Decía Confucio que “Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros”

La serenidad nos aporta bienestar, nos aleja de decisiones precipitadas, nos permite saborear sin juicio, sin expectativas, sin sufrimiento el aquí y el ahora, es decir, la vida.

Oración de la Serenidad

Dios concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
el valor para cambiar las cosas que puedo,
y la sabiduría para reconocer la diferencia.

Tips para una mayor paz interior y serenidad

En este ajetreado mundo en el que vivimos cultivar la serenidad es un gran acto de amor para nosotros y para todo lo que nos rodea, para todos los que nos rodean.

Hablamos de actitudes y no de hábitos, porque la actitud es un acto consciente mientras que el hábito es algo mecánico, y sólo poniendo consciencia hallaremos la verdadera serenidad.

  1. RESPIRACIÓN CONSCIENTE

Dedicar unos minutos al día a la práctica de la respiración consciente tiene beneficios tanto físicos como mentales, y por tanto emocionales.

Ser conscientes de que no importa lo que ocurra fuera, una parte de nosotros se va a encargar siempre de recoger lo que nos mantiene vivos, el oxígeno que necesitamos para todo lo que realizamos.

Ser el observador de ese proceso mágico que tiene lugar sin nuestra consciencia, e invitar a esta a participar en el proceso, parar lo que estamos haciendo y acompañar a nuestra respiración, notando en nuestro cuerpo como el aire frío penetra por nuestra nariz, recorre nuestro cuerpo… Como eliminamos el dióxido de carbono, caliente, inútil…

  1. ESCUCHA CONSCIENTE

Escucha la vida, sin pensar, sin juzgar, cierra tus ojos unos minutos, y escucha lo que ocurre a tu alrededor.

Los sonidos de la Naturaleza son los más adecuados para alcanzar la serenidad y los ideales para comenzar esta técnica, así como mantras o músicas relajantes.

  1. VISUALIZACIÓN DE TU LUGAR DE SERENIDAD

¿Existe un lugar para ti en el que te sientas realmente sereno? Si no es así ¿Cómo sería? Constrúyelo en tu mente y dedica unos minutos al día a visualizarlo en actitud de meditación, sentado o tumbado, alcanzando la paz que alcanzas allí, en tu refugio particular, donde solo entran las emociones y los pensamientos que tú quieras llevar.

  1. CREA TUS PROPIOS MANTRAS DE SERENIDAD

El uso repetido de afirmaciones positivas elegidas por ti mismo ayuda a controlar los pensamientos automáticos que te alejan de la serenidad. Respira profundamente y repítelos…

  1. EJERCITA LA COMPASIÓN

Si existe una cultura que cultive la serenidad es sin duda la oriental, y la compasión está en la base de todas sus variantes.

Cultivar la empatía, la conexión con las dificultades ajenas y propias desde una actitud de amor, de comprensión, de no lucha, desde el desapego y la aceptación de la neutralidad de las cosas, nos otorga serenidad, nos conduce al camino del corazón que es un camino sereno, plácido…

  1. DALE UN LUGAR PRIVILEGIADO A LA GRATITUD

Siempre, siempre, siempre tenemos algún motivo para estar infinitamente agradecidos por el simple hecho de estar vivos. Agradecidos a nuestro organismo que es capaz de respirar sin nuestra intervención consciente, agradecidos por haber aprendido a ponerle consciencia y otorgarle mayor calidad y calidez a este acto continuo.

Agradecidos a la música, a los sonidos de la naturaleza, a los silencios, a nuestros sentidos que nos otorgan el regalo de sentir la vida.

Agradecidos a quien sembró la semilla que hoy es un pan que nos alimenta, al camarero que nos puso ese café calentito con el que ponernos a tono.

Agradecidos de tener una consciencia que nos permite darnos cuenta de lo afortunados que somos y que nos permite entrar en el estado de gratitud, que comparte raíz lingüística con el estado de gracia…

  1. PERDONATE Y AMATE

Cualquiera que sea el error que a TU JUICIO has cometido, cualquiera que sea el daño que has ocasionado o te has ocasionado a ti mismo, perdónate.

Sólo aprendiendo a perdonarte podrás perdonar a los demás, podrás entender, que en el fondo, no hay nada que perdonar que somos maravillosos seres que hacen lo que pueden con los recursos que han descubierto, que perdonar y amar son las auténticas llaves para acceder al resto de ellos.

Que perdonarte y amarte es asumir que la vida es maravillosa, que tú eres maravilloso, que la serenidad está ya en ti…

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.