El efecto de las etiquetas sociales

1
1567

JuzgarHola caminantes, aquí estoy de nuevo para compartir unas reflexiones en voz alta. Hoy quería centrarme en los juicios que vamos emitiendo y desperdigando sobre los compañer@s del camino, y que al final se vuelven contra nosotros, llenándonos de prejuicios y envenenado nuestra verdadera naturaleza de amor, alejándonos de la dicha y la plenitud.

Es fundamental conocer y entender que no somos jueces de nada ni de nadie, ni siquiera de nosotros mismos.

No debemos tomarnos esa libertad, no nos corresponde, nadie nos la ha otorgado, evitemos ser tan osados de ir sentenciando a las personas de mi alrededor en base a mi visión parcial de la realidad, pues a lo que yo tengo acceso es a un trocito de la verdad y debemos ser prudentes porque no vemos la totalidad.

Mi visión es parcial y limitada, es relativa así que… por lo menos, hasta alcanzar niveles superiores de consciencia, donde ya la crítica destructiva no tiene cabida, pues se acepta a cada uno tal y como es, con sus aciertos y errores, eso se llama amor incondicional. Dejemos a los jueces para la justicia terrenal…

Evitemos a toda costa frases como… “eres un…” y cambiémosla por “este acto que has realizado…”, o “este comportamiento creo que…” pues al decir “eres…” estamos sentenciando y ese derecho no nos corresponde.

Además, lo más probable es que estemos equivocados, pues probablemente no nos hemos puesto en la piel de esa persona, en sus zapatos, desconocemos sus experiencias, aprendizajes y vivencias, particulares y únicos.

¡Qué diferente lo veríamos si nos pusiéramos en su lugar!

Eso se llama empatía y requiere humildad y compasión, hijas del amor…  sin las cuales no podemos llegar a puntos de encuentro y entendimiento, donde la magia fluye y desde donde es posible compartir el conocimiento, entendimiento y el amor sanando y creando.

Requiere de apertura mental, de ser permeables a lo que venga, de fluir… por eso las etiquetas son peligrosas porque ponen verjas, alambradas y muros, compartimentalizando los pensamientos y sentimientos y separándonos de nuestro compañeros del camino. Amig@s, seamos coherentes y antes de señalar, asegurémonos de tener las manos limpias.

Cada vez que sentenciamos a otra persona colocándole una etiqueta nos estamos encadenando a nosotros mismos, pues lo que dices y haces, te será devuelto, la vida es como un boomerang

EtiquetaSeamos prudentes a la hora de colocar rótulos, pues aunque son necesarios en este mundo en el que vivimos, no así las sentencias. Además una vez colocados, quedan fijados en la memoria, estáticos e inamovibles, separando y aislando, ya no veremos más allá, quedando prisioneros de nuestro pasado, no dejando que lo nuevo entre, y es en lo desconocido y en el “aquí y ahora” donde reside la verdadera libertad, pues el pasado ya no existe, simplemente se fue…

No nos apeguemos a ello. Ni al futuro tampoco, que ya vendrá. Archivar y clasificar es fácil, mas cambiar esos clichés cuando han sido grabados equivocadamente es mucho más complejo, por eso cuidado con lo que archivamos en la memoria, asegúrate que sea de calidad superior.

Aprendamos a mirar a nuestro compañer@s con inocencia, pensando que lo hacen lo mejor que pueden, aunque esto que no les exima de su deber de seguir avanzando, progresando y elevando con esfuerzo, sacrificio y disciplina… que al final se convierten en nuestros mejores aliados…

Artículos relacionados: Conciencia y realidad

raquelblanco

 

Información sobre Raquel aquí: Raquel Blanco Coca

1 COMENTARIO

  1. Bellisimo articulo lleno de sabiduría, si todos los seres lo practicáramos le daríamos un respiro a el planeta, nada nos cuesta tomar un minuto para ponernos en el lugar de la otra persona para sentir lo que siente esa persona cuando hablamos de el o ella. Es tan hermoso estar en paz que vale la pena dejar de señalar a otros y concentrarnos en nosotros mismos para llegar a nuestra meta principal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.