan a otras personas o lastiman sus sentimientos, y rápidamente debemos disculparnos por ello. Este no es el caso cuando estás solo. Estar solo quita toda la presión. Puedes dejar de adivinarte a ti mismo.

10. Dejarás de requerir validación.

Muchas veces sentimos la necesidad de obtener la aprobación de nuestros amigos y familiares antes de tomar medidas. Nos encanta buscar consejo en otras personas para nuestro próximo movimiento.

No estoy tratando de decir que pedir consejo es una mala idea, pero hay muchas veces que somos más que capaces de actuar por nuestra cuenta, pero aún así insistimos en buscar una respuesta para otros.

Pasar tiempo solo te enseña a confiar en tus instintos y a tomar decisiones sin ninguna influencia externa.

11. La creatividad

La creatividad es algo que se desarrolla principalmente cuando se está solo. Un músico que no sepa pasar tres horas o tres días a solas consigo mismo nunca será capaz de encontrar en su espíritu las notas que quiere plasmar en un pentagrama. Y nunca será capaz de componer, puesto que el proceso creativo se desarrolla casi siempre sin ningún tipo de compañía.

RECUERDA

Aprovecha esos tiempos de soledad para explorar situaciones nuevas y sacar a relucir el espíritu aventurero que todos tenemos. Empieza por cosas sencillas y, de seguro, encontraras una variedad de situaciones y emociones maravillosas que no habías vivido por no tener compañía.

Además de eso, no olvides que la diversión y el disfrute no se trata solo de salidas y de compartir; leer un libro, dedicarse a escuchar música, admirar un atardecer, etc., también son momentos que otorgan placer y resultan perfectos en solitario.

“La soledad inteligente no es desolación o aislamiento; es una elección razonada donde los demás siguen disponibles para el encuentro”, Walter Riso.

ACCESO AL CONTENIDO PREMIUM

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.