chakras transpersonalesCuando parecía que todo estaba dominado nos salen con estas… ¿5 chakras más?…

Sí, esa es la gracia de la Vida, que el aprendizaje no se acaba nunca, que la evolución no debe cesar, venimos a gozar, cierto, pero el Gozo Supremo pasa por seguir evolucionando. Para descansar siempre nos quedará el sepulcro…

Es cierto que es vital mantener nuestro sistema de chakras conocido (el de los 7 más famosos) limpito y activo, pero nosotros, buscadores incansables que hemos decidido encarnar en este tiempo tan especial, queremos más… venimos a por más…

Y de la misma forma que no sé qué fue primero, si el huevo o la gallina, y francamente me importa bien poco, no sabría decir cómo funciona exactamente la ley de causa y efecto o mejor dicho, a menudo no está tan claro cuál es la causa y cuál el efecto.

¿Necesitamos más y por ello se nos entrega, asumiendo la frase bíblica “pedid y se os dará”? ¿O quizá descubrimos la necesidad porque ya hay algo que exige ser descubierto? Pues tampoco importa demasiado porque de ambas maneras nuestras necesidades siempre pueden ser satisfechas.

Así en esta necesidad de una conexión más profunda que la que nos ofrece el sistema de 7 chakras principales más los secundarios, aparecen 5 chakras más que nos posibilitan un salto dimensional más profundo y luminoso, veamóslos.

Tus cinco chakras transpersonales

Empezaré de abajo a arriba.

Nuestro sistema energético no termina en el chakra raíz, ni en los secundarios asociados a él situados en las plantas de los pies.

Aproximadamente a 15 cms por debajo de nuestros pies encontramos el Chakra estrella de la Tierra.

Este chakra es de vital importancia porque es el único que nos permite anclar nuestro cuerpo de luz a la madre Tierra.

Formando un triángulo con los chakras de los pies canaliza la energía espiritual y la deposita en la Tierra y paralelamente nos permite extraer la energía divina que emana de esta.

Necesitamos tener activado este chakra para poder mantenernos en tierra mientras avanzamos en nuestro camino espiritual.

Los cristales asociados a este chakra son: Cuarzo ahumado para protegerlo y energetizarlo, Prasiolita para fortalecer el ancla de luz y Hematites para activarlo.

Meditación de activación: El lugar más indicado para realizarla es la montaña o en su defecto cualquier espacio natural tranquilo.

Cuando estés preparado debes buscar dentro de ti la emoción de paz y tranquilidad, siéntela, deja que recorra todo tu ser y sonríe.

Una vez que estés asociado con esa sensación de alegría serena empieza a caminar, con paso firme golpeando rítmicamente con tu brazo en tu muslo.

La secuencia sería así, paso con el pie izquierdo acompañado de palmada en muslo izquierdo con la mano izquierda, paso con el pie derecho acompañado de palmada en muslo derecho con la mano derecha…

En cada paso, enérgico, estás viviendo un episodio del pasado, no importa si viene a tu mente consciente o no, sólo es necesario que pongas la intención de que así es.

Es importante que sea algo vigoroso, que te canses, y una vez cansado y pletórico eleva tus brazos al cielo, abraza el cosmos, siéntete parte de él y siente su abrigo.

Respira profundamente varias veces y centra tu atención bajo tus pies, siente como a 15 centímetros se activa una luminosa estrella creciendo en esa sensación de plenitud y conexión.

La Estrella del Núcleo o también llamado Tan-Tien, está situada detrás del ombligo y es un centro energético donde se encuentra nuestra esencia Divina, nuestro YO Verdadero, quien realmente somos. Es imprescindible activarlo para alcanzar nuestra propia maestría.

Los cristales que sintonizan con este chakra son el Citrino, el ágata de fuego, y la piedra Sol.

Meditación de Activación: Empieza a respirar de forma tranquila, con los ojos cerrados, llenándote de una sensación de placentera paz, cuando te hayas relajado lo suficiente visualiza una flor de loto blanca que se abre y activa a la altura de tu ombligo.

Cuanto más tranquilos, más se abre la flor llenándonos de paz y tranquilidad y de la sensación de que todo está en orden en nuestras vidas.

Chakra Causal. Localizado aproximadamente a 10 centímetros por detrás de nuestro chakra corona.

Este chakra nos permite integrar los pensamientos sutiles, nos permite armonizar nuestra mente pragmática con la sabiduría espiritual que se haya disponible para nosotros.

La Cianita es la piedra recomendada para su activación, así como la práctica de la meditación y del silencio.

La Estrella del Alma. Situada a 15 centímetros por encima de nuestra cabeza, forma un tándem con la estrella de la tierra.

Hace de «puente» entre lo físico y lo espiritual, entre el Todo y la Individualidad, entre el cielo y la tierra.  Tiene como función filtrar las Energías Divinas para poder integrarlas en el nivel anímico de nuestro SER y formar el cuerpo de Luz, pudiendo así manifestar en la vida terrenal nuestra Misión Divina.

Por ello es muy importante tener activada la Estrella de la Tierra, para no “volar” con esta energía tan sutil.

Este chakra nos permite sentirnos uno con nuestra Alma y la activamos por medio de meditaciones avanzadas o ritos iniciáticos.

La piedra que conecta con este chakra es la Selenita.

La Puerta de las Estrellas, situada a unos 30 centímetros por encima de la cabeza representa la unidad con el espíritu, activarla es encontrar el verdadero sentimiento de unidad con todo lo que es. La llave del YO SOY.

Para activar este chakra contamos con la energía divina que proviene del espíritu y con nuestra voluntad de alcanzar la Verdad, el propósito y la misión de nuestra alma.

El mineral adecuado para trabajar con él es la Calcita.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.