Ceremonias sagradas en el templo Pashupatinath, en Katmandú

0
741

pashupatinathEl Pashupatinath es el templo hindú más importante de Nepal y se encuentra en Katmandú. Se halla a orillas del río sagrado Bagmati. La mayoría de los habitantes de este país practica el hinduismo. No es extraño que se haya convertido también en uno de los atractivos turísticos más importantes de Katmandú, una ciudad que siempre ha llamado la atención de jóvenes y mochileros.

El templo Pashupatinath y las ceremonias de cremación

Al paso del río por el templo, se realizan una gran cantidad de ceremonias crematorias de todo tipo. Uno de los preceptos del hinduísmo consiste en quemar los cadáveres. Los ritos de cremación en este lugar del mundo pueden resultar enormemente difíciles de entender si lo miramos desde una mentalidad occidental, pero eso es lo que da el esplendor y la belleza a este lugar mágico.

La mayoría de ceremonias religiosas se realiza en la orilla occidental, sobre plataformas de piedra, desde donde se puede ver la cremación de los cuerpos envueltos en sábanas. La ceremonia consta de dos fases, la primera, la purificación del cuerpo, donde los familiares con vestimentas normales dejan al difunto sobre una plataforma con sus pies sumergidos en el río, y la segunda fase, la propia cremación. Una vez el difunto esté purificado, los familiares se visten de blanco y proceden a la cremación.

El camino para entrar al templo está lleno de tenderetes donde venden productos para los turistas. Enseguida se siente el olor a carne humana quemada conforme te vas acercando. Las ceremonias religiosas son largas y pesadas, se trae el cadáver en un ataúd y después de que se ha quemado el cuerpo, se tiran las cenizas al río para que el difunto pueda entrar en el Nirvana.

El río Bagmati y los alrededores

Los alrededores del templo son también de gran belleza: puentes de piedra, cúpulas doradas, templos, casas colgantes y una preciosa naturaleza.

A este templo vienen a peregrinar numerosos fieles del hinduísmo y santones o saddhus. Los saddhus se sumergen en el río para purificarse.

El río Bagmati (por su valor religioso, similar al Ganges de la India) tiene un aspecto un tanto lóbrego para el visitante, ya que hay una gran contaminación. Hay que destacar sobre todo las cenizas de las hogueras de las piras funerarias y un ambiente marcado por el encanto, la sorpresa y el misterio de estos maravillosos lugares.

El templo, Shiva y los sacerdotes

Cuando hablamos de Pashupatinath, tenemos que hablar inevitablemente de la diosa Shiva, una de las deidades del hinduísmo. Este templo supone una de sus 275 moradas sagradas y sólo está permitida la entrada a los que profesan el hinduísmo. Aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo se fundó, aunque el edificio actual data del siglo XVII, cuando el rey Bhupendra Malla mandó reconstruirlo cuando fue derribado por las termita. Se le suele llamar también el Templo de los Seres Vivos.

Los sacerdotes del templo de Pashupatinath se llaman Bhattas. El sumo sacerdote recibe el nombre de Mool Bhatt o Raval. Éste solamente tiene que dar cuentas al rey (al menos, antiguamente, cuando había rey) y tiene que informarle sobre todos los asuntos relacionados con el templo. Esta tradición empezó en el siglo VIII, a través del sabio Shankaracharya, que buscaba la unificación de los estados de Bharatam y con el objetivo de fomentar el intercambio cultural.

Cabe recordar que el templo Pashupatinath sufrió en parte el famoso terremoto de Nepal, si bien ha sobrevivido en buenas condiciones.

Artículos relacionados: Curiosidades de la vida

«El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía»Pitágoras

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.