niños índigoLos niños índigo, cristal y arcoíris, son niños especiales y cada día vienen más de ellos. Los padres que han sido bendecidos con la llegada de uno de ellos a sus vidas saben que la educación con ellos no es una tarea fácil. En este post os damos una serie de consejos para solventar los problemas y poder disfrutar del maravilloso aprendizaje que han venido a ofrecernos.

  1. Por su elevada sensibilidad y a menudo su alta susceptibilidad y dispersión, la manera en que debemos darle órdenes es la siguiente: » Necesito que me ayudes depositando la ropa sucia en el canasto»
  2. Anticiparles la actividad que les vamos a demandar dándoles un tiempo para que se hagan a la idea. : » Saldremos de casa dentro de diez minutos«
  3. Ofrecerles todas las posibilidades que podamos darles y respetar su decisión. Si por ejemplo tenemos que ir a un lugar que no les gusta podemos pedirles que decidan el itinerario o la actividad a realizar después.
  4. Ofrecerles breves explicaciones de porqué queremos que se hagan las cosas, son personas muy inteligentes que necesitan que se les trate como a tal, esto les puede hacer manipuladores, de ahí que nuestras explicaciones deban ser cortas y concisas.
  5. Darles una única orden , el exceso de información les lleva a un cortocircuito
  6. Las consecuencias a comportamientos inadecuados deben ser consensuadas e informadas entre los educadores y el índigo. Realizar asambleas donde se fijen los límites y se pacten las consecuencias. » Si no guardas la ropa en el armario, yo tengo que volver a lavarla y se estropea ¿ Qué haremos la próxima vez que no la guardes?»  Es un buen método tener una cartulina fabricada entre todos con las infracciones y las consecuencias.
  7. La silla de pensar da buenos resultados siempre y cuando no sea punitiva, se trata de que se tranquilicen y mediten su comportamiento, así que el espacio debe ser adecuado para esto, estaría bien disponer de una mesita para que pueda escribir o dibujar como se siente al respecto.
  8. Ante una infracción podemos utilizar la técnica de «contar hasta tres». Se les pide que cesen su comportamiento, se cuenta hasta tres y si no han parado se les conduce a la silla de pensar.
  9. Estamos educando así que debemos mantener nuestras emociones a raya, si es necesario nos iremos nosotros a la zona de pensar y sólo cuando seamos capaces de emitir el razonamiento de forma segura y neutral hacerlo: » No vamos a discutir esto, ya sabes que no está bien que pegues así que ahora te apartes de los demás y vas a sentarte a la silla »  La falta de emociones se traduce también en no abrazarles por muchas ganas que tengamos.  Ante una pataleta hay que aumentar el tiempo. » El tiempo que pasarás en la silla comenzará cuando estés listo». Al finalizar el tiempo no hay que olvidar pedirle al niño que explique qué acto le ha llevado a esa consecuencia.
  10. De la misma manera que ante un comportamiento reciben una consecuencia, ante los comportamientos adecuados debemos seguir el mismo método. Otra cartulina para cuando los niños se comporten correctamente durante un tiempo establecido, consigan una estrella. Cuando obtengan la cantidad de estrellas suficientes podrán tener acceso a una recompensa, como hacer una salida especial. Siempre debemos recordar prestar atención a cuando los niños se porten bien, a sus avances e intentos y alabarles por cumplir lo acordado y por el esfuerzo realizado, sea cual sea el resultado. » Me alegro de que …»o «¡ Qué bien que…!»
  11. Debemos asegurarnos que están aprendiendo a responsabilizarse no solo a cumplir órdenes, así ante un comportamiento inadecuado no basta con la consecuencia, debemos preguntarle cuál creen que hubiera sido la manera correcta de hacer las cosas, dejar que lo mediten, nos sorprenderán con ideas creativas y más profundas de lo que pensamos, felicitémoslos por ello.
  12. En general todos los niños y en particular los índigo, se sienten más seguros con una rutina regular y responden mejor cuando tienen horarios regulares para jugar, comer y dormir.
  13. Debemos mantener la coherencia y las leyes establecidas, sea cual sea nuestro estado anímico, por eso es tan útil pactar las consecuencias cuando el ambiente es distendido, porque estableceremos consecuencias meditadas que sabemos que seremos capaces de cumplir, sea cual sea la circunstancia donde se produce.

1 COMENTARIO

  1. Hola, tengo un hijo de 4 años muy inteligente, es indigo total o cristal no diferencio bien y no se que hacer con esta sociedad. No quiere relacionarse con nadie solo con nosotros sus padres, no quiere ir al parque… nos obliga el colegio a llevarle a psicologos porque creen que es autista y en el centro de salud mental nos han confirmado que no lo es pero esta en observacion. El crio tiene un caracter muy fuerte y todo esto le esta haciendo encerrarse mas. Le intento ayudar pero no se que mas hacer, solo quiero que le dejen en paz y le dejen evolucionar a su manera porque le estn destrozando la vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.