Feng Shui como armonizador de tu entorno y tu vida

0
3264

Feng Shui

Conocida como la geomancia china en Occidente, la palabra Feng Shui quiere decir ‘viento y agua‘ y su filosofía se encuentra reflejada en el libro de los sepulcros, ‘Zhabg Shu’.

Esta ciencia estudia el flujo que la energía tiene en el paisaje. De él se extrae cómo la energía afecta, de manera positiva o negativa en las viviendas, en base a cómo se encuentren colocadas las cosas y la energía de ese lugar. También cómo esa energía influye en las personas que viven en esa casa.

Por esta razón, gracias al Feng Shui podemos mejorar aspectos de nuestra vida relacionados con las vivencias del hogar, el trabajo, el amor o la salud, entre otros espacios importantes de nuestra vida.

Pero, ¿de qué manera se puede conseguir ese equilibrio entre la energía y el paisaje?

Ese es el objetivo que hoy centra este artículo. Para comenzar, explicaremos qué es, de forma más extensa el Feng Shui, para posteriormente hablar de cómo puede influir este en nuestra vida diaria.

Feng shui: historia y filosofía

Si bien es cierto que la práctica de esta ciencia es relativamente nueva en Occidente, lo cierto es que cuenta con más de 4.000 años de vida. Tal es la importancia de la misma en su país de origen, China, que en algunos momentos de la historia de este país se trató incluso de una cuestión de Estado.

Mucho antes de esto, también se dice que si la antigua China pudo desarrollarse a lo largo del río Amarillo fue gracias a la observación que los ancianos, los más sabios, hacían de la naturaleza y sus ciclos, aplicando ya las primeras nociones del Feng Shui.

De este modo, los habitantes cercanos al río nunca tuvieron que sufrir ninguna consecuencia por las salidas del río. Por tanto, podemos decir que la historia del Feng Shui, es también parte de la historia del país oriental.

Características de esta ciencia

Basado en las corrientes filosóficas del Taoísmo y del Confucionismo, el Feng Shui, como decíamos al comienzo de este artículo, se basa en la energía de la naturaleza (el Chi), que es esencial para el buen funcionamiento del universo y de la cual podemos carecer o no. Por esta razón, es importante que el Chi se concentre en nuestros sitios de convivencia y que no se disperse. Para el correcto manejo de esa energía, el agua y el viento son esenciales.

Esa energía (la del universo, el cosmos o la naturaleza) se basa en 5 elementos: el agua, la tierra, el fuego, el metal y la madera. Pero no sólo esto: tampoco nos olvidamos del Yin Yang, que es el símbolo más antiguo de China y que representa el perfecto equilibrio entre el principio de dualidad y que fundamenta la base del Feng Shui, desde la observación del paisaje, hasta la ubicación del agua.

Y, ¿Cómo podemos aplicarlo?

Y ahora que ya conocemos un poco más lo que es el Feng Shui, vamos a pasar a ver cómo podemos aplicarlo, en primer lugar, en nuestra casa, el lugar donde vivimos para, posteriormente, poder aplicarlo a otros aspectos de nuestra vida.

Aplicar Feng shui en el hogar

El Feng Shui entiende que la casa se divide en diferentes partes y, en base a esto, la repartición del mobiliario también es diferente. Así, distinguiremos los siguientes espacios y distribución:

La entrada o recibidor: se recomienda una planta baja en la puerta, no recargar la entrada, que los elementos que haya tengan formas redondeadas y sean de una madera agradable. Los colores deben ser suaves y si colocamos una planta fresca a la entrada, ésta aumentará nuestra energía.

Sala: en caso de que tengas salón comedor, lo mejor es que pongas un biombo para separar ambas partes. Una vez hayas hecho esto has de tener en cuenta varios aspectos: el sofá, deberá quedar de modo que tú tengas el biombo como respaldo, además, cuando te sientas, lo primero que ves es mejor que sea un aparato de música o unos libros, más que la televisión.

Por otro lado, es mejor no emplear colores estridentes y que las paredes estén lo más limpias posibles. Del mismo modo, también se aconseja emplear armarios en lugar de baldas y distribuir el peso de la siguiente manera: arriba lo pesado, abajo lo ligero. Por último, en cuanto a la luz, lo mejor es que sea natural y cuando tenga que ser artificial, que sea lo más relajada posible. Ese es el objetivo del salón y así debe ser su energía.

Aplicar Feng shui en el trabajo

Con el fin de mejorar la tarea a realizar y el resultado de la misma, la ciencia del Feng Shui nos dice que debemos distribuir el espacio de trabajo con los siguientes consejos:

La mesa: debe ser amplia y, a ser posible, que las puntas sean redondeadas. Sobre la misma, no poner baldas, para que no dé sensación de agobio. Colocar sobre el escritorio una pequeña figura artística activa la energía.

Alfombras: si las hubiera, poner una planta encima.

Elementos elaborados con partes de la naturaleza (madera, piel, etc), que estén cerca de una fuente o de una pecera.

Aparatos electrónicos: contrarrestar su energía con plantas naturales.La silla: debe tener un respaldo alto que nos tape la espalda y si podemos tener un mueble o una pared detrás, que nos proteja, mejor que mejor.

Aplicar Feng shui para atraer el amor

En este caso, al igual que en el de la casa o la oficina, también influye sobremanera la forma en la que ordenemos el espacio en el que vivimos. Por eso, el Feng Shui propone que tomemos los siguientes medidas:

Crear un espacio acogedor, en el que podrían vivir dos personas: aunque no tengas pareja, si te imaginas que la tienes y adaptas un espacio para ello, la energía fluirá en este sentido. Esto no sólo supone que haya lugar para esta persona, sino que cuando la misma vaya a tu casa, la encuentre acogedora y despierte la pasión en él/ella.

Decorar con artículos de color rojo: porque atraen al amor.

Colocar en el sur este de la casa flores amarillas que se cambiarán todos los días.

Colocar en una pared de la zona oeste de la casa las cualidades que queremos que tenga nuestra futura pareja.

Colocar por toda la casa objetos pares y fotos de parejas.

Mantener el orden y la limpieza, para que el Feng Shui no se estanque.

En conclusión el Feng Shui tiene la capacidad de ofrecernos la sabiduría y el poder de llenar de la energía creativa del universo todos los espacios en donde vivimos y trabajamos. El objetivo es lograr la armonía y belleza en una vida equilibrada y conseguir así todo el éxito, la mejor salud y la abundancia.

 

La armonía de los colores debe fundarse únicamente en el principio del contacto adecuado con el alma humana, es decir, en lo que llamaremos el principio de la necesidad interior- Wassily Kandinski

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.